Todos cabemos en el 2018: Mario Riestra

118
494
  • Según versiones no oficiales, Mario Riestra es pretendiente a la alcaldía en el 2018. En entrevista con NG Noticias confiesa admirar a su padre, al gobernador Moreno Valle y Gali.

Erika Rivero Almazán

Está anotado en la lista de aspirantes a la candidatura de la presidencia municipal por el PAN para el 2018, pero a diferencia de Jorge Aguilar Chedraui, opta por guardar silencio cuando se le pregunta sobre sus reuniones y movimientos con presidentes auxiliares, líderes de colonia y empresarios fuera de la agenda de la comuna… pero son sus silencios precisamente los que refuerzan la teoría de que tiene la mirada puesta en la alcaldía… “algún día”, como dijera el propio Riestra.

Sobre la posible competencia de Jorge Aguilar Chedraui también como aspirante para la alcaldía, el secretario general del Ayuntamiento y exdiputado local reconoce en Jorge a uno de los principales operadores morenovallistas que cuenta con las cartas credenciales para ocupar un cargo de elección popular, pues en el 2018 “habrá tantos puestos de elección popular y tantas oportunidades que se requerirán de todos los talentos del PAN, Jorge sin lugar a dudas, lo es”.

—¿Quieres ser el próximo alcalde de Puebla?

—Creo que es el sueño de todo político… algún día (risas), pero ahora es un tema que no está sobre la mesa. Estamos pasando por circunstancias difíciles para hacer planes.

—Pero tienes una agenda muy apretada, te reúnes con líderes de colonia, con presidentes auxiliares…

—Pero es parte de mi trabajo, te aseguro que ese no es mi tema… hay mucho por hacer, y en todo caso, esa decisión no está en mis manos…

—¿En las de quién entonces?

—En las del partido, en las de la militancia, en las de la gente… y en todo caso.

—¿Pero sí quieres?

—¿Y qué político no querría?, (risas)

—¿Y qué opinas de Jorge Aguilar Chedraui? Se comenta que también jugará para la alcaldía…

—En el 2018 habrá tantos cargos en juego, tantas oportunidades para servir, que se requerirán de todos los talentos del partido, y Jorge sin duda lo es. Todos cabemos en el juego.

—¿Qué es lo que más odias en la vida?

La ingratitud, la traición, son los antivalores del comportamiento.

—¿Qué es la política para ti?

—Es una vocación de servicio, un medio para trabajar en beneficio de los demás, de tu comunidad para mejorar su nivel de vida.

—¿Cuáles son los políticos de quien te gustaría aprender?

—A mi padre, sin duda fue un gran hombre que sabía escuchar, paciente y tolerante, muy abierto a aceptar ideas distintas a las suyas. A Rafael Moreno Valle, lo admiro incluso desde mucho antes que se convirtiera en gobernador: es un estratega y líder natural, muy inteligente y eficaz, como pocos que he conocido. Me gustaría aprender esas capacidades. Tony Gali es otro político que admiro mucho por su capacidad de empatía, también es un líder natural, se sabe comunicar y crear una conexión con la gente de una manera sorprendente. Sabe a dónde quiere ir. Es muy visionario. Esas cualidades también me gustaría aprenderlas. Y claro, Luis Banck, mi actual jefe, tiene una disciplina férrea y un conocimiento urbano con la capacidad de bajar las ideas y transformarlas en realidad.

—¿Cuáles han sido las satisfacciones más valiosas que te ha dejado la política?

—Varias, como diputado tuve la gran fortuna de ser el primer presidente panista del Congreso del Estado en un momento coyuntural muy importante porque por primera vez en la historia el PRI dejaba de ser mayoría absoluta en el congreso y eso nos  permitió reforzar una serie de cambios legislativos que antes no se habían podido impulsar porque en el PAN no nos daban los números.

Tuvimos la dicha de resolver el problema limítrofe entre Puebla y San Andrés Cholula.

(Continuará…)

Deja un comentario