CNDH emite recomendación por acoso a mujeres indígenas

0
150
El acoso a mujeres indígenas fue por un médico adscrito a la Unidad Médica Rural 152 del IMSS, ubicada en la Huaxteca, Chichiquilla.

El acoso a mujeres indígenas fue por un médico adscrito a la Unidad Médica Rural 152 del IMSS, ubicada en la Huaxteca, Chichiquilla.

Erick Almanza Ferrer

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación en Puebla ante el hostigamiento y acoso sexual de un médico en contra de dos mujeres indígenas, en el municipio de Chichiquila.

De acuerdo con la Recomendación 26/2018, dirigida al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el caso se trata del acoso en contra de dos mujeres nahuas, por el médico adscrito a la Unidad Médica Rural 152 del IMSS, ubicada en la Huaxteca, Chichiquilla.

Se encontraron elementos de convicción suficientes que acreditan la violación de los derechos fundamentales de las agraviadas; en el primero de los asuntos, según palabras de la víctima, de 21 años, que se desempeñaba como “voluntaria de salud” del Proyecto “IMSS-Prospera” en la UMR152, el médico le hizo de manera constante comentarios, bromas sugestivas, preguntas intrusivas y de índole sexual acerca de su cuerpo y vida privada, lo que le generó temor, además que provocó que dejara de ser voluntaria y de acudir a la clínica.

En el otro caso, la víctima, de 28 años de edad, acudió a consulta prenatal con el médico, quien se opuso insistentemente a que su cuñada la acompañara en la consulta, en la cual le realizó preguntas sobre su historia clínica y le hizo cuestionamientos y comentarios indebidos sobre su vida sexual privada, lo que ocasionó que la agraviada se sintiera intimidada y decidiera no regresar a la clínica hasta el nacimiento de su bebé, lo que ocurrió cuando el médico ya no estaba adscrito a dicha unidad.

La CNDH también encontró los casos de otras dos mujeres que fueron víctimas de violencia sexual y obstétrica por dicho médico; “una, porque en acuerdo con su familia determinó que su hijo naciera en un hospital particular

y al comunicar al médico su decisión éste la atendía de mal humor y no la recibía a tiempo cuando acudía a la cita, quien por cuestiones de tiempo no continuó con el procedimiento. La otra paciente mencionó que en una de sus consultas prenatales el médico la revisó físicamente, ella consideró que no había necesidad y que el tacto fue inadecuado, por lo que posteriormente optó por asistir a las revisiones acompañada. Sin embargo, por medio de un escrito dirigido a personal de este Organismo Nacional señaló que no deseaba continuar su queja, esta decisión ocurrió después de que se llevó a cabo el proceso laboral del IMSS contra el médico, en donde fue interrogada y sin que se le permitiera declarar con relación a los hechos.

Ante ello se solicita que las autoridades de salud identifiquen y combatan aquellas violaciones a derechos humanos de las mujeres víctimas de violencia sexual.

Aquí el comunicado completo: Com_2018_225


Deja un comentario