Entrevistas

Clarita, la mujer-espectáculo que alegra el Centro Histórico de Puebla

La artista urbana lleva aproximadamente una década dedicándose a entretener en el espacio público, primero en los camiones, después en el mercado y, ahora, en el corazón de la capital

Jaime López

Es una de las integrantes indispensables de la vida artística popular del primer cuadro de la capital, una mujer que nunca pierde la oportunidad para hacer sonreír a las personas que transitan por las calles céntricas de la Angelópolis, ya sea expresándoles unas palabras de optimismo o deseándoles un buen día.

Se trata de Clara Patricia Hernández Ojeda, conocida por muchos como ‘Clarita’, la cual se destaca por ser una ‘show woman’, pues su espectáculo es versátil: canta, baila, hace chistes, usa máscaras y maneja títeres. Es oportuno señalar que en sus comienzos solo lanzaba sus ‘gorgoritos’.

Entrevistada por esta casa editorial, la también vendedora de ropa interior, porque con esta actividad se ayuda para sus gastos, relató que lleva una década dedicándose a entretener en el espacio público, primero en los camiones, después en el mercado y, ahora, en el corazón de la ciudad.

Además, recordó que todo lo que hace le ha gustado hasta turistas extranjeros, por ejemplo, cubanos, españoles, belgas y holandeses, teniendo entre sus anécdotas más entrañables que los provenientes de los Países Bajos le invitaron el desayuno y le dieron 500 pesos.

En contraste, indicó que algunos de sus colegas, otros de los artistas urbanos de Puebla capital son egoístas, no brindan ayuda, solo ven por sus intereses.

Cuestionada sobre los estragos económicos que le ha provocado la pandemia del nuevo coronavirus, pues en su caso tuvo menos clientes debido a que se limitó el acceso al Centro Histórico, respondió que sí ha notado una ligera disminución, pero subrayó que siempre es mejor concentrarse en el aspecto o lado positivo de la vida.

Detalló que trabaja cinco días a la semana, de miércoles a domingo, preferentemente en la tarde, obteniendo en promedio 100 pesos diarios, de los cuales generalmente destina 30 para su comida y 30 para realizar los abonos correspondientes a sus deudas.

Por último, manifestó que, afortunadamente, no le han faltado al respeto ni ha tenido algún tipo de problemas; y resaltó que su oficio le ha hecho su vida más alegre.

 

Compartir ahora

Suma Puebla 412 contagios, se aproxima a 10 mil casos

Entrada anterior

Ventas por paquetería, un nuevo nicho para el fraude

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas