Crónica urbana

Crónicas urbanas: De funcionarios que no saben hablar e ideologías de papel

0

Una combi se convirtió en foro de análisis político sobre lo importante que es la expresión oral para los funcionarios, así como acerca de que los llamados votos golondrinos ya no están con el PAN local

Jaime López

Los arrumacos se transformaron en una evaluación verbal sobre el evento al que acaban de asistir. Así, la cariñosa pareja que se iba besando en la combi comenzó a destacar lo negativo de la clausura de la Fiesta del Libro 2019.

-Lamentable, el único que se salvó fue Fritz (Glockner)- dijo ella -¿Un baile de comunidad? ¿Qué es eso?- agregó con un aire de ironía y mala leche

La joven, que parecía tener unos 30 años, hizo mofa de algunas de las palabras con las que el actual titular del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP), Miguel Ángel Andrade, despidió la Fiesta del Libro 2019. Su novio la secundó con una risa discreta.

Paréntesis obligado.

Para quien no está enterado o enterada, este fin de semana, el ayuntamiento capitalino, en coordinación con el IMACP, tuvo en la calle aledaña al Zócalo, el evento denominado Fiesta del Libro, gracias a la asociación civil de la familia Taibo, Para Leer en Libertad, así como a diferentes editoriales, que buscan fomentar el hábito de la lectura en todo el país.

(Fin de la contextualizada necesaria).

-¡Y luego el Palou! Lamentable su intervención- prosiguió la chica- Todo torpe con sus palabras, y sale con sus «mágicas» estadísticas. ¿Cómo contaron a las 55 mil personas? Y si nadie de los escritores invitados cobró un peso, entonces, ¿por qué la feria costó tanto?

Respecto a eso, el novio no se quedó sin palabras, por lo que complementó la crítica de su pareja, aunque sin abordar la inversión que representó la fiesta literaria en comento, misma que también fue cuestionada por la regidora de Turismo, Marta Ornelas.

-Sí, creo que sólo «el Fritz» fue el único que habló bien. Estuvo «chida» esa parte donde habla de la Puebla liberal, aunque creo que sigue habiendo un gran sector de la sociedad conservador, «mocho»…

Esos dos últimos términos vertidos por el joven condujeron la charla de los enamorados hacia los resultados presentados el pasado viernes por diferentes encuestadoras.

-Hablando de «mochos», ¿viste las encuestas que sacaron en la UPAEP?- preguntó ella

-¿Las que dicen que Morena ganará con mucha ventaja?- replicó él

-Ajá…

Sin entrar en mayores detalles, la novia cuestionó con notable sarcasmo cómo era posible que Martha Erika Alonso había ganado los comicios de 2018, y meses después el PAN está en un muy lejano segundo lugar, sin importar quién represente al blanquiazul y al vino tinto.

-Tiene razón uno de los encuestadores, ¿dónde quedaron los que votaron por Martha Erika? Así como los números de Palou, se acabó mágicamente el encanto que provocó, el fervor hacia ella

El novio sólo esbozó una sonrisa. Esta vez no quiso abonar nada a las punzantes interrogantes de su chica.

La combi en que viajaban los tórtolos hizo una parada en un lugar concurrido. Eso, más el regreso de los arrumacos, los distrajo de su plática política.

La unidad de transporte público siguió avanzando, dejando a un lado la condena a las ideologías de papel.

Compartir ahora

Claudia Rivera calla ante designación de Barbosa como candidato de Morena

Entrada anterior

Crónica: Y no le alzó la mano…

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario