El Congreso, definitorio para el poder

1
145

Erick Almanza Ferrer

 

(Parte 2)

 

Para Rafael Moreno Valle la joya de la corona es el imponer a su esposa Martha Erika Alonso en la gubernatura, sin embargo, su verdadero coto de poder está en el Congreso local y pocos han prestado atención a tal circunstancia.

Poco se ha profundizado en este particular y de hecho existen pocas mediciones públicas de las preferencias electorales para la renovación del poder legislativo local. En su mayoría las tendencias marcan una elección dividida entre el morenovallismo y los candidatos de Morena.

En realidad existe un particular interés del exgobernador por mantener la mayoría en el poder legislativo pues incluso, en el eventual caso de que fuera insuficiente la operación del día de la elección para que Martha Erika obtuviera la victoria, Moreno Valle requiere el control del Congreso para mantener el poder y tener “a raya” a los presidentes municipales, de forma que pudiera mantener una estructura que le permitiera operar para que en seis años busque la candidatura para ser Presidente de la República.

Evidentemente el escenario óptimo y que busca Moreno Valle es ganar todo, pero están preparados para ese plan b, en el que, aunque pierda su esposa, no pierden el poder pues incluso tendrían sujeto a Luis Miguel Barbosa (en caso de que ganara) tanto con el presupuesto, como con el freno a sus iniciativas y posteriormente con el uso de sus cuentas públicas como garrote político.

Del caso del municipio pareciera haber un acuerdo para respaldar a Eduardo Rivera Pérez el día de la elección, con la finalidad de que aporte el mayor número de votos posibles en una dupla con Marta Erika Alonso. De ello fue señal clara lo sucedido en el pasado e improvisado debate entre candidatos a la presidencia municipal, en donde los antes detractores del panista se enfocaron ahora a criticar a la candidata de Morena, Claudia Rivera.

Pero la apuesta tampoco es a ciegas, la intención de Rivera Pérez es hacer un buen gobierno para ser reelecto y después contender por la gubernatura; la de Moreno Valle simplemente es no dejarlo y para ello nuevamente lo tendrán contra la pared con sus cuentas públicas.

Como dijimos antes, Moreno Valle nunca apuesta a perder.

 

(Continuará)

1 Comentario

Deja un comentario