Política

Crónica – El informe, el ritual y la última oportunidad

0

La remodelación de la CAPU, la revitalización del barrio de Analco y el programa de bacheo expresas, destacan entre los proyectos comprometidos por la edil para su segundo año de gobierno.

Mayra Flores

Un ritual marcó el inicio del mensaje político de Claudia Rivera Vivanco con motivo de su primer año de gobierno. La intención fue pedir a los dioses que la llenen de cosas buenas porque ‘si le va bien también le irá bien a la ciudad .

‘Ya me habían comentado que los penachos de los ancestros se iban reuniendo cada que les entregaban una pluma, significado de extender las alas, de abrir las fronteras y de que cuando se empiece a perder el rumbo esto te vaya guiando, te vaya ayudando’, dijo la propia edil al tiempo de reconocer que recibía una pluma como símbolo de la guía que necesita su gobierno.

Fueron dos personas las que se encargaron de interrumpirla en el teatro de la ciudad cuando apenas comenzaba a repetir el discurso que horas antes había pronunciado en el salón de cabildo ante los integrantes del ayuntamiento y teniendo como invitado al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Mientras un hombre de edad adulta soplaba un caracol, una mujer se encargó de llenarla del aroma del incienso mientras pedía al Dios Ometeotl que ‘llenara de cosas buenas’ a la edil morenista que ha enfrentado duras críticas a un año de gestión.

El ritual concluyó en un par de minutos y quienes lo realizaron para pedir por el destino de Cuetlaxcoapan, nombre en náhuatl que recibía la región, descendieron del escenario del teatro en el que fue habilitada una plataforma blanca, una pantalla de led y tanto el logotipo y nombre de la ciudad en letras de relieve.

Rivera Vivanco emitió su segundo mensaje, que iba dirigido a la ciudadanía en general, con un atuendo distinto al que portó durante la sesión solemne de cabildo en la que presentó el documento al ayuntamiento.

Cambió el vestido negro con blanco corto y el saco blanco por un vestido de corte más largo color verde y de manga larga, modificó un poco el peinado de su cabello y radicalmente el maquillaje, que por la mañana le resaltaba erróneamente los ojos e incluso la convirtió en motivo de una ola de memes.

La presidenta repitió prácticamente los mismos señalamientos que lanzó en su primer mensaje, se reiteró fuerte pese a las críticas de sus detractores y quienes han querido desestabilizar su gobierno sin saber que realmente desestabilizan a Puebla.

Sostuvo que no han podido derrumbar su gobierno porque es legítimo y que seguirá enarbolando los principios de la cuarta transformación en los dos años que le restan de mandato.

De paso prometió que en su segundo año de gestión detonará proyectos como la rehabilitación de la Central de Autobuses de Puebla (CAPU) y de ocho vialidades, la revitalización del barrio de Analco, un corredor de movilidad activa y la implementación del programa ‘Bachero Express’.

Añadió que realizará la instalación de 2 mil placas de nomenclatura, el desarrollo del sistema serverbox para agilizar trámites de alineamientos y número oficial y la obtención de la certificación ISO – 37001 para reducir los riesgos de corrupción en la Dirección de Desarrollo Urbano.

Rivera Vivanco era interrumpida por aplausos y trastabilló en ciertos momentos de la lectura del teleprónter sin que eso implicará mayores tropiezos en su discurso.

Antes de concluir con las mismas palabras con que había terminado el mensaje en el salón de cabildo, ciudadanos subieron al escenario y acompañaron a la edil en el cierre donde reiteró que ‘en Puebla, gobernamos todas y todos’.

Entonces iniciaron aplausos y porras, el reparto del periódico de la comuna ‘el incluyente’ en cuya primera edición da cuenta de los logros del primer año de gobierno, hubo quien desde uno de los palcos ondeó la bandera de la comunidad LGTBI y de inmediato inició la salida de los invitados, la edil se apresuró a salir al lobby en donde aún alcanzó a tomarse la foto con algunos.

El senador Alejandro Armenta Mier, la aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Bertha Luján y el diputado local José Juan Espinosa Torres, fueron algunos de los que se hicieron notar pese a que son del grupo político opuesto al gobernador Luis Miguel Barbosa.

Destacó la presencia del secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla, Gabriel Covarrubias Lomelí en representación de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y de Emilio Baños, rector de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP).

Sin embargo, más evidentes fueron las ausencias, iniciando por la mayoría de presidentes auxiliares que hace apenas unos días acusaron falta de apoyo de la edil. Tampoco estuvieron representantes del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, la Cámara Nacional de Comercio y otros organismos que se han pronunciado en contra de las políticas de la alcaldesa por favorecer al ambulantaje.

No asistió el rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Alfonso Esparza Ortiz y hubo escasa asistencia de diputados federales y locales al recinto.

Con todo y eso la edil repartió abrazos y fotografías a quien se los solicitó y posteriormente ingresó al patio del palacio municipal en donde ya la esperaban los miembros de su gabinete, de los que no cambió a ninguno a pesar de prometer hacerlo desde hace dos meses.

Hubo reparto de sándwich, agua de tamarindo y jamaica para los invitados en el teatro de la ciudad y también en el patio del palacio porque se remarcó que se privilegia la austeridad a mientras que aún hay 1,262 millones de pesos sin ejercer del presupuesto.

Compartir ahora

Crónica – PAN luchó a las vencidas con Morena… y perdió

Entrada anterior

SEP entablaría diálogo esta tarde con normalistas de Teteles

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Política