Nuestras plumasopinión

A las mujeres que sostienen a México

0
La columna de la regidora Carolina Morales García

La columna de la regidora Carolina Morales García

En el marco del día de las madres, he decidido escribir sobre un tema que ha sido un poco complicado para mí, de hecho creo que es uno de los grandes retos que tenemos las mujeres que somos madres en la actualidad y que consiste en poder armonizar la vida laboral y productiva con la vida familiar.

Las condiciones sociales y económicas o la búsqueda de una mejor calidad de vida, tanto en México como en el mundo, nos lleva a las mujeres a incorporarnos al mercado laboral, lo que ha provocado cambios significativos en la dinámica social de la población. También hay que señalar que muchas mujeres se incorporan al ámbito laboral por gusto y por la pasión que les genera el desempeñar la profesión para la que se prepararon en una formación académica.

Lo cierto es que, es admirable la actividad de la madre que tiene la oportunidad de quedarse en casa a la crianza de sus hijos y a las actividades en casa, como las de aquellas que deciden salir de casa y realizar una actividad económicamente remunerada. En ambos, casos existe la prioridad de educar y formar a los hijos.

Aquí algunos datos:

En México, el 28.5 por ciento de los hogares tiene a una mujer como jefa de familia, entendiendo jefa de familia como la principal proveedora económica del hogar.

Con base en los resultados de la Encuesta Nacional sobre Ocupación y Empleo del INEGI se muestra que las mujeres ocupadas en el mercado de trabajo cuentan con instrucción media superior o superior en mayor proporción que los hombres: 41.2 por ciento de ellas frente a 35.4 de ellos.

Al segundo trimestre de 2018, 55.3 por ciento de las mujeres económicamente activas de 15 y más años de edad no tienen acceso a trabajos formales. En los grupos de 15 a 19 años de edad es de 74.6 y, de 60 y más años (72.6 por ciento ).

Y por último, un dato que nos debe llamar a la reflexión, sobre todo por las decisiones recientes del Presidente de la República:

El acceso a guardería o a cuidados maternos es una necesidad importante para las mujeres que trabajan, sin embargo, de acuerdo con las cifras de la ENOE al primer trimestre de 2018, el 77.4 por ciento de las mujeres trabajadoras subordinadas y remuneradas no disponen del servicio de guardería o cuidados maternos y únicamente el 22.6 tienen acceso a él.

3 de cada 10 trabajadoras tienen de uno a dos hijas(os) y carecen de acceso a guardería o cuidados maternos.

De acuerdo con los datos a 2016 de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los hogares, de los más de 18 millones de personas de 15 y más años de edad que no tienen ingresos propios, el 25.2 por ciento son hombres y el 74.8 mujeres.

Fuente: Mujeres y hombres en México 2018, INEGI, Inmujeres.

Ante este panorama, quiero compartirles mi experiencia.

Recuerdo perfectamente que estaba embarazada de mi hija María José hace 14 años cuando se me presentó la oportunidad de ser Directora General Adjunta del Programa de Impulso Productivo de la Mujer del FONAES (ahora INAES) de la Secretaría de Economía, cuando mi jefe, el Dr. Gerardo Aranda, Coordinador Nacional del programa me preguntó si me interesaba quedar como titular. Mi primera respuesta fue un no, yo toda la vida dije que cuando naciera mi primer hijo, me dedicaría al cien por ciento a su cuidado, pero cuando me vi en la oportunidad de trabajar en algo que me apasionaba como era un programa de impulso productivo a las mujeres a nivel nacional, tener la oportunidad de conocer y trabajar con mujeres de diferentes estados de la República, mujeres que estaban trabajando por mejorar las condiciones de su familia, no me pude resistir, quería intentarlo, quería ver si era posible armonizar el ámbito familiar con la esfera laboral, si el discurso que les dábamos en los talleres para mujeres emprendedoras en este tema era real.

Siendo honesta, al principio fue muy doloroso desprenderme de mi pequeña. Estando en el trabajo sentía culpable porque mi hija no estaba a mi lado, me sentía mala madre por no estar presente con ella cuando llegaba la hora en la que la tenía que amamantar, y tenía que utilizar el tira-leche y almacenar y congelar la leche para que su nana se la pudiera dar. Estando en mi casa con mi hija, me sentía responsable si alguno de los temas laborales se retrasaba por ‘descuidar mis obligaciones’ en la oficina, y ese fue un cuento de nunca acabar.

Tengo que reconocer que tuve la fortuna de contar con una gran red de apoyo, colaboradoras, amigas y amigos, familia que me apoyó en esa gran labor, y creo que en eso estuvo el que las cosas marcharan bien: en la solidaridad de personas a las cuales les tengo mucho cariño y agradecimiento por toda la ayuda que le brindaron a mi familia.

Había días en que me sentía cansada, me cuestionaba si ese esfuerzo, si dejar a mis hijos en muchas ocasiones al cuidado de otros, valía la pena. Al día de hoy, cuando veo en mis hijos a niños felices, fuertes, resilientes e independientes, me doy cuenta de que ha valido la pena el esfuerzo que como familia hemos realizado.

Sé que fui muy afortunada, y que esa no es la realidad de miles de madres, de mujeres jefas de familia que todos los días tienen que salir a trabajar para sostener su hogar, y que en muchos casos no tienen la ventaja de tener a alguien que les cuide a sus hijos.

En todos y todas está la posibilidad de ser parte de la red de apoyo de una mujer que intenta conciliar ambos mundos. Apoyarlas es dar una valiosa aportación a esos pequeños y pequeñas que conformarán la sociedad del mañana.

Por eso, por este medio reconozco a las mujeres que día a día se esfuerzan por dar lo mejor a su familia y además, trabajan y lo hacen extraordinariamente bien. Por ustedes, por cada una de nosotras es que este país sigue de pie y con la mirada puesta en un futuro mejor.

Regidora Carolina Morales García.

Presidenta de la Comisión de Box y Lucha

Compartir ahora

SSPTM realiza operativo especial por el Día de las Madres

Entrada anterior

Controlan fuga de gas en Almecatla ocasionada por una toma clandestina

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario