Elecciones 2019Reporte NG

Aborten la misión

0
  • El cierre de la gira de Ricardo Anaya en Puebla tuvo que ser anticipado ante el abandono de los asistentes.

Manuel Flores

Con un Acrópolis a medio llenar, el niño maravilla subió al escenario para cerrar su ajetreada gira por el estado de Puebla, pero anticipadamente los asistentes abandonaron el lugar justo cuando Ricardo Anaya se encontraba en el clímax de su discurso.

La gira de promoción presidencial sólo se marcó por la huida anticipada de los gritos, sino también por una reunión en privado con el ex gobernador, Rafael Moreno Valle; sujeto que no acudió a ni uno de sus cinco eventos y con quién se enfrentó para obtener la candidatura presidencial.

Buuuuuuu” exclamaron los asistentes al aspirante al Senado de la República por la coalición Por México al Frente, Nadia Navarro Acevedo, quien intentó calentar el escenario para recibir en su cierre de campaña al presidencial, Ricardo Anaya Cortés, pero si el telonero es malo, es un indicio de que el show será fatídico.

Con más gritos en favor de Mario Riesta y Jorge Aguilar Chedraui, Anaya se plantó en el escenario del auditorio más grande de la ciudad.

Rostros de un viejo PAN se observaban desde los asientos traseros al de Martha Erika, pues Eduardo Rivera, Guadalupe Arrubarena y algunos otros como Juan Carlos Espina apoyaban moralmente a Anaya Cortés.

Otro de los invitados – la nueva adquisición del morenovallismo- hacia presente, Roxana Luna después de que barrio en 2016 el mal gobierno era cobijada por Jorge Benito Cruz Bermúdez, su dirigente estatal.

El discurso repetitivo y bien ensayado que Ricardo Anaya había presentado en San Martín, Tepeaca, Atlixco y San Andrés no encendió los ánimos de la gente, lo cual provocó que prematuramente iniciarán a abandonar el recinto.

Ni los gritos de “¡¿Dónde están las mujeres?!” o las críticas al gobierno federal lograron hacer que los asistentes hubieran esperado para salir el lugar.

La aspirante a Casa Puebla, Martha Erika Alonso, sólo observaba desde el asiento de invitado especial como uno a uno los acarreados abandonaban el barco.

El show tuvo que terminar antes, Ricardo Anaya presionó el botón de emergencia y acortó abruptamente su discurso, y simulando una mueca de satisfacción posó para la foto, una imagen que probablemente querrá borrar de su campaña presidencial.

Compartir ahora

PAN presentó queja ante Tribunal por actos anticipados de Barbosa

Entrada anterior

Surgimos del pueblo y estamos para servirle: Cienfuegos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario