Crónica urbanaÚltimas noticias

Crónicas Urbanas – Un aumento de pasaje y un tatuaje

0
Para el 'Elefajente secreto', el nuevo pasaje del transporte público no es problema mientras lo acompañe 'la Jenni'. Crónicas Urbanas

Para el ‘Elefajente secreto’, un conductor de microbus, el nuevo pasaje del transporte público no es problema mientras lo acompañe ‘la Jenni’. Crónicas Urbanas

Jaime López

¡Cómo me gustan sus nalgas! Están del tamaño de un ‘cofresote’. Eso y el tatuaje de sus chichis, están perfectos para alborotarme el ‘impresionanti’.

Lo malo es que hoy no la veo y el tráfico va a estar de la chingada, porque siguen arreglando la nueva línea del Metrobus.

Si mi señora madre me escuchara y viera. Pero así soy, malhablado, me gusta vestir bien y ‘picarle el ojo’ a la cuenta del jefe. Chingar para brillar, diría mi carnal.

-Joven, ¿falta mucho para llegar a la CAPU?
-Como diez minutos, yo le aviso…

Sé que con el aumento del pasaje, el cabrón, mi patrón, me va a pedir más de cuenta, pero me vale verga, de todas maneras buscaré el modo pa’ chingarme algo

Lo siento por las madrecitas que tienen un chingo de hijos, pero a esos ojetes les vale, con que les entreguemos la cuenta están más que contentos.

Y eso de que van a mejorar las unidades, lo dudo, la mayoría de las rutas en Puebla están hechos un mierdero.

-¡En la esquina, por favor!
-Ya lo oí, ahorita lo bajo…

Varios compas se quejan de que los únicos ganones son los dueños, los patrones, esos que les dicen mamonamente concesionarios en las noticias

-¡Maneje despacio, que no traes animales!

¿Ven lo que les digo? Aunque suban el pasaje, la gente siempre chingando, pero bueno, entiendo, si no chingas, no avanzas.

Lo malo es que se van a poner más perros para las contrataciones… En fin, ya veré cómo paso los exámenes de confianza. Y si me dan torzón aquí, me voy con mi cuate Carmelo y su ruta ‘pirata’, siempre me encuentra ‘jale’.

-¿Sí me da mi cambio?
-¿De cómo fue?
-Uno de 200…

Eso sí, donde me vaya a ‘chambear’, mi Jenni me tiene que acompañar, con verle las nalgas y el tatuaje me motivo, ya puedo seguirle…

-¿Ya llegamos a la CAPU, joven?

¡Puta madre! Se me olvidó avisarle a ese ‘wey’ que ya pasamos por la CAPU.

-El señor que va a la CAPU, aquí es, ya nada más se regresa dos cuadras…

MÁS CRÓNICAS URBANAS

Crónicas urbanas: Cuando el AMLOve acaba

Crónicas urbanas – Cuando la tierra ruge, el cielo llora

Compartir ahora

Los Rituales del caos – El Yunque perdió… otra vez

Entrada anterior

VIDEO – Regidores pedirán informe sobre detención de la ‘mataperros’

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario