Crónica urbanaÚltimas noticias

Crónicas urbanas : La Fortuna

(verso)

Mayra Labastida 

Caminando estaba,
me encontré a una mujer
vendía boletos de la suerte

¿Cuánto cuestan? le pregunté
Cinco pesos me respondió
y los saqué de mi bolsa

Ella sonreía
sabía que al abrirlo
mi vida comenzaría
el rumbo de sus predicciones

Se sentía pitonisa
se sentaba afuera de su casa
a dos de la mía

Y les vendía su necesidad
y les vendía una dádiva
y la gente le compraba

Un papel pequeño
blanco grisáceo
por las manchas del lápiz carbón que usó

Mis dedos vacilan
saben que al abrirlo
mis pisadas tendrían otra intención

Si lo abro y me dice
que me irá bien
no hay problema
caminaré confiada

En cambio, si al abrirlo
me augura mala fama y fortuna
tendré que dejar de ser tan despreocupada

Caminaré cuidándome la espalda
o con un arma blanca en la bolsa
no saludaré a nadie
me volveré callada

Se resbala en mis dedos
le hizo varios dobleces
el boleto de la suerte
me dirá qué viene hoy

Una frase trillada,
algo que le ocurre a todos,
un trabajo que a ella
le da para comer

Lo abro y leo
“Que nadie borre tu sonrisa”
dice el cacho de papel
y mi cara de transforma

Ningún destino hay en esto
sólo una forma de vida,
y con esa frase
se deforma mi rostro

El ánimo me cambia
aquella mujer me cambia la vida
en un instante
y para el resto de mi día

Que por cinco pesos
la inexperta pitonisa
es más hada, pues
me ha pintado la sonrisa

Compartir ahora

Pide Gobernador esclarecer detención errónea del empresario Mirko Kosic

Entrada anterior

Crónicas urbanas : Germán y Molina

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario