Congreso local: cuchillito de palo

0
183

Ante la incapacidad del Congreso de Puebla para sacar reformas, Barbosa Huerta ya ha valorado que sus diputados se reúnan con Antonio Gali Fayad, quien ha vetado las propuestas aprobadas en pleno.

Manuel Flores

(Parte 1)

La premura de los legisladores de Juntos Haremos Historia en el Congreso del Estado por restablecer las leyes que fueron modificadas por las dos últimas legislaturas en el régimen Morenovallista ha provocado que se encuentren con la pared gracias a los vetos que ha hecho el gobernador, Antonio Gali Fayad.

Derogar la Ley Bala, echar abajo la modificación a la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la de Medio Ambiente para que sean los Ayuntamientos quienes regulen los espectaculares, han sido algunas de las reformas aprobadas en los dos primeros meses de la LX legislatura.

Sin embargo, de poco ha servido para los diputados, pues las observaciones frenan parte de las promesas de campaña de los legisladores “Barbosistas”.

Un factor para que el Congreso no sea un cuchillo que corte las políticas morenovallistas, es la falta de experiencia de los integrantes en las fracciones de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social, pues de los 22 personajes, escasos cuatro han sido diputados o alcaldes; tal es el caso de José Juan Espinosa Torres y Héctor Alonso Granados, mismos que son los moderadores las discusiones en pleno.

La inexperiencia de Juntos Haremos Historia empujó a Luis Miguel Barbosa a palomear una reunión entre diputados y el gobernador, Antonio Gali.

En voz del ex candidato al gobierno estatal se trata de una mesa jurídica para establecer lineamientos y coordinar el trabajo de los dos poderes.

No obstante, la política seguirá siendo de estira y afloja, por lo que no será más que una serie de negociaciones ante la amenaza de la anulación del proceso electoral, mientras no haya un pronunciamiento de parte de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Gali Fayad, tiene en juego una cuenta pública; la del ejercicio que está por concluir.

Con un auditor contra las cuerdas y la posibilidad de ser removido del cargo, así como la petición directa de Barbosa Huerta para que sea José Juan quien lleve el control de las negociaciones, Gali Fayad tendrá que ceder a las exigencias de los “Barbosistas” ya que tiene mucho que perder.

Continuará…

Deja un comentario