Voluntad política del TEPJF resolverá elección en Puebla: Aguilar Víquez

0
344
Al descartar que los procesos de impugnación de la elección a gobernador en Puebla sean atendidos por las autoridades electorales locales, lo cual “sería inédito”, el analista político, Fidencio Aguilar, sostuvo que al final las controversias registradas antes, durante y después de las votaciones del 1 de julio serán resueltas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
el analista enfocó la atención en el fenómeno de los votos nulos, los cuales son mayores a la diferencia que al final se registró en los conteos entre la candidata puntera, Martha Erika Alonso, y el segundo lugar, Miguel Barbosa.

El analista político Fidencio Aguilar, considera que la resolución de la elección a gobernador en Puebla no será una cuestión técnica, pues dependerá de la voluntad política de los siete magistrados del TEPJF

Arturo Cravioto

(Parte 1)

Al descartar que los procesos de impugnación de la elección a gobernador en Puebla sean atendidos por las autoridades electorales locales, lo cual “sería inédito”, el analista político, Fidencio Aguilar, sostuvo que al final las controversias registradas antes, durante y después de las votaciones del 1 de julio serán resueltas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Sin embargo, dijo que realizar todo el estudio que requeriría determinar la nulidad de la elección como lo ha exigido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), será un asunto más de voluntad política de los magistrados para desenmarañar las complejidades del rompecabezas electoral que un asunto meramente técnico, debido a que al final, se trata de un asunto constitucional.

Los posibles atenuantes

De entrada, uno de los puntos que, consideró, pudieran ser cruciales para determinar si hay causales para anular la elección a gobernador, es el tema de la violencia que grupos armados orquestaron durante la jornada del pasado 1 de julio, cuando generaron disturbios y robo de urnas en cerca de 70 casillas, principalmente en la capital del estado.

“Este es un tema delicado y hay que ver si los magistrados pudieran ponderar eso como un elemento determinante y se presentan las pruebas suficientes, podrían establecer la nulidad de la elección en ese sentido; de otra manera lo veo complicado porque normalmente la premisa de que parte el Tribunal es el resguardo del voto y el voto emitido tiene un valor muy relevante para ellos, de tal suerte que podría incluso estar revisando algunas casillas, particularmente aquellas donde se pudiera acreditar alguna intervención indebida o alguna intendencia”.

En el aspecto de los sufragios, el analista enfocó la atención en el fenómeno de los votos nulos, los cuales son mayores a la diferencia que al final se registró en los conteos entre la candidata puntera, Martha Erika Alonso, y el segundo lugar, Miguel Barbosa.

“Los votos nulos son un poco mayores, casi 130 mil votos que es superior a los 122 mil que hay entre el primero y segundo lugar y eso, si analizan bien los magistrados, como ha ocurrido en otras ocasiones, en el inter del traslado de los paquetes electorales de los Consejos Municipales y Distritales, al Consejo General, es posible que miembros del órgano electoral estatal cruzaran votos de un partido a otro para anularlos y de esta manera disminuir la votación, en este caso de MORENA, donde claramente se veía el crayón otorgado para los funcionarios de casilla para la votación y otra marca más en la misma boleta marcada con lapicero para anularla; ahí lo que dice la norma es que si hay dos opciones cruzadas, hay que anular; aquí el problema es que eso lo tiene que demostrar el partido que demanda la anulación si es que hubo esa circunstancia y yo creo que ese podría ser un elemento de prueba fehaciente de que hubo una mano negra que destruyó votos válidos para disminuir el porcentaje de votación”.

La voluntad y el rompecabezas

Sin embargo, Aguilar Víquez reconoció que todo lo anterior corresponde a escenarios hipotéticos, basados en la información que se dispone en las notas periodísticas publicadas durante la jornada, aunque a su vez reconoció ver “una causal bastante clara para que los magistrados pudieran inferir que hubo una mano dolosa.

Al cuestionarle si los magistrados tendrían que manifestar la intención y la voluntad política para hacerlo, respondió: “Sí, en el sentido de que los magistrados midan y se den cuenta de cómo está el ánimo y el ambiente y desde luego, si hay estos elementos, aunque no haya fácticamente la presencia de esta ‘mano negra’, pero sí su inferencia; además de éstos elementos otro punto podría ser si hubo el rebase del tope de gasto de campaña, esa sería otra causal automática de nulidad si hay los elementos de prueba y en su caso, los magistrados tendrían que considerarlo así, en términos matemáticos.

Sin embargo, señaló que todos los elementos mencionados están desordenados, como “piezas de rompecabezas y claro está, se puede armar sí una persona lista e inteligente está dispuesta, quien no puede armar un rompecabezas no lo va a armar, pero lo que quiero decir con esta analogía es que si los magistrados están en la mejor disposición de inferencias lógicas y que las pruebas son suficientes, podrían establecer que esto no se dio con completa normalidad, porque también tendrán que tener mucho cuidado también, porque llama la atención que las otras elección son legítimas y válidas y ésta, sólo la de gobernador no, genera disonancia en primera instancia, es decir cómo es posible que las otras elecciones, a diputados federales, senadores, a presidentes municipales y legisladores estatales hayan estado bien y la de gobernado no, es un argumento de doble filo, se puede utilizar para una validación, es decir si es válida la otra votación, esta también es válida, o viceversa es decir, por qué en las otras no hubo problema y en esta sí, es ambivalente el argumento, por eso es que los magistrados deberán salirse de éste dilema argumentativo y ver ciertos elementos de prueba.

– ¿Ante la exigencia de minuciosidad y complejidad, se debe tener voluntad de resolver?

-Sí, a eso me refiero con decir que es un asunto de decisión política, porque tiene que haber voluntad de resolver, de entrarle en serio.

Más entregas de Reporte NG

Confío en Claudia, pero no en ellos: Biestro

Reunión Claudia Rivera -Gali, primer raspón interno de MORENA

Deja un comentario