FCE de la BUAP diseña diferencial electrónico para autos eléctricos

0
124

Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) diseñaron un diferencial electrónico para automóviles eléctricos urbanos.

“Típicamente en un vehículo a combustión el control de las ruedas de la tracción se realiza a través de un diferencial mecánico, lo que permite que las llantas cambien de velocidad (una gira a mayor velocidad que otra) y así se evita que el auto se derrape al girar en una curva”, explicó Jesús Manuel Muñoz Pacheco, profesor investigador de esta unidad académica.

Indicó que este tipo de transmisión mecánica no sería eficiente en un vehículo eléctrico, debido a que representaría un peso excesivo y la batería del auto no duraría mucho. “Por ello buscamos soluciones que permitieran reducir el espacio físico y el peso de forma considerable, a través de un sistema completamente electrónico”.

Este diferencial está construido con componentes electrónicos de estado sólido que se pueden acoplar directamente a los motores eléctricos de un vehículo, este hecho aporta grandes ventajas ya que es posible controlar de forma independiente las ruedas del coche y así proveer mecanismos de seguridad al conducir en ambientes complicados como lluvia, arena, nieve, etcétera.

Esta idea surgió a partir de una vigilancia tecnológica realizada en nuestro país, lo que permitió identificar las necesidades que faltaban de cubrir en el mercado, “nos dimos cuenta de que no existe alguna empresa mexicana que fabrique diferenciales electrónicos y es ahí donde encontramos una gran área de oportunidad”.

Por su parte, Fermi Guerrero Castellanos, profesor investigador de la FCE, mencionó que como parte de los componentes del diferencial electrónico, en esta facultad se diseñaron algoritmos de control capaces de recrear las mismas funciones que un diferencial mecánico, pero sin las desventajas relacionadas con el peso y el desgaste.

Gerardo Mino Aguilar, secretario de Investigación y Estudios de Posgrado de la FCE, señaló que este trabajo forma parte del proyecto “Vehículo eléctrico urbano energéticamente eficiente”, financiado por Conacyt, en el que participan dos empresas, una mexicana y una extranjera, así como la Universidad Politécnica de Cataluña, en España, y la BUAP.

Deja un comentario