NG Noticias

¿Por qué las historias de Disney te manipulan?, la teoría lo explica

¿Por qué las historias de Disney te manipulan?, la teoría lo explica
diciembre 15
12:41 2016
  • Especialistas coinciden en que la industria de Disney es sólo una medio de alienación capitalista con fin de transmitir ideologías burguesas.

Mickey el líder de todos, Goofy el más simpático, Blanca Nieves la princesa más odiada, el príncipe azul aquél con el quesoñamos para vivir un “felices para siempre”, el genio ese amigo que todos quisiéramos en las buenas y en las malas, Dumbo, Bambi, Simba, Balú, Maléfica, Aladino, Pinocho, los Aristogatos y Cruella de Vil.

Sin duda todos crecimos con los emblemáticos personajes de una de las compañías más grandes e importantes de todos los tiempos. Pero, ¿Disney sólo tiene como objetivo crear experiencias mágicas de entretenimiento para todas las familias? ¿Qué hay de toda la ideología detrás de historias magníficas que nos presenta?, ¿qué hay detrás de esos personajes que nos enseñan de amistad, valor, confianza y valentía?

Según Armand Mattelart y Ariel Dorfman, la industria de Disney es sólo una medio de alienación capitalista para transmitir una ideología de la burguesía dominante. Con esto, aseguran, intenta mermar los espíritus combativos para mostrarle a los niños que necesitan soñar para salir de la realidad. Aunque con una tesis sumamente marxista, los autores justifican con firmeza sus argumentos y demuestran que tal vez Disney no es lo que siempre habíamos soñado.

El primer punto que Disney muestra es el American Way of Life para el resto del mundo. Mickey es el representante de esa vida de ensueño. Con un perro, su novia Minnie, un auto y su hogar, son el mejor ejemplo de cómo debería ser la vida de ensueño. Aquella que se logra en un país destinado a la grandeza: Estados Unidos, ningún otro.

Los roles se dan con base en prototipos y estereotipos, así los personajes de Disney siempre se desarrollan de acuerdo con los roles de género.

Los niños razonan con madurez adulta y los adultos nunca se equivocan. Tal es el caso de Hugo, Paco y Luis, aquellos que hacen travesuras, escalan y son astutos, incluso más que su tío.

La mujer es símbolo de belleza y a través de la seducción adquiere poder. Todas ellas olvidan su posición de compañeras solidarias para cambiarla por la de aquella que busca… un hombre, una meta, un camino. Es esa mujer la que decide comer una manzana envenenada pero por otro lado, hace el quehacer vehementemente. La que se pincha con una rueca como hipnotizada y sin poder de decisión; la que es encerrada y obligada a no ir a la fiesta para después sólo ser rescatada por un ser mágico que le resuelve la vida. Todas, incluso los animales hembra, son hipersexualizadas: tienen el cabello largo, son delgadas y así, se crea un ideal de belleza en la sociedad.

Los hombres son guapos, ricos, encantadores y siempre intentan rescatar a la dama en peligro.

Los buenos se caracterizan por aceptar su destino entre la inocencia y el conformismo. Los malos anhelan una vida distinta mientras y se interponen a la realeza, a aquellos que están a cargo, a los que tienen el control de la manada, el imperio o simplemente, los protagonistas de la cinta. Los malos son la fuerza conflictiva, pero sólo existen para legitimar que la riqueza debe ser del bueno.

Por otro lado, en una escena de Peter Pan nos recuerdan al macartismo en un enfrentamiento entre Garfio y el protagonista. En esa época en la que todo acto comunista estaba prohibido, el antagonista sostiene siempre esa hoz que nos recuerda a la Unión Soviética.

Disney de pronto se convierte en la marca que todos desean consumir porque representa la epítome de la inocencia. Representa algo en lo que los demás pueden creer, es niñez, magia y felicidad. Se ha convertido en la marca por excelencia para cambiar y moldear los valores de nuestra sociedad.

Las cintas llegan a los niños a través de sus padres, las personas en las que confían y así, los niños adoptan a las películas como productos educativos indiscutibles. Al menos así lo señala la investigadora y socióloga argentina Alejandra Martínez. Una cinta de Disney se convierte en un productor que afianza estereotipos. La mujer debe ser bella y encantadora para merecer la felicidad. La idea de una recompensa se da a través del matrimonio y amor eterno. El hombre suministra recursos y protege a su pareja.

Ni las nuevas princesas se salvan ( sólo tal vez sólo a Mérida de “Brave”). En cambio, Rapunzel se defiende con un sartén intentando reproducir los estereotipos nuevamente. En Frozen, sus poderes la convierten en una persona solitaria porque ningún hombre se puede equiparar y es su maldición del poder femenino. Y en la Princesa y el sapo, Tiana, quien en realidad no es una princesa, sólo puede cumplir sus sueños después de disfrazarse como una y así conocer al amor de su vida.

Disney enaltece valores conformistas y sirve a intereses privados, la culpa no es de ellos ni nuestra. Simplemente ocurre que en un sistema capitalista donde todo está dado, es difícil salir de él para comenzar a ver las cosas de manera distinta.

Fuente: Cultura Colectiva

About Author

NG noticias

NG noticias

Artículos relacionados

0 Comentarios

¡No hay comentarios aún!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Síguenos

RSS

El Gobierno capitalino prometió que la MB-7 empezaría a operar este año, pero el director del Metrob [...]

La autorización para instalar la termovalizadora en terrenos de Texcoco y el Bordo Poniente aún no h [...]

Para erradicar corrupción en verificentros, es necesario que otros estados también actualicen sus si [...]

Patinadores de México y Canadá danzarán este fin de semana sobre la pista de hielo del Zócalo para p [...]

Las nuevas banquetas de Insurgentes han sido bien recibidas por peatones, pero se duplicó la publici [...]

Clima

Puebla de Zaragoza
9°
cielo claro
Humedad: 70%
Viento: 1m/s NNO
Máx: 19 • Mín: 19
18°
Sab
19°
Dom
21°
Lun
22°
Mar
Weather from OpenWeatherMap