Arte vida y estilo

8 de cada 10 enfermos de VIH/Sida no saben que son portadores 

0

Asociación civil advierte que la falta de presupuesto para atender esta enfermedad puede generar hasta la mutación de la misma; con el tratamiento actual el virus ya no es sentencia de muerte.

Jesús Peña

Actualmente se estima que en Puebla hay 40 mil personas que padecen VIH/Sida, pero sólo 8 mil lo saben y buscan ayuda, mientras que 32 mil desconocen que son portadores y son factor de contagio, indicó Juan Corona, del grupo No dejarse es incluirse. Vida Plena Puebla.

El coordinador de Prevención y Atención al VIH de dicha asociación civil, precisó que sólo la Secretaría de Salud estatal tiene identificadas a 6 mil personas, pero junto con otras instancias como IMSS, ISSSTE, Seguro Popular e incluso Sedena la cifra se eleva a 8 mil.

“De esos 8 mil, 80 por ciento están en la etapa de control del VIH y 20 por ciento en la de Sida. El problema es que datos del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida) nos dicen que por cada habitante que sabe de su condición hay cuatro más que no”, dijo.

Por ende, en la entidad poblana se estima que son 32 mil los poblanos que padecen del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) o que ya avanzaron al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) pero que no lo saben, por lo tanto no han recibido tratamiento y pueden infectar a otras personas.

Juan Corona aclaró que actualmente tener VIH ya no es una sentencia de muerte, pues con una detección oportuna los medicamentos tienen una alta efectividad, al grado que la esperanza de vida es apenas dos años menor al promedio.

Esto quiere decir, teniendo en cuenta que la esperanza de vida a nivel mundial es de 80 años, que si se identifica este mal en su primera etapa una persona infectada podría llegar a los 78. Sin embargo, el desconocimiento y el miedo al rechazo social, tanto de amigos y familiares, aún son factores para que la gente no se atienda.

“Cuando una persona tiene VIH en lo primero que piensa es que en su empleo lo pueden despedir o discriminar. Es una condición que empobrece, estigmatiza. Hoy los tratamientos reducen el virus y suben las defensas, siempre que esté en la etapa de VIH”, apuntó.

No obstante, precisó que México es uno de los países donde estos medicamentos se compran más caros, debido a aspectos comerciales y protección de patentes, además de que los casos prevalecen en poblaciones vulnerables. Incluso -dijo- en Puebla sólo hay dos centros de atención, uno en la capital y otro en Tehuacán, lo que, por simple geografía, dificulta tener acceso a ayuda.

En este sentido, indicó que actualmente el presupuesto para atender esta enfermedad es federal, pues el gobierno estatal no aporta recursos, y el desabasto por tanto se ha recrudecido con los recortes al sector salud a nivel nacional.

“Hay desabasto de medicamentos, pero también despido de personal médico que atendía a estos pacientes. La austeridad no justifica que no se compren los tratamientos, porque si no se reciben las dosis que deben ser entonces el virus puede mutar”, precisó Juan Corona.

Por ello destacó la importancia del exhorto que esta semana hizo la Comisión de Salud del Congreso del Estado a los titulares de la Secretaría del ramo y del Consejo Estatal para la Prevención y Control del VIH/Sida (Coesida), para garantizar que las personas infectadas tengan acceso oportuno y universal estudios de laboratorios de rutina a través de los servicios públicos, aunque no estén cubiertos por el Fondo de Gatos Catastróficos del Sistema de Protección Social en Salud.

Explicó que si bien algunos estudios son baratos, al rondar los 150 pesos, hay personas cuya condición económica no les permite hacérselos. Por ello es importante garantizar la protección amplia normativa, para evitar nuevas diligencias con cada cambio de secretario de Salud o del Coesida, cuando todo se resume a ‘voluntad’ para hacer las cosas.

Incluso fue claro al señalar que el proceso burocrático, por el que muchos deben pasar para tener acceso al tratamiento, hace que muchas personas no se atiendan y ello es grave, pues se trata de un asunto de salud pública.

Juan Corona hizo un llamado a la población se vea afectada para que se acerque a No dejarse es incluirse. Vida Plena Puebla AC para recibir orientación y ayuda, ya que ellos hacen pruebas para detección de VIH, sífilis y hepatitis C, además de dedicarse a la defensa de los derechos humanos de personas de la diversidad sexual.

Para ello pueden contactarlos a través de sus redes sociales en Facebook o Twitter, así como al número 882 63 70.

Compartir ahora

Gerardo Islas se defiende de acusación sobre coacción del voto

Entrada anterior

Video – Otra vez, don Goyo tizna a Puebla

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario