MORENA se preocupa: Claudia Rivera coloca a su familia en su gabinete

0
3937
Claudia Rivera propone colocar a su hermana, Mayté Rivera Vivanco al frente del DIF Municipal, a su hermano Daniel Rivera Vivanco como asesor externo en gobernación municipal y a su mamá, Eloísa Vivanco Esquide como secretaria de organización. 

Claudia Rivera propone colocar a su hermana, Mayté Rivera Vivanco al frente del DIF Municipal; a su hermano, Daniel Rivera Vivanco; como asesor externo en gobernación municipal; y a su mamá, Eloísa Vivanco Esquide, como secretaria de organización. 

Erika Rivero Almazán

Los Conjurados

La ropa sucia se lava en casa. Y en esta ocasión, a diferencia de escándalos mediáticos anteriores, MORENA Puebla quiere ser cuidadoso en el manejo de la información. Resulta que la dirigencia de ese partido llegó la confirmación de que Claudia Rivera Vivanco, quien en casi 15 días rendirá protesta como alcaldesa de Puebla, intenta colocar a sus familiares en la nómina municipal, además de impulsar a otros integrantes dentro de la dirigencia de MORENA, con la justificación de que sólo está solicitando los cotos de poder que le corresponden de acuerdo a su nueva jerarquía.

De tal suerte, que Rivera Vivanco propone colocar a su hermana, Mayté Rivera Vivanco al frente del DIF Municipal; a su hermano Daniel Rivera Vivanco como asesor externo en gobernación municipal y a su mamá, Eloísa Vivanco Esquide como secretaria de organización. Incuso, esto último fue dado a conocer por la propia alcaldesa electa hace un par de días ante la prensa, y explicó ante la pregunta precisa de los reporteros de la fuente que por prelación, su mamá Eloísa Vivanco Esquide, llegará a ocupar la Secretaría de Organización en el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) de Morena. Pero puntualizó que “la decisión será tomada durante asamblea interna del partido”, y un tanto molesta por el cuestionamiento, agregó, “yo no tengo nada que ver con el ascenso de mi mamá dentro del partido”.

La dirigencia aún no acepta la petición de Rivera Vivanco.

Pero tampoco le ha dicho que no.

Esto sin olvidar que Claudia Rivera no venció a la tentación e instaló a las dos mejores amigas de la familia en su planilla de regidores, sin ningún mérito profesional o político, más que el de la amistad: Ana Laura Martínez Escobar (amiga de la mamá, Eloísa) y Patricia Montaño Flores (amiga de Claudia).

La incógnita o la indecisión de MORENA surge porque, en caso estricto de los códigos políticos, Claudia Rivera procede como lo haría cualquier funcionario de elección popular: colocar a su gente de confianza en puestos relevantes dentro de su administración, y eso incluye al equipo de campaña que la apoyó en la jornada electoral, a amigos y, por supuesto, a familiares.

Es una tradición que el presidente, gobernador y alcalde coloquen a su esposa como presidenta del patronato DIF, así como excelentes promociones a sus familiares y “compadres”.

En el caso de la Angelópolis, por ejemplo, se recordará que la primera alcaldesa de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz, en vez de colocar a su esposo (a lo que él se negó tajantemente desde campaña) al frente del DIF, puso a su hermana, Gabriela Alcalá Ruiz.

El claroscuro real de lo que podría ser un problema para la próxima administración municipal de Puebla es que la bandera que enarbola MORENA es precisamente todo lo contrario de los deseos que persigue Rivera Vivanco.

El mismo Andrés Manuel López Obrador prometió tantas veces (y lo sigue haciendo) que ninguno de sus hijos ni su esposa gozarán de un puesto y mucho menos un sueldo durante su gobierno, rompiendo así una tradición cupular que dicho sea de paso es bastante impopular para la mayoría de los ciudadanos.

Parece ser que un nuevo escándalo está a punto de reventar entre los morenistas y la nueva administración de Claudia Rivera.

Deja un comentario