México y el mundo

AMLO, a dos años… de luz y de sombras

0

Celebra la victoria en medio de la crisis sanitaria, críticas a su desempeño y por primera vez con una aprobación menor a 50 por ciento

Jesús Peña 

Este 1 de julio se cumplieron dos años de la histórica victoria de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, pero hoy sus números han cambiado y la realidad ya es otra.

Cuando ganó lo hizo con el respaldo de poco más de 30 millones de mexicanos e inició su administración con un porcentaje de respaldo sin precedentes, con más de 80 por ciento. Hoy, a dos años, por primera vez menos de la mitad lo aprueba, conforme las últimas encuestas.

El Proyecto Alternativo de Nación con el que llegó contemplaba el combate a la corrupción como principal eje, prometiendo que con ello habría un beneficio económico para la población, no aumentaría impuestos y tampoco endeudaría al país.

Otro punto importante prometido en campaña fue implementar una política de austeridad, comenzando con la reducción de sueldos de altos funcionarios, acabar con pensiones a expresidentes, la venta del avión presidencial, entre otros.

Sólo de estos dos puntos -combate a la corrupción y austeridad-, la administración de López Obrador ha pasado por serios cuestionamientos. Comenzando por la fortuna de varios de los integrantes de su gabinete.

Casos como el de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad, a quien se le exhibió una fortuna en bienes raíces y empresas que no declaró, además se descubrió que su hijo mayor vendía ventiladores al IMSS a casi el doble de su precio comercial.

También la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien fue criticada por cobrar como funcionaria y seguir recibiendo su pensión como exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Además de otros funcionarios del primer círculo lopezobradorista, quienes no han declarado propiedades (Javier Jiménez, SCT), ofrecen servicios de asesorías (Alfonso Durazo, SSP) o dan contratos a empresas de familiares (Zoé Robledo, IMSS).

Otra de las promesas de campaña y frase predilecta de Andrés López fue: “Por el bien de México, primero los pobres”.

Programas como la pensión universal a los adultos mayores, becas a estudiantes, apoyos a discapacitados, entre otros, fueron parte de la oferta.

Hoy, la oposición critica el riesgo sobre el uso electoral de estos programas, incluso señalan que Morena pretende un recorte al presupuesto de los partidos para asfixiar los en 2021, pues los candidatos del partido de López Obrador podrán salir avantes sólo con la promoción de los programas sociales.

El sector energético, que el hoy presidente prometió convertir en la fortaleza del país, se ha destacado por la cancelación de licitaciones petroleras y eléctricas.

A la par, el empeño presidencial por cancelar el aeropuerto que se construía en la administración de Enrique Peña, para dar paso al de Santa Lucía, la construcción del Tren Maya, que no tiene ni siquiera el proyecto de impacto ambiental, y la refinería de Dos Bocas, entre otras medidas que afectan a la inversión privada ha generado que las calificaciones crediticias del país y las empresas estatales vayan a la baja.

En medio de todo, la pandemia de coronavirus dejó al descubierto la falta de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, que son quienes crean la mayoría de las fuentes de empleo.

Los créditos de 25 mil pesos son considerados insuficientes, pues no resuelven el fondo del problema y muchos negocios han anunciado sus cierres definitivos, al no tener más con que soportar más financieramente.

Además, fue duramente criticado por invitar a la gente, al inicio de la emergencia sanitaria, a salir y no detener sus actividades cotidianas, teniendo hoy un país que se acerca a los 30 mil decesos, aunque la cifra real, como lo ha dicho el subsecretario Hugo López-Gatell, podría ser mucho mayor, pues la cifra es solo lo que se reporta.

Andrés Manuel López Obrador cumple dos años de haber ganado la Presidencia de México, que hoy, con la crisis sanitaria, que derivará en una económica y social, pareciera haber ganado “la rifa del tigre”, ese tigre que en campaña había amagado con soltar si perdía las elecciones…

…y en próximos días visitará a Donald Trump en Estados Unidos.

Compartir ahora

#NuevaNormalidad Día 31: Fervor religioso mata prevención

Entrada anterior

Falta personal para supervisar transporte público: Arechiga

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario