Crimen organizado aprovecha la confusión de la Caravana Migrante

0
176
Lesiones, disgregación y posible rapto de migrantes, debido a que gobierno de México prohibió ayudar a la caravana con autobuses, acusó el coordinador Diocesano de la Pastoral de Movilidad Humana

Lesiones, disgregación y posible rapto de migrantes, debido a que gobierno de México prohibió ayudar a la caravana con autobuses, acusó el coordinador Diocesano de la Pastoral de Movilidad Humana. 

Diana López Silva

Hasta el último corte oficial, son ya 2 mil migrantes centroamericanos que han llegado a Puebla por sus propios medios, aunque se espera que entre domingo y lunes llegue otra cantidad igual… difícil saberlo con exactitud, porque vienen disgregados ante la prohibición del gobierno federal de México de brindarles transporte de autobús, y todos vienen a pie o pagando hasta 100 pesos por persona a traileros que los dejan solamente en la entrada de Puebla.

Justamente en la zona de La María, decenas de migrantes fueron convencidos por presuntos delincuentes para abordar dos autobuses directos a Tijuana y no se sabe más de ellos, por lo que otros que no aceptaron el transporte presentaron una denuncia ante la Fiscalía, informó el padre Gustavo Rodríguez Zarate, coordinador Diocesano de la Pastoral de Movilidad Humana, quien siempre pide a las autoridades extremar la seguridad, pues en la caravana de abril tuvieron gente de los Zetas merodeando los albergues.

Por su parte, el gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, negó que migrantes hayan desaparecido tras abordar dos autobuses.

“Anoche les avisamos que capturaron a algunos y salieron dos autobuses de donde siempre salen de La María a Tijuana, ellos pensaron que eran apoyo y se los llevaron, los que no quisieron subirse dieron testimonio en la Fiscalía, llenaron dos autobuses (…) En la autopista los dejaron en la terminal que va de Puebla a Tijuana, se confundieron y se subieron a dos camiones completos, ya no se sabe más de ellos”, dijo Rodríguez Zarate.

Descalzos, algunos sin camisa y visiblemente cansados y hasta enfermos, algunos migrantes confirmaron que en su paso por México han sentido el temor de ser interceptados por el crimen organizado.

Kevin, odontólogo originario de Honduras, quien viaja con su esposa y tres hijos, pequeños, la menor de seis meses de nacida, narró que al salir de Veracruz, en la zona denominada La Isla, fueron interceptados por un comando armado y encapuchado que revisó los camiones de carga en los que viajaban.

Por ello, envió un mensaje a Donald Trump para decirle que no son delincuentes y al gobierno mexicano, a cargo todavía de Enrique Peña, le solicitó brindar apoyo de autobuses al menos para que mujeres y niños viajen más seguros.

En esta caravana hay quienes huyen de la crisis económica de su país, pero también hay otros que vienen huyendo de amenazas de muerte, como una joven de 28 años de edad, que fue testigo del asesinato de un familiar que rechazó entrar a la pandilla mara salvatrucha y hoy busca asilo en Estados Unidos para poder sacar de Honduras a su madre e hijos.

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, informó que la Caravana rebasó la capacidad de los albergues, por lo que dio indicaciones para habilitar también los templos, y por parte del gobierno estatal y municipal se habilitó el polideportivo Xonaca.

 

Deja un comentario