Coronavirus

COVID-19 detuvo rescate de los archivos de las juntas auxiliares

También afectó la valoración documental, un actividad implementada por primera vez en una administración municipal, según el director del Archivo General, Alejandro Hernández Maimone

Jaime López

Una de las actividades del Archivo General Municipal de Puebla, frenada con motivo de la pandemia del nuevo coronavirus, fue la del rescate de los documentos históricos que existen en las 17 juntas auxiliares de la capital, indicó Manuel Alejandro Hernández Maimone, director de ese lugar.

Entrevistado por este reportero, el también historiador y paleógrafo explicó que, para este 2020, tenían programado clasificar los archivos de esas demarcaciones, algunos de los cuales datan de 1810.

Agregó que por la contingencia sanitaria solamente podrán completar esa tarea en una o dos juntas auxiliares, la cual comprenderá la colocación de estantería y la impermeabilización de techos.

Igualmente, Hernández Maimone destacó que la epidemia por el COVID-19 detuvo la actividad conocida como valoración documental, consistente en separar adecuadamente los textos albergados en el recinto a su cargo, destinando unos al archivo histórico y otros al archivo de concentración, siendo finalmente destruidos los del segundo grupo, que no son trascendentes en el tiempo.

«Es una de las actividades que más nos pesa, porque ya estábamos teniendo un buen ritmo. Afortunadamente, como es un trabajo que se implementó, puede continuarse, sólo se atrasó», acotó.

Subrayó que es la primera ocasión en que un gobierno municipal está realizando valoración documental, la cual implica demasiados recursos materiales y humanos, pues se debe revisar archivo por archivo.

En otro orden de ideas, comentó que el Archivo General Municipal posee una plantilla de 39 empleados, de los cuales aproximadamente 10 pertenecen al grupo de riesgo respecto al nuevo coronavirus, por padecer comorbilidades (hipertensión y diabetes).

No obstante, remarcó que esos trabajadores están acostumbrados a adoptar medidas de seguridad o de prevención, ya que es parte de sus funciones o de su quehacer cotidiano, porque los documentos más antiguos contienen diferentes agentes patógenos (hongos, bacterias, virus o esporas).

«La ventaja que nosotros tenemos es que de por sí manipular estos documentos requiere un equipo de seguridad, sobre todo, para vías respiratorias y piel, por parte de trabajadores, que nos obliga a mantenernos aislados de este tipo de patógenos», expresó.

Además, dijo que los empleados que pertenezcan a los grupos de riesgo podrán reanudar sus actividades desde casa o haciendo home office.

Sobre si la mayoría de los integrantes del Archivo General Municipal cuentan con seguro médico, respondió que sí, siendo los sindicalizados y los trabajadores de confianza los que tienen derecho al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por último, resaltó que el ayuntamiento de Puebla encabezado por Claudia Rivera Vivanco se ha enfocado en poner en el centro de la atención al personal, al recurso humano, pues sostuvo que es el que continuará laborando, aunque haya cambio de administración.

Con relación a cuáles son los documentos más valiosos que existen en el Archivo General Municipal, indicó que las series documentales completas son las más preciadas para los historiadores, pues permiten revisar un hecho de manera continua.

Compartir ahora

Locatarios de ‘El Parián’ agreden a reporteros

Entrada anterior

Dejan sin salario a docentes del Icatep

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Coronavirus