Burocracia eleva costos de la reconstrucción tras el 19-S

0
177
Tras el sismo del 19-S, en San Nicolás Tolentino algunas de las casas de adobe que se han levantado están semiconstruidas, aunque con deficiencias en su estructura.

Tras el sismo del 19-S, en San Nicolás Tolentino algunas de las casas de adobe que se han levantado están semiconstruidas, aunque con deficiencias en su estructura.

Erick Almanza Ferrer

(Parte 3)

El discurso oficial pronunciado en el mes de agosto por el gobernador Antonio Gali Fayad apuntó a que al cumplirse un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, la reconstrucción de viviendas, escuelas e inmuebles de salud dañados esté al 100 por ciento, pero la realidad dista de ello en las zonas alejadas, las que pocos ven.

En San Nicolás Tolentino algunas de las casas de adobe que se han levantado están semiconstruidas, aunque con deficiencias en su estructura y carentes de servicios, otras apenas tienen levantados algunos muros, con una conclusión lejana.

Los vecinos del lugar señalan que el problema ha sido que el recurso apenas se les entregó hace algunos meses, lo cual aletargó el proceso, pero además sumó otra complicación pues el costo de los materiales se elevó.

Otro de lo afectados, Silvano Sánchez Castillo, indica “hace un año yo andaba fuera y lamentable cuando llegué a mi casa estaba derrumbada (…) no hubo heridos pero todo el mobiliario se destruyó, quedamos sin nada, después de un largo de tiempo hubo apoyo por parte del gobierno pero fue insuficiente, nos dieron 120 mil pesos, aparte de que ya le invertimos todavía falta“.

Este tipo de historias se repiten entre los habitantes

Odilón Ramírez Beltrán relata en este sentido “el sismo lo pasamos muy mal y quedamos absolutamente en la calle porque nos tumbó nuestra casita, sí han llegado apoyos del gobierno pero no ha sido suficiente”

Teresa Fuentes Márquez por su parte rememora el suceso del trágico 19 de septiembre, “nos apanicamos toditas porque de momento vimos perder todo, porque nos quedamos sin nada. Nos quedamos viviendo bajo lonas, estaba el aguacerazo bien fuerte, nos mandaron material para improvisar y no estar en la intemperie,. Llegó apoyo del Fonden (…) no me alcanzó, fueron 90 mil pesos en material y 30 en mano de obra, pero requiero por lo menos el doble”.

En este sentido Lucía Cruz Bello Rivera, señala que aunque en su casa u está casi terminada, la premura de la construcción ha dejado vicios ocultos que ha hecho que el riesgo de un derrumbe se mantenga latente, principalmente porque las lluvias han ablandado los materiales, “pasamos feo lo del temblor porque al otro día estuvo lloviendo y estuvimos durmiendo bajo una lona, las personas nos estuvieron ayudando a sacar las cosas que estaban adentro. A la casa le faltan muchas cosas pero lo que más preocupa es que puedan vencerse los muros pues están saturados de humedad”, afirmó.

Por su parte Luz María Soriano Vázquez, habitante de la población desde hace años, agrega “yo estaba en la escuela había ido por mi niña cuando sucedió el sismo, cuando regreamos miramos todo lo que se había caído, fue pérdida total, no tiene mucho que me terminé lo de la tarjeta que me dieron por 90 mil pesos, pero la casa no se ha podido terminar”.

Más entregas de Reporte NG:

Damnificados en el olvido, a un año de la tragedia

Censos erróneos tras el 19-S, la marca del gobierno

Deja un comentario