El pecado de Martha

0
186
  • El encuentro entre candidatos al gobierno que organizaba la IP y el Consorcio Universitario, quedó cancelado y aunque la gente de MORENA asegura que no participó porque el foro buscaba beneficiar a Martha Erika Alonso de Moreno Valle, la realidad es que la panista actúa con desplantes con los empresarios y universidades privadas, tal y como lo hizo su marido como gobernador.

Erick Almanza Ferrer

(Parte 1)

La negativa de Martha Erika Alonso de acudir al Encuentro con Candidatos Puebla que organizó la Iniciativa Privada, el Consorcio Universitario y el Consejo Ciudadano de Seguridad, fue el principio del fin del trabajo realizado para que se llevara a cabo este ejercicio que serviría de antesala a la confrontación de proyectos de aquellos que buscan llegar a la gubernatura.

Aunque la declinación a la invitación la hizo la panista hasta el viernes 11 de mayo bajo el argumento de que acudiría a la visita del dirigente nacional del PAN, Damián Zepeda, la decisión ya se venía anticipando días antes cuando el propio presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Montiel Solana, anunció que era la única candidata que no había confirmado su participación.

La decisión trajo como efecto la cancelación de los otros dos candidatos morenovallistas, Michel Chaín del Partido Verde y de Víctor Romero Carreto por Nueva Alianza. Ante ello el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia (que encabeza MORENA), Luis Miguel Barbosa, aplicó la fórmula que le ha sido redituable (además del arrastre de la figura de Andrés Manuel López Obrador) que ha sido el decirse víctima del sistema (lo sea o no) acusando que el foro se perfilaba para ser un escenario a modo para que Enrique Doger Guerrero (candidato del PRI) se dedicara a atacarlo para beneficiar a la panista, por lo que decidió no participar mientras no estuviera presente Martha Erika Alonso, lo que terminó por provocar que se cancelara el encuentro.

La gente de MORENA ha acusado extraoficialmente y a través de comunicados, que el CCE operaba para que el foro que organizaron beneficiara a la esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle, de una u otra forma. Sin embargo, en la realidad existe un distanciamiento entre la panista y los empresarios de esta cúpula.

El principal argumento que utiliza la izquierda es que el PAN y los empresarios del CCE siempre han sido cercanos y de hecho el albiazul en su momento fue considerado el partido de los empresarios; sin embargo, esos tiempos terminaron con la llegada de Moreno Valle quien los dejó fuera de la jugada durante su gobierno, quitándoles cualquier injerencia en decisiones del gobierno como fue el deshacer el Consejo para el Desarrollo Comercial, Industria y de Servicios, que tenía voz y voto para definir los proyectos que se financiaban con el Impuesto Sobre la Nómina.

A ello se suma que el organismo empresarial en realidad es cercano al ala más conservadora del PAN, el denominado Yunque. Carlos Montiel Solana, hermano de Pablo Montiel, suplente de Eduardo Rivera Pérez.

Otro tema que apunta a que la decisión de Martha Erika Alonso fue un desaire a los organizadores y no un intento de ayudarla y linchar en un foro a Luis Miguel Barbosa, es que entre los organizadores se encontraban duros detractores del morenovallismo como el rector de la UPAEP (también cercano al Yunque) Emilio José Baños y el rector de la Universidad Iberoamericana, Fernando Fernández Font.

De hecho, tras cancelarse el encuentro el rector de la UPAEP expresó:

Penosamente, se echa por la borda un esfuerzo ciudadano.
Se cancela el Encuentro con Candidatos al Gobierno. Las instituciones convocantes seguiremos proponiendo y exigiendo una verdadera democracia participativa”

Continuará

Deja un comentario