Lo que la LIX legislatura se llevó

0
193
Los muebles, secretarias, recursos y hasta las practicas morenovallistas de trato a los reporteros fue lo que se llevó la pasada legislatura del Congreso del Estado.

Los muebles, secretarias, recursos y hasta las practicas morenovallistas de trato a los reporteros fue lo que se llevó la pasada legislatura del Congreso del Estado.

Manuel Flores

(Parte 1)

A la llegada de los diputados de la coalición Juntos Haremos Historia, se evidenció que la legislatura que fue encabezada por los morenovallistas Jorge Aguilar Chedraui y Carlos Martínez Amador se llevaron hasta los muebles y recursos económicos.

Y es que el mismo Héctor Alonso Granados en la segunda sesión señaló que ni secretarias hay, pues dentro del gasto corriente se contemplaba el pago de trabajadores de base para cada uno de los 41 diputados, estas personas que laboran en el poder legislativo fueron reubicadas en otras áreas.

Los muebles fueron dados de baja y los mismos diputados decidieron remodelar sus oficinas, pues ahí -según- iban a laborar al rededor de cinco años, claro está que hay excepciones como la de Patricia Leal, quien al irse al Senado de la  República en suplencia del hoy nini Javier Lozano Alarcón.

La otrora panista -quien al cierre del gobierno de Rafael Moreno Valle recibió una notaria- remodeló su oficina y pidió al área administrativa dar de baja el mobiliario que recibió de la legislatura antepasada, Patricia Leal le vendió los artículos que estaban en la oficina a su suplente, Carolina Beaudegart Martínez, quien aceptó la oferta y posteriormente la semana del 10 al 14 de septiembre decidió llevarse sus propiedades; eso porque algún compañero de bancada la convenció, pues estaba a nada de heredarlos a los siguientes diputados.

Casos como este son por los que hoy no hay mobiliario en las instalaciones del Congreso del Estado.

Pésima comunicación social

Durante los cuatro años ocho meses pasaron sin fin de personajes en la dirección de comunicación social, entre ellos, Sagrario Conde, ex directora de comunicación de Rafael Moreno Valle, ella tuvo que salir en menos de un mes laborando en el Congreso del Estado, y es que los reporteros de la fuente política son más rebeldes que los de gobierno del estado, pues creyó que con su celebre frase “no hay entrevista” el ejercicio reporteril de quienes cubren el poder legislativo se iba a frenar.

Las iniciativas que se publicaban en la LIX legislatura tardaban horas en estar en la plataforma, pues si la propuesta del gobernador ingresaba un viernes a las 10 de la mañana, el proyecto era público hasta las 6 de la tarde. Hoy con el cambio de administración con personajes como Veronica Vélez, Mariano Serrano y Miguel Ángel Arroyo, que saben qué implica el ejercicio informativo la información es más fluida pues “en tiempo real” se comparte audio, video y hasta oficios.

Deja un comentario