¿Rafael Moreno Valle vestirá de naranja?

0
397
De acuerdo con fuentes panistas, el
Rafael Moreno Valle

De acuerdo con fuentes panistas, el “plan b” del exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, será integrarse al partido Movimiento Ciudadano. 

Erick Almanza Ferrer

Al interior del panismo duro circula la versión de que el exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas contempla como plan B en su carrera política, el sumarse a las filas de Movimiento Ciudadano, partido en el que desde hace un par de años ha mostrado tener ingerencia.

Como se ha hecho público, el plan A del otrora gobernador es tener poder de decisión en el PAN nacional con la fórmula de Héctor Larios para que éste obtenga la dirigencia y él la Secretaría general del partido, con la pretención de replicar lo que se hizo en Puebla de que la dirigencia sea una figura de ornato y las decisiones realmente las tome el propio Moreno Valle, o que incluso Larios dejara la dirigencia en un tiempo.

Para ello se trató de mostrar músculo ante la opinión pública juntando a nueve gobernadores del albiazul para dar frente al albazo anayista que impuso a su gente en la coordinación del partido en la Cámara alta y baja del poder legislativo.

La estrategia se acompañó de una intensa presencia en medios nacionales que permitieran grabar la idea de que el PAN no quiere la continuidad de Anaya y su grupo. El plan funcionó en un tema de percepción de algunos grupos pero no de todos… los anayistas que apoyan a Marko Cortés no se muestran preocupados.

Hace unos días, quien se anticipa como coordinador de campaña de Marko Cortés en Puebla, Humberto Aguilar Coronado (mejor conocido como “El Tigre”) , así lo hizo patente al subrayar “de los nueve gobernadores que los apoyan, tres no son panistas y aunque fuera el total de la militancia que representan, sólo sumarían el 24 por ciento de militantes en el país”.

Los números no mienten y el morenovallismo tendría que llegar a un acuerdo con los calderonistas para asegurar un triunfo, sin embargo, estos también tienen cuentas pendientes por cobrar al exgobernador por promesas no cumplidas.

Moreno Valle además se encuentra diezmado por la incertidumbre de la continuidad de su grupo en Puebla, por lo que no puede garantizar las fichas a su favor. Ante ello (aseguran panistas ortodoxos) aunque tiene dinero y poder para comprar conciencias, el extlatoani contempla la opción de llevarse sus activos a Movimiento Ciudadano, instituto que ya se ha sublevado ante el presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador, por lo que el partido naranja sería una opción para acercarse al grupo morenistas que estará en el poder los próximos seis años.

Moreno Valle mantiene una buena relación con Dante Delgado, y en el caso de Puebla impuso a Fernando Morales como dirigente, además de dictar línea para que apoyaran a su esposa Martha Erika Alonso para ser gobernadora.

Los escenarios se analizan pues Moreno Valle no está dispuesto a dar por concluida su hegemonía

 

Deja un comentario