NG Noticias

Los Conjurados

Los Conjurados
diciembre 18
18:50 2016

RMV vs. Eduardo Rivera ¿la última batalla de la ultraderecha?

Erika Rivero Almazán

Eduardo Rivera Pérez vuelve a los titulares.

El excalcalde que casi no ponía un pie en la ciudad que gobernó, ahora es motivo de escándalo público, mediático, político y social.

Que ahora con la intervención del presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya y de Margarita Zavala, ya tomó dimensiones nacionales.

El Congreso del estado consideró que no solventó su cuenta pública del 2013, y que le faltaron de comprobar nada más que 411 millones 698 mil pesos, por lo que se le inició un procedimiento de inicio de responsabilidades por daño patrimonial.

Por supuesto que esto es una estocada a la ultraderecha panista, ya que Rivera representa el último reducto del Yunque en Puebla.

Y esta estocada dio justo en donde más duele: la honorabilidad, la rectitud, la honradez y las buenas costumbres del panista tradicional.

Al saber la noticia, de inmediato, el exalcalde se presentó en el zócalo de la ciudad, junto a su esposa y su equipo de trabajo, para dar una rueda de prensa: ahí dijo ser víctima de una persecución y represión política.

Al poco tiempo, Pablo Rodríguez Regordosa y Jorge Aguilar Chedraui expusieron en su cuenta de twitter que no politizara ni se hiciera la víctima y que mejor cumpliera con la ley y solventara todas sus observaciones.

A los dos días, Ricardo Anaya y Margarita Zavala, los adversarios en la contienda interna del PAN por la candidatura a la presidencia de la República, hacen público su respaldo al alcalde poblano.

El show estaba completo.

¿Por qué ambas partes, morenovallistas y yunquistas, no se sentaron a negociar, a llegar a acuerdos para evitar este escándalo?

¿Rivera Pérez es víctima de un acto de represión y persecución política porque representa una amenaza para el proyecto político del gobernador?

¿En serio?, ¿de qué manera representaría una amenaza, cuando el ADN de Acción Nacional pertenece al morenovallismo en pleno?

¿Por qué Eduardo Rivera, al igual que otros 40 alcaldes que fueron amonestados en su momento para que solventaran sus cuentas públicas, no acudió a resolver su problema en tiempo y forma, como sí lo hicieron el resto de los presidentes municipales (a excepción del caso Tehuacán)?

¿Fue orgullo del exalcalde, una desobediencia intencionada?

¿Se trata de una revancha del gobernador para encaminar a la oveja negra?

Esta historia no puede verse bajo el matiz de negro o blanco.

Ni de verdugo y víctima.

Sobre todo porque el conflicto raíz es otro, y lleva más de un sexenio incubándose: la debacle de la ultraderecha poblana.

Y la consecuencia inmediata repercute en el PAN y su transformación paulatina, pero actualmente, total.

Las dirigencias, los consejeros, los comités, todos los órganos e infraestructura del panismo local son morenovallistas, incluyendo a la propia esposa del gobernador, Martha Erika Alonso, como secretaria general y operadora política al interior del estado.

Eduardo Rivera Pérez representa la última pieza de la ultraderecha poblana, aquella poderosa Organización que tomó a Acción Nacional como bandera para influir en la política.

Sus luchas electorales eran apasionadas, entregadas, pero al final, testimoniales. Jamás ganaban. Lo sabían desde el principio. Fieles soldados que se prestaban a la denuncia de la corrupción, porque “el que obedece no se equivoca”. Muchos fueron sus guerreros: el empresario Ricardo Villa Escalera, Francisco Fraile García, Ana Teresa Aranda, entre muchos otros.

Perdían en las urnas, pero siempre ganaban en las negociaciones con el poder, entonces en manos del PRI, ya sea con firmas de jugosos convenios con sus constructoras, empresas proveedores de servicios, puestos en el gobierno, plazas en la burocracia y hasta uno que otro cargo público gracias a las plurinominales.

Hasta que por fin ganaron.

Por primera vez la alcaldía con Gabriel Hinojosa Rivero y por segunda con Luis Paredes Moctezuma.

Fue ahí en donde el Yunque dio un manotazo en la mesa: no se trataba de ganar, sino de negociar.

Porque ejercer el poder político, esa, es otra historia.

El Yunque lo supo de primera mano con Paredes Moctezuma, cuya ambición, método y planeación superó por mucho la escueta estrategia de la ultraderecha. Por eso ganó la elección interna a la alcaldía y después la presidencia municipal.

Cuando intentó ir por la gubernatura, se encontró con un Yunque dispuesto a negociar con el propio Mario Marín para impedir su paso.

Y así fue.

El propio Eduardo Rivera, entonces líder del Congreso, fue el primero en votar a favor de una sanción administrativa en contra de Luis Paredes y frenar sus aspiraciones políticas tomando como dique sus cuentas públicas del 2002. Fue así como el PAN, el propio partido de Paredes no sólo lo dejó solo, sino que hizo todo lo posible para defenestrarlo, en alianza con el gobierno de Mario Marín.

Fue también Eduardo Rivera quien, al lado de varios panistas, firmó una carta pública en la que pedían perdón a los poblanos por el gobierno paredista y exigían su expulsión del partido.

Es decir, lo mismo que está viviendo en carne propia Eduardo Rivera, se lo hizo a su antecesor, Luis Paredes quien comentó a cerca de las cuentas públicas: “Su cuenta pública por el ejercicio 2002 no fue aprobada, pero es de señalarse que tampoco fue reprobada. Ese es el método mediante el cual la clase política somete a quienes no operan según sus usos y costumbres. Lo que se juzga en las cuentas públicas no es el uso que se dé al erario, sino el comportamiento político del funcionario en cuestión”.

Tuvieron que pasar casi un sexenio para que otra voz se alzara y denunciara no sólo la forma de actuar de la ultraderecha, sino algo más grave: la división del Yunque.

Un grupo de panistas, siempre fieles a la ultraderecha, ya no comulgaban con la doctrina yunquista, y vieron con la llegada de Rafael Moreno Valle, una forma distinta de participar en la política, pero sobre todo, la verdadera posibilidad de ganar elecciones.

En abril del 2009 entrevisté al senador Ángel Alonso Díaz Caneja para Milenio Puebla.

Por sus más de 25 años de militancia (en ése momento), haber sido presidente del Comité Estatal, además de haber ocupado casi todos los cargos partidistas, sus señalamientos dejaron un antecedente de la radiografía de las entrañas del partido. En ese entonces su pronóstico para la elección federal del 5 de julio del 2009, a casi 70 días, no fue halagüeño: “estamos divididos por un dirigente que hace marranadas: Rafael Micalco, Eduardo Rivera y ‘sus secuaces’ entregarán pésimas cuentas porque no se está trabajando, no hay liderazgo, ni método, ni organización y te puedo demostrar que numéricamente hemos descendido en la cantidad de comités, delegaciones y comisiones panistas en el estado. Además, hay una enorme ineficiencia administrativa que impide que los recursos ‘bajen’ a las estructuras, o ‘suban’ a las dirigencias. Rafael Micalco y Eduardo Rivera tienen secuestrado al partido, son unos ‘marranos’ y por tanto, ‘hacen puras marranadas’ como cooptar a los miembros, manipular procesos internos y romper convenciones con el propósito de seguir imponiendo candidatos ‘maletas’. Nosotros propusimos una reconciliación, pero para ellos un acuerdo es que nos pongamos a trabajar para quedarse ellos con las candidaturas. Por eso sigue la desunión. 

“Por eso, desde este momento, me sumo a la campaña de Rafael Moreno Valle, porque prefiero a un político pragmático, con visión y hambre de triunfo, a unos que hacen marranadas, son incongruente y traicionan los principios dogmáticos de Acción Nacional”.

Fue así como nació el morenovallismo en las entrañas mismas de Acción Nacional.

About Author

NG noticias

NG noticias

Artículos relacionados

0 Comentarios

¡No hay comentarios aún!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Deja un comentario

Síguenos

Síguenos en Twitter

RSS

El presidente del PRI CDMX dijo que hacer una votación de militantes para definir candidato es cara [...]

Vecinos hicieron una clausura simbólica del High Park Sur, una torre departamental de 32 pisos, como [...]

Vecinos de calle Morena, quienes acusaron que ninguna autoridad verificaba la seguridad de sus inmue [...]

Autoridades incautaron anoche ropa y calzado pirata en seis locales de Tepito, los cuales fueron cla [...]

Locatarios en Zona Rosa han tenido que cerrar sus negocios porque están dentro del perímetro del edi [...]

Clima

Puebla de Zaragoza
10°
lluvia ligera
Humedad: 73%
Viento: 1m/s N
Máx: 10 • Mín: 6
17°
Lun
20°
Mar
20°
Mie
20°
Jue
22°
Vie
Weather from OpenWeatherMap