ultima

Caravana de migrantes le pega un susto a Trump

0

Entre el grupo de aproximadamente 1,500 migrantes “caravaneros” que partieron la semana pasada desde Tapachula, Chiapas, con la esperanza de alcanzar la frontera con EU para solicitar asilo, la sorpresa era hoy mayúscula al enterarse que el mismísimo presidente, Donald Trump, le había solicitado a México su inmediata detención por considerarlos una “amenaza” a la seguridad nacional de su país:

“Yo no sé que mosca le picó. O que es lo que comió el presidente Trump. Pero, pedirle a México que nos detenga, que porque somos una amenaza peor que los terroristas, es algo que la verdad no entendemos”, aseguró el activista Irineo Mújica, al dirigirse a los cientos de “caravaneros” que le escuchaban con atención en un descampado en la localidad de Matías Romero, en Oaxaca.

“Trump ha dicho que nos queremos aprovechar del DACA. Pero, yo les pregunto a todos ustedes, ¿alguien sabe que es el DACA?”, añadió el activista ante el gesto desconcertado y sorprendido de cientos que no sabía de qué les hablaba.

“Lo que ocurre es que los racistas han decidido echarnos montón. Pero lo que no saben es que de lo que huimos es peor. No queremos que asesinen a nuestros hijos. Estamos cansados de vivir con miedo. Hartos de que a nuestra juventud la reclute el crimen organizado o las maras…”.

Entre los casi 1,500 migrantes que han llegado desde Honduras, El Salvador y Guatemala, nadie entendía muy bien las razones del súbito interés del presidente Trump por detener su avance en México:

“La verdad no sabemos qué lo enojó. Porqué estaba tan irritado el presidente que hasta amenazó con romper el acuerdo comercial con México…”, añadió entre los rostros incrédulos de quienes le escuchaban atentamente.

Entre ellos, mujeres con niños en brazos. Jóvenes que huyen de la violencia. Padres de familia que sólo desean reencontrarse con sus seres queridos en Estados Unidos.

Lo que Irineo Mújica y su grupo de “caravaneros” desconocían era que, a primera hora de este lunes, el presidente Trump se despertó para ver su programa favorito de noticias en la cadena Fox News.

Durante ese programa, uno de los presentadores llamó la atención del presidente al asegurar que “un ejercito de inmigrantes indocumentados” se disponían cruzar la frontera desde México con la intención de solicitar asilo o de internarse ilegalmente por la frontera.

Casi de forma inmediata, el presidente Trump disparó desde su cuenta de twiter:

“México tiene el poder absoluto de no permitir que estas grandes caravanas de personas entren a su país”, dijo el mandatario.

“Deben detenerlos en su frontera norte, lo que pueden hacer porque sus leyes fronterizas funcionan, no les permiten pasar a nuestro país, que no tiene leyes fronterizas vigentes”.

Acto seguido, Trump lanzó un segundo tuit:

“El Congreso debe aprobar la legislación sobre la frontera, usar una ‘opción nuclear’ si es necesario, para detener la afluencia masiva de drogas y de gente”, indicó. “Los agentes de la Patrulla Fronteriza (y de ICE) son estupendos, pero las débiles leyes demócratas no les permiten hacer su trabajo. ¡Actúa ahora Congreso, nuestro país está siendo robado!”

El recital de tuits del presidente Trump, prosiguió por senderos que casi nadie fue capaz de entender o interpretar ya que, de la caravana de los migrantes Centroamericanos, pasó a las fallidas negociaciones para tratar de ofrecer a los dreamers una solución permanente y a las negociaciones en curso para garantizar la renovación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá:

“DACA está muerto, porque los demócratas no les importa el proyecto, y ahora todos quieren subirse al carro de DACA… No funciona más. Debemos construir el muro y asegurar nuestras fronteras con una legislación fronteriza. Los demócratas no quieren fronteras, de ahí las drogas y el crimen!”, indicó Trump en un intento por vincular el tema de los migrantes centroamericanos al DACA.

Y, finalmente la alusión al TLCAN:

“México está haciendo una fortuna con el TLCAN … Tienen leyes fronterizas muy fuertes; las nuestras son patéticas”, afirmó Trump. “Con todo el dinero que ganan de los EEUU con suerte impedirán que las personas pasen por su país y lo hagan por el nuestro, al menos hasta que el Congreso cambie nuestras leyes de inmigración”.

La sucesión de tuits dejaron desconcertados a propios y extraños. Pero no a la Secretaria de Seguridad Interna, Kirsten Nielsen, quien decidió reaccionar desde su cuenta de twiter para acallar la ira del presidente Trump:

“Estamos trabajando con el gobierno de México para solucionar el asunto de la caravana de migrantes ilegales. Estamos explorando todas las opciones”, aseguró con tono comedido Nielsen.

Casi de forma inmediata, los responsables y organizadores de la caravana fueron convocados por autoridades de migración mexicanas. Tras la reunión de trabajo, los responsables del contingente informaron a los “caravaneros” las opciones que les presentaron las autoridades mexicanas en forma de compromiso con el fin de contener el avance de la caravana hacia los Estados Unidos.

La caravana, autodenominada “Viacrucis migrantes en lucha” que ha organizado el grupo Pueblos Sin Fronteras, tiene previsto avanzar hacia la ciudad de Puebla para participar del 5 al 9 de abril en unas jornadas de talleres de asesoría legal. No es la primera vez que este tipo de caravanas siguen la misma ruta y con los mismos métodos de información para evitar que los coyotes o grupos criminales se aprovechen de los migrantes Centroamericanos.

“Compañeros, tras la reunión de trabajo con las autoridades mexicanas, se nos ofrecieron varias opciones para tratar de solucionar el problema de algunos de nosotros”, aseguró otra de las organizadoras para revelar así parte del plan de México para dividir al contingente y reducirlo a su mínima expresión antes de que alcance la frontera con EU.

“Las autoridades mexicanas se están comprometiendo (ojo sólo comprometiendo) a otorgar visas humanitarias para aquellas personas que se quieran quedar en México bajo la condición de que sea población en condición de vulnerabilidad.

“Además, están ofreciendo papeles para las personas que sólo quieran transitar por México. A estas se les proporcionará un oficio de salida. Pero también se les proporcionará un oficio de salida a las personas que quieran regularizar su situación migratoria en México”, añadió para desplegar la batería de propuestas que el gobierno de México les ha deslizado con la esperanza de dividir el contingente ydiluirlo antes de que alcancen la frontera con EU.

“Pero, compañeros, tengo que advertirles que de lo que hablamos son sólo compromisos. Tenemos que esperar a que estas propuestas se materialicen para saber si se trata de un gesto serio y de buena voluntad”, añadió mientras el contingente de “caravaneros” dilucidaban la mejor opción para permanecer en México o seguir su viaje rumbo a Estados Unidos.

“Si estos esfuerzos o compromisos, nosotros pensamos continuar”, finalizó en el inicio de un proceso de negociaciones en el que 1,500 migrantes de Centroamérica deberán decidir si hacen caso a las ofertas que les ha deslizado el gobierno de México (a instancias de la administración Trump), o prosiguen su trayecto con la esperanza de solicitar asilo en EU.

Compartir ahora

Ofrece Maritza Marín trabajo intenso en el Distrito 14

Entrada anterior

‘Quico’ arremete contra Nicolás Maduro

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en ultima