Victoria de AMLO no para MORENA

1
270
  • El triunfo de López Obrador es inminente, pero para lograrlo ha hecho pactos que han abierto la puerta a personajes que en el pasado fueron señalados -incluso por él mismo- por vínculos con actos de corrupción o contrarios a lo que hoy promueve el tabasqueño.

Parte 1

Erick Almanza Ferrer

La victoria de Andrés Manuel López Obrador es inminente según lo reflejan diversas encuestas que marcan una amplia preferencia por el tabasqueño, misma que se da por diversos factores que van desde la tendencia mundial que se vive a favor de los proyectos de izquierda, hasta el desgaste del PAN y el PRI, por una pugna entre ellos, las divisiones internas, las cargadas de los medios de comunicación y el lastre que representan los errores que heredan las administraciones federales, tanto la tricolor como del albiazul.

Independientemente de si ello significará una mejora o un empeoramiento de la situación del país, lo que resulta significativo es que la carrera hacia el poder de López Obrador, ha implicado pactos que permitieron el ingreso de personajes ajenos al proyecto del presidenciable, y que incluso fueron denostados por el hoy candidato, al estar vinculados con actos de corrupción o decisiones que, a decir del propio tabasqueño, provocaron los males de la nación.

Recientemente trascendió que el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, integraría a su equipo de trabajo a Guillermo Ortiz y Santiago Levy, exfuncionarios en las administraciones de Ernepsto Zedillo y Vicente Fox, respectivamente. El tabasqueño rechazó tal situación aunque habrá que esperar a que sea gobierno para definir si realmente

Más allá de las especulaciones lo que cabe revisar es a la serie de personajes que en su momento criticó el líder de MORENA y que ahora arropa con la justificación de que “no guarda rencor”.

Uno de los casos más significativos es el de Manuel Espino, a quien criticó cuando era dirigente nacional del PAN, cuando fue parte de la operación para que Felipe Calderón fuera Presidente de México en una controvertida elección en la que el tabasqueño acusó fraude. Ahora Espino es coordinador de organizaciones sociales y civiles de MORENA.

Este tipo de sumas de gente que en el pasado señaló de fraudulentas o corruptas no es nueva. Para la elección de 2012 sumó a su causa al exgobernador de Puebla, Manuel Bartlett, a quien impulsó como senador cuando en su momento se señalaba al expriista de ser el autor del fraude de 1988 cuando “se le cayó el sistema” siendo secretario de gobernación (que en ese entonces regulaba las elecciones), lo que impidió reconocer la victoria en urnas de Cuauhtémoc Cárdenas, y dio paso a la llegada de Carlos Salinas de Gortari.
Pero este tipo de adiciones no son las únicas. En Puebla, para las presentes elecciones se impulsa desde la alianza Juntos Haremos Historia, que encabeza MORENA, a operadores del priismo que fueron señalados por artilugios irregulares y diversas anomalías.
Sobresalen algunos nombres
Héctor Jiménez y Meneses busca una diputación en Atlixco. Fue contralor durante el sexenio de Melquiades Morales Flores, cuando surgió el denominado “hoyo financiero” que dejó Rafael Moreno Valle cuando fungía como secretario de Finanzas.
Héctor Alonso Granados, candidato a diputado vinculado con actos de mapachería del priismo, controvertido por comentarios homofóbico y actos violentos en contra de diversos personajes. Además, avaló la reforma energética, misma que López Obrador Promete echar abajo

Y la lista continúa
(Continuará)

1 Comentario

Deja un comentario