Entrevistas

Las muertes del coronavirus – Nos encerró en nuestro dolor: ‘Heriberto’

0

Perdió un familiar durante la pandemia y entonces entendió que el virus provocó algo más que el golpe económico, hay un impacto emocional y silencioso que casi no es atendido

Jesús Peña

“Heriberto” aún no se repone de la pérdida de su padre. Se hace “el fuerte”, como él mismo lo reconoce, pero tiene varias dudas que no lo dejan en paz, la principal: ¿Cómo se contagió de Covid-19?

En una charla entre amigos, pide a NG Noticias no dar su verdadero nombre, argumenta que no quiere llamadas de más pésame, en especial porque a algunas semanas de distancia sigue repitiendo lo mismo:

“No necesitaba que me hablaran, lo que necesitaba es que estuvieran conmigo, que me abrazaran, que abrazaran a mi mamá… pero el coronavirus también nos quitó eso, nos aisló y nos encerró en nuestro dolor”.

El papá de Heriberto ya era un hombre mayor, padecía diabetes, aunque muy bien controlada, cuando arreció la crisis sanitaria él y su esposa fueron aislados por “Heriberto”, quien se hacía cargo de hacer todas las compras.

Para ello, muy cuidadosamente, utilizaba cubrebocas, guantes y careta para salir de casa. Al regresar desechaba todo, se desinfectaba con un aerosol y los zapatos también, incluso los dejaba en la entrada de la casa, pues adentro utilizaba otros.

Era el mismo procedimiento hasta para salir al patio y poner a funcionar la bomba del agua.

Los cuidados eran estrictos… pero no suficientes.

Un día su papá se puso mal, ya presentaba algo de tos y temperatura, así que un doctor lo consultó en su casa y les dijo de la alta posibilidad del coronavirus.

“¿Cómo se contagió?” fue y es la gran incógnita.

“Nos hablaron al final de muchas posibilidades, nos hemos imaginado mil cosas… pero al final, cuando te toca, te toca”, narró Heriberto.

La estancia en el hospital no fue prolongada, apenas unos días, pues las complicaciones por la diabetes provocaron un desenlace rápido.

En su caso, los trámites no fueron complicados. Aceptaron la cremación y recibieron las cenizas, tiempo en el cual avisaron a algunos familiares.

Estando en el punto más álgido de la pandemia, los servicios funerarios que contrataron indicaron que por tratarse de un cuerpo con Covid-19 no podían recibir a nadie en una capilla, ni siquiera ellos podrían ir.

La empresa mandaría a recoger el cuerpo al hospital con las medidas pertinentes, lo llevaría al horno y luego entregaría las cenizas, para que la familia dispusiera de los restos.

“Por eso digo que el coronavirus nos quitó algo más que la vida. Nos aisló en dolor. Recibimos muchas llamadas y todas muy sentidas, todas festejando la vida de mi papá. Pero pocos, sólo los más cercanos, nos pudimos ver, abrazar, tener ese hombro para llorar, desahogarte”.

“Lo siguiente fue acostumbrarnos mi madre y yo al cambio de vida, de rutina, al espacio vacío, a esos pequeños-grandes cambios, uno de ellos fue dejarnos de preguntar ¿Cómo pasó? Pasó y ya… pero llegar a eso cuesta trabajo. Aún hay días en que nos miramos, sabemos que pensamos en eso, pero ya no lo decimos”, recordó.

En ese sentido, “Heriberto” reconoce que buscaron ayuda profesional de una psicóloga, a través de sesiones en línea lo que les ha ayudado en mucho a superar el momento difícil.

—Y ante este posible rebrote que coronavirus, ¿Qué piensas?

—Pienso que la gente debe tomarse muy en serio esta situación. Aún no salimos de esto. Aún falta mucho, pero veo que varios andan como si nada, arman fiestas, creo que ya quieren reabrir los antros, los salones de fiesta. No sé en qué piensan.

A todos nos cuesta mucho sobrellevar esta situación, pero en lugar de arriesgarnos a volver al confinamiento, hay que ser responsables, para que trabaje quien deba trabajar, que salga de casa quien deba salir y que se apoye a las familias que no tienen ingresos.

Pero vienen las elecciones y ahí lo único que importa en quién gana. En lugar de apoyar a la gente, los políticos están pensando en qué puesto van a buscar. No sé qué venga para nuestro país, pero ojalá que esto termine pronto.

Compartir ahora

Nuevas ofrendas y mediciones con distintas varas – Rocío García Olmedo

Entrada anterior

COVID-19: las muertes en aislamiento

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas