La fiesta de Martha Erika y el entierro de Barbosa

0
315

Los conjurados

 

Erika Rivero Almazán

 

Mientras Martha Erika Alonso prepara una enorme fiesta para celebrar su triunfo en la Acrópolis este domingo a las 10 de la mañana, MORENA y la gente del candidato Luis Miguel Barbosa ya dio a conocer de manera oficial que suspende su marcha de inconformidad programada a la misma hora.

En la vida no hay casualidades.

Saque usted sus propias conclusiones.

De pronto, tras acaloradas discusiones y declaraciones públicas de los morenistas para defender el voto, el escándalo de la supuesta mapachera del hotel MM y de la organización de una marcha multitudinaria programada  para este domingo a las 10 de la mañana,  a la que por cierto, la meta era rebasar la cifra de los 20 mil participantes que acudieron esa misma noche (del gallito al IEE), de pronto, se hizo un silencio.

Es escenario se vació.

Una luz se apagó.

O más bien muchas.

Y mientras, por el otro lado, en el PAN morenovallistas se montaba otro escenario.

Ese si lleno de luces.

Con entusiasmo.

Con sonrisas.

Con ambiente de festejo.

Propio de una victoria anunciada.

Y fraguada.

Quién sabe desde cuándo.

El requisito era llevar a toda la familia, toditos vestidos con camisa morada, ellos, con mascada morada, ellas.

Y llenar la Acrópolis.

Para que se escuche fuerte en todo Puebla.

En todo el  país.

Que aquí gano Martha Erika.

Que aquí el morenovallismo está más fuerte que nunca.

Al mismo tiempo, en las redes, Tatiana Cloutier, escribía en twitter: porque creemos en la paz suspendemos marcha en Puebla y pedimos estado de derecho.

La rechifla de sus seguidores no se hizo esperar.

¿Qué sucedió?

¿Cuál fue el arreglo?

¿Se consumó una traición?

Usted saque sus propias conclusiones.

En el mundo no hay casualidades.

Y en la política menos.

Salud.

Deja un comentario