Saw, el juego del miedo

1
502

Rafael Moreno Valle tiene una maquiavélica estrategia para mantenerse en el poder y, pese a la derrota, lograr apoderarse del PAN nacional; para ello es fundamental mantener la gubernatura de Puebla o, por lo menos, alargar lo más posible el proceso para que Morena no se quede con la plaza.

Erick Almanza Ferrer

Saw fue una película de terror estrenada hace 14 años en la que la esencia es un juego “macabro” en que los personajes tienen que tomar decisiones crueles e inhumanas para sobrevivir. La analogía de esta filmografía con la política poblana pareciera hecha a la medida.

El caso de la defensa de la virtual victoria de Martha Erika Alonso para ser gobernadora de Puebla no sólo busca mantener el poder de Rafael Moreno Valle en la entidad sino contar con una moneda de cambio para poder obtener el control del PAN nacional, y tener la plataforma que le permita perpetuarse en el poder con miras a ser candidato a la presidencia de México en 2024.

Para ello la primera apuesta que realiza el otrora mandatario es el atraer a las llamadas “viudas del poder” que perdieron espacios con la derrota de Ricardo Anaya, mismos que se buscan recuperar. Aunque a su vez, Moreno Valle tiene sus propias viudas del poder en Puebla debido a que se perdió prácticamente todo, el discurso que maneja para no cargar con los pasivos de esta derrota es que el fenómeno que llevó a la misma fue nacional e internacional, con la embestida de la izquierda.

Por ello es importante mantener la victoria en Puebla, toda vez que es el argumento que utiliza el morenovallismo para señalar que, pese a tal fenómeno, el exgobernador pudo quebrar al sistema y mantener el control, aún a sabiendas de que difícilmente se podrá gobernar sin un congreso a modo que poco a poco irá desmantelando las estructuras que se pusieron en diferentes instituciones, incluyendo las electorales.

Moreno Valle promete recuperar todo en Puebla en tres años y su mayor sustento para ello es que el fenómeno Obrador se habrá debilitado pues el tabasqueño estaría a la mitad de su sexenil con el desgaste natural que ello implica al no poder cumplirse todas las promesas de campaña, además de que en tal ocasión Obrador ya no aparecerá en las boletas y no podrá hacer un llamado abierto a votar por su gente, debido a que ello atentaría contra el principio de imparcialidad.

Pero también ofrece como plus en venta sus relaciones políticas y la infiltración que ha logrado en otros partidos, incluyendo MORENA

Más entregas

(Video) Caída del PAN, oportunidad para recuperar el partido

(Video) Con RMV, el PAN será una franquicia a ofrecer a AMLO

 

 

1 Comentario

Deja un comentario