Mátenme porque me muero

0
86
  • La convocatoria de MORENA para reunirse con jóvenes no funcionó como esperaban

Erick Almanza Ferrer
“Mátenme porque me muero” sonaba con estruendo en la voz de jóvenes cantantes que se replicaba con el eco provocado por la ausencia de gente en el lugar. La melodía vintage que antaño interpretaba Saúl Hernández de los Caifanes hoy era ad hoc para el momento.
Cuando los acompañó López Obrador aseguraron que reunieron a 200 mil personas en 15 eventos, un promedio de 13 mil en cada uno de ellos; ahora que hicieron su primer acto sin el Peje sólo reunieron casi 500, es decir, un 3.8 de la convocatoria que afirmaron tener en el pasado reciente.
La cita era al medio día, la hora fatal llegó  y las expectativas no  se cumplían pues de las cientos de sillas que se colocaron para la reunión de jóvenes, sólo se habían ocupado menos de la mitad, lo que obligó  a retirarlas para que el acto  no surgiera desangelado.

Los Millenials y la generación Z no fueron enamorados por la izquierda en la víspera del día del amor…ironía de la vida.

Tras media hora de espera entre venta de dulces, semillas y nieves, finalmente inició el evento; con la acogida juvenil a Gabriel Biestro y Alejandro Armenta quedó claro quiénes sí cumplieron con la cuota de asistentes.

Biestro señaló que los jóvenes tienen la oportunidad de ser parte de la historia con su voto en la elección venidera, “Como jóvenes tienen una enorme responsabilidad histórica, está bien que se reúnan para divertirse, pero también tiene que combinarse con la responsabilidad histórica que se les presenta”, sostuvo.

Tras breves discursos de jóvenes y de los precandidatos al senado (que el maestro de ceremonias había olvidado), llegó el mensaje de Barbosa, el nene consentido, quien replicó las propuestas hechas días antes por López Obrador, enfatizando que la falta de oportunidades crea delincuentes entre la gente de menos edad.

Po ello consideró necesario que en cada municipio de la entidad se tenga un plantel de bachiller y en los municipios más grandes al menos una universidad pública. Señaló finalmente que está en manos de los jóvenes cambiar el sistema de gobierno.

El evento concluyó sin pena ni gloria. ..algo faltó…alguien falló.

 

 

 

Deja un comentario