Nuestras plumas

¿Cómo escoger a un buen médico? – Curemus

0

¿Cómo escoger a un buen médico?

¡La salud no tiene precio! Por lo tanto, debemos cuidarla y para ello necesitamos la ayuda de un buen médico.

Pero ¿en qué nos basamos para saber quién es un buen médico? Lo es aquel que me recomendó algún familiar o amigo, o el que sale en televisión o aparece en el directorio con un gran anuncio, quizás el que me cae bien, o el que dice ser una “eminencia”, o simplemente el más caro…

Hay tantos factores que influyen en la elección de un médico, que ¿cómo podríamos saber quién de verdad hace una buena práctica de la medicina?

Para encontrar la respuesta también debemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Qué deseo con respecto a mi salud?

¿Busco un médico de cabecera o a un especialista?

¿Es urgente encontrarlo?

¿Es para mí o para algún familiar?

Además, debemos tener en cuenta que un buen médico generalmente se caracteriza por:

– Ser lo que dice ser: Que cuente con el registro nacional de profesiones, cédula profesional de la especialidad (Si es especialista), que tenga certificación vigente por el consejo de su especialidad. (Esto puede corroborarse en las páginas de internet correspondientes).

– Contar con instalaciones adecuadas para el ejercicio de su profesión.

– Mostrarse abierto al diálogo y resolver todas las dudas del paciente utilizando un lenguaje sencillo.

– Actuar siempre con respeto, transparencia y honestidad, que acepte sus errores y sus límites de conocimiento y, si los tiene, los comunique, trate de enmendarlos y busque ayuda de otros médicos cuando el paciente lo requiera y él ya no pueda ayudarlo.

– Apertura por la atención en colaboración con otros médicos, siempre en busca del beneficio del paciente.

– No tener ningún conflicto de intereses, para que sus recomendaciones sean imparciales y precisas.

– Ofrecer diagnósticos basados en la mejor evidencia científica actual y siempre tomando en cuenta el contexto de vida del paciente.

– Amplia disponibilidad, ya sea tanto para una urgencia, como para resolver una duda, ofrecer un consejo o compañía en momentos difíciles.

– Preocuparse por la calidad de vida antes que otra cosa y que sea ético para aceptar cuando no hay una solución a alguna enfermedad y más allá de prolongar la agonía y el sufrimiento, promueva una vida y muerte (si es el caso) digna.

– Ofrecer siempre un trato personalizado, digno y humano, siendo solidario con su paciente.

– Indicar sólo los medicamentos, estudios y procedimiento quirúrgicos estrictamente necesarios.

– Especificar sus honorarios antes de prestar cualquier servicio de salud.

– Que sea congruente con los cuidados de salud que él/ella mismo(a) promueve.

Esto no es una guía estricta que hay que seguir, sino elementos importantes a tener en cuenta para ayudar a las personas a encontrar su médico ideal.

Buscamos promover la reflexión sobre la importancia de tener estos aspectos en mente para que el paciente pueda calificar a un médico en el primer contacto que tenga con él o incluso antes de su consulta y así, evitarse visitar a muchos profesionales de salud en busca del médico deseado.

Recuerde que lo más importante es estar bien informado para tomar una sabia decisión.

Síganos en twitter @curemus

Todos los comentarios son bien recibidos en [email protected]

Compartir ahora

Los Conjurados – Diputados sacan ‘la pipitilla’ que llevan dentro en elección del Auditor Superior

Entrada anterior

Darán de baja a policías de Aljojuca por nexos con la delincuencia

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario