Esencial, aclarar la violencia e irregularidades en la elección: Guillén

0
150
Para el politólogo de la UPAEP, Alejandro Guillén, la prioridad en la revisión de la elección debe ser aclarar las irregularidades, pero sobre todo, los actos violentos.

Para el politólogo de la UPAEP, Alejandro Guillén, la prioridad en la revisión de la elección debe ser aclarar las irregularidades, pero sobre todo, los actos violentos.

Arturo Cravioto

Luego del recuento de la elección a gobernador por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TEPJF), era de esperarse que cada uno de las coaliciones en pugna se proclamara triunfadora del proceso, señaló Alejandro Guillén, tal es el caso del PAN quien consideró que la revisión ratificó el triunfo de su candidata, MARTHA Erika Alonso y de MORENA, el cual a su vez asegura que hay los argumentos para anular el proceso.

Pero, independientemente del recuento de votos y del fallo que den los tribunales, no hay señales del gobierno de Puebla de querer aclarar los hechos violentos que pusieron en riesgo a los poblanos el 1 de Julio, aseveró Guillén Reyes

Señaló que independientemente de que sean partidarios de MORENA o no, a la sociedad debe importarle hasta saber qué pasó, quiénes son los responsables y los autores materiales de las irregularidades y hechos violentos durante la jornada electoral del 1 de julio, “porque hubo heridos y pusieron en riesgo a mucha gente”.

“Ese fatídico 1 de julio, donde, por cierto, yo no veo claridad respecto al gobierno del Estado de querer aclarar qué fue lo que pasó. Olvídese del 3 de Julio, a mí me parece que el 3 se volvió escándalo mediático, pero no es lo esencial. Lo esencial es lo que pasó el 1 de julio, cuando hubo gente armada que entró a 61 casillas a violentarlas a punta de pistola. Para mí, ese es el punto medular que tendrían que estar investigando las autoridades y yo no veo absolutamente nada… porque son violencias ambas, pero el grado de violencia del 1 de julio no se compara con lo que pasó el 3 en el hotel -MM- no es comparable. Ahí hubo gritos, empujones, lo que quieras, pero el 1 de julio pusieron en riesgo la vida de los funcionarios de casilla, de la gente que estaba votando, que asistió con su familia, los abuelitos, los hijos y los pusieron en riesgo éstos criminales”, destacó.

Explicó que el argumento de las autoridades es que cuantitativamente no hay pruebas suficientes como para echar abajo la elección, pues minimizan el hecho de que “solamente” fueron violentadas cerca de 70 casillas, pero indicó que entonces está la causal abstracta, para ver quién fue el responsable de esa violencia en esas casillas, poniendo en riesgo a tanta gente.

Aclaró que el robo de urnas no fue para llevárselas de recuerdo, sino para cometer un delito electoral y ahí es en donde el sistema judicial tendría que unir la parte jurídica, que si bien no da para mucho, con la parte ética-moral que debe existir en el caso, porque aunque esas casillas no sean representativas, “lo que sucedió no se debe repetir jamás, ni en Puebla ni en todo el país y eso sería un mensaje contundente de parte del Tribunal”.

Más entregas de Reporte NG:

Voto por voto exhibe que IEE no hizo su trabajo: politólogo Upaep

Puebla, en el ojo del huracán político por recuento de votos

Deja un comentario