Candidatos enfermos de debatitis

0
63
  • Hoy todos los candidatos piden debates pero pocos aportan realmente para la realización de los mismos, pues no están dispuesto a aportar recursos para su realización.

Erick Almanza Ferrer

A poco más de una semana de iniciadas las campañas electorales para el proceso local y a más de un mes de que arrancó el proceso federal, los candidatos de las distintos partidos políticos han puesto en la mesa de las estrategias para ganar adeptos, el solicitar debates con sus rivales.

Los menos ambiciosos pugnan sólo por un debate, los demás buscan hasta tres de estos ejercicios que, en teoría, permitirían confrontar ideas y proyectos, pero que en la realidad buscan ser una plataforma para los ataques al puntero, tratando de desbancarlo de la primera posición.

No obstante, este tema ofrece muchas aristas que muestran que no existe un interés real en confrontar propuestas y ni siquiera en tener los propios debates, y que simplemente se trata de una herramienta más de relaciones públicas para posicionar la imagen de quienes buscan el voto popular.

1. El financiamiento

Estas elecciones son concurrentes y ello permite observar abismales diferencias entre los propios órganos electorales. Por un lado el Instituto Nacional Electoral (INE) ya anunció que realizará dos debates entre candidatos al senado y que se realizan las gestiones para que no tengan costo para el órgano electoral ni para los candidatos; en contraste, el Instituto Electoral del Estado (IEE), sólo realizará un debate entre candidatos al gobierno del Estado para el cual se destinará un millón de pesos.

Los órganos electorales han referido que si se desean más debates pueden ser financiados por las prerrogativas de los partidos políticos, ante lo cual se dio un NO generalizado de los mismos.

2. Proactividad de organización partidista

Ante la carga de trabajo de los órganos electorales para realizar más debates, los mismos han señalado que los propios partidos políticos pueden buscar con universidades u organizaciones civiles, la realización de este tipo de ejercicios en los cuales los institutos electorales solamente supervisarían que se cumpliera con el principio de equidad, es decir, que todos los candidatos a un cargo fueran invitados. Sin embargo, los partidos y los candidatos , incluso los que piden más de uno de estos actos, han hecho poco o nada en esta materia, por lo cual la organización ha surgido de la propia sociedad, teniendo la opción de un debate en universidades para candidatos al gobierno municipal, y un foro (que en esencia no sería un debate como tal) organizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para los candidatos al gobierno del Estado.

Continuará

Deja un comentario