Entrevistas

Decidí ser parte de la solución y no del problema: Beauregard

0

La panista aguarda con ansia las elecciones de 2021, no por una posición política, pues está dispuesta a trabajar desde cualquier trinchera, sino por rescatar a una Puebla sumida en crisis

Jesús Peña

(entrevista de semblanza)

La panista Carolina Beauregard Martínez platicó con NG Noticias sobre sus inicios, su interpretación de la política, no como una herramienta de poder personal sino de poder para transformar y mejora la vida de la gente, del ciudadano de a pie, del que todos los días se levanta esperanzado en tener un futuro mejor para su familia, sus amigos, sus vecinos, su comunidad.

Esta vocación de servicio, que comenzó siendo una niña, la ha llevado a la lucha pública, a un partido como Acción Nacional, que hoy ve urgido de unidad, porque sabe que el enemigo no está en casa, sino en las calles, en la inseguridad, en la falta de mejorar a servicios públicos y ante una democracia que se ve amenazada.

NG Noticias : ¿Cómo surge tu interés por la política?

Carolina Beauregard : Estudié Ciencias Políticas en la UPAEP y una maestría también en Ciencias Políticas en Madrid, en la Universidad Francisco de Vitoria. Siempre me gustó porque en la casa siempre habló en la mesa, con mi papá, mis tíos, tuve un tío que fue diputado federal, aunque estaba muy chica siempre me interesaron los temas nacionales.

Tenía como ocho años cuando mi tío fue candidato a diputado federal, el cierre de campaña se me hizo extraordinario, eran mítines multitudinarios.

Yo siempre creí lo que en mi casa se decía: “En la vida tiene dos opciones: eres parte del problema o eres parte de la solución”.

Esa espinita siempre me quedó y cuando llegué al punto de decidir carrera estaba entre Derecho, porque siempre me molestaron mucho las injusticias y quería ser parte de la solución, pero al final escogí Ciencias Políticas y se me hizo como que la carrera conjunta todas las materias que me gustaban y la UPAEP era de esas pocas universidades que tenían la carrera.

¿Por qué inclinarse por PAN?

Lo que yo siempre escuché en casa es que el PRI estaba haciendo las cosas mal. En 1994 tenía nueve años y me tocó vivir esa crisis, ver con Jacobo Zabludovsky el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Fueron temas que me cimbraron. Sabía de la eventual caída del PRI, porque el gobierno no estaba a la altura de la expectativa de los ciudadanos. Me tocó ver cómo tíos estaban en grave crisis, cuando habían comprado una casa y era más fácil perderla que terminarla de pagar.

Después, con más conciencia, vi al PAN como la única alternativa de oposición, que planteaba lo más cercano a lo que pensé que debía ser el rumbo del país, sin elecciones falsas, donde ya sabías quién iba a ganar, porque en otros países había gobiernos de alternancia. Entonces sabes que lo que tú creciste pensando que era normal, en realidad no lo era, que debía haber competencia para que gane la mejor opción.

Fue cuando me emocionó mucho la campaña, primero, de Diego Fernández de Cevallos, pero sucede lo que todos sabemos, gana Zedillo. Para la campaña de Vicente Fox todavía no votaba, pero en Veracruz, recuerdo que estaba con mi familia allá, me tocó ver los coches festejando como si hubiera ganado la Selección Mexicana, las banderas de México, todos los noticieros lo daban con ventaja. Estábamos en el café La Parroquia viendo la televisión y la emoción que se vivía. Allí fue donde dije que si iba a estar en un partido político por convicción sería en el PAN.

¿Tuviste experiencia en liderazgo estudiantil?

En las escuelas no se impulsaba el liderazgo. Sí era jefa de grupo, algo normal porque siempre tuve buenas calificaciones, de hecho estudié becada toda la primaria, secundaria y preparatoria. Fue en preparatoria que me tocó ser becada para una escuela de liderazgo.

Una experiencia muy aparte es que estuve en un intercolegial de baile de Televisa. Yo organicé a 25 niñas de secundaria y preparatoria, lo ganamos. Para ello me tocó ir a pedir recursos a gobierno municipal y fue mi primer acercamiento con el gobierno. Sí nos apoyaron.

¿Cómo fue tu experiencia en la UPAEP?

Muy bonita. Me tocó que me diera clases don Manuel Díaz Cid, que en paz descanse. Fue una continuidad de lo que ya venía pensando, porque es una escuela de formación católica, reafirmó mis convicciones de buscar el bien común, transformar a la sociedad en lo que te toca, fortalecer mi parte del servicio a la sociedad, formar parte del grupo PUNTA -de mejores promedios-, tener cursos especiales, me tocó organizar el primer debate en 2006 entre Rafael Moreno Valle, Humberto Aguilar Coronado y Melquiades Morales, quienes aceptaron ir a UPAEP.

Para mí la universidad fue punta de lanza para tener aspiraciones políticas, lo que aprendí fue una visión distinta, que había que buscar un gobierno de alternancia.

También obtuve el premio de mejor promedio, que es el Abelardo Rodríguez para Ciencias Políticas, fui Cruz Forjada. Fundé el Modelo de Naciones Unidas de la UPAEP, para lo cual busqué los permisos hasta Ciudad de México, y el cual sigue vigente, porque pensé: si los de Ciencias Exactas o Biología tienen laboratorio ¿nosotros por qué no teníamos nada? Fue un logro.

¿Cómo te inclinaste al PAN?

No es casual que la visión de formación humanista y cristiana de mi casa y la UPAEP coincidiera con la del PAN. En la universidad no había militancia, pero la maestra Margarita Argüelles me invitó y empecé a ir, primero como maestra de ceremonias. Era mi oportunidad de apoyar.

Estuve cuando Pablo Rodríguez fue candidato a presidente municipal, Paco Fraile como candidato a gobernador, cuando fue un debate del PAN en el Siglo XXI -hoy Auditorio Metropolitano- con Felipe Calderón, Francisco Barrio y Alberto Cárdenas, cuando fue Margarita Zavala… fueron mis primeros pininos. Me tocó enriquecerme de los debates de los liderazgos panistas y era natural mi convicción de afiliarme al PAN, sin buscar una posición específica. Lo que proponían era lo que yo soñaba para esta ciudad, estado y país.

¿Quién dio oportunidad?

Inicié como todos, picando piedra. Después de la campaña de 2011, cuando ganaron Rafael Moreno Valle Rosas y Eduardo Rivera Pérez, yo me afilié al PAN. No lo había hecho antes porque por mi formación de politóloga creía que debía ser más imparcial, objetiva, pero me dije ‘si voy a hacer carrera política, sería en el PAN’.

El maestro Alejandro Fabre fue quien me invitó a trabajar en el ayuntamiento del trienio de Eduardo Rivera y para mí fue extraordinario, fue mi primera experiencia de gobierno. Todos los que estábamos trabajando en ese grupo político teníamos una oportunidad por primera vez y veía la convicción de hacer las cosas bien, mejor que los gobiernos anteriores. Te queda la satisfacción de ese equipo, aunque sí hubo errores, pero teníamos la firme intención de hacer las cosas bien.

¿Y tu experiencia como diputada?

Me tocó representar un distrito con muchas carencias, el X local, que ahora ya cambió con la redistritación y comprende del IX y X local. Estaba formado por juntas auxiliares -ahora ya tiene unidades habitacionales-, pero es una zona que va de San Miguel Espejo, que colinda con Amozoc, hasta Santa María Xonacatepec, San Miguel Canoa, Resurrección, Xochimehuacan, San Sebastián de Aparicio, Villa Frontera, es esa franja de la autopista México-Puebla, que hoy aún requiere mucha inversión, como calles, pavimentación, drenaje, regularizar colonias, incluso estaba la Central de Abasto.

El hacer campaña, visitar casa por casa, primero como candidata y luego como diputada, te dice que a veces las leyes no son tan tangibles para la gente.

Los temas que manejé en la diputación se enfocaron en la niñez, porque veía en el distrito que no registran a los recién nacidos en seguida, entonces hicimos campaña para llevarlos a Registro Civil, presentamos la iniciativa de Derecho a la Identidad, para que políticas del Estado estuviera dirigidas de manera prioritaria a la niñez poblana.

Hoy veo con mucha tristeza que, de las cosas buenas, como el CESA de San Sebastián de Aparicio en el periodo de Antonio Gali, también me tocó ver la construcción del de San Miguel Canoa, hoy están descuidados. Es una pena que el trabajo que se venía haciendo no se quede para la posteridad, sino que dependa de la voluntad de cada gobierno.

¿Cómo ves hoy al PAN?

Lamento que Felipe Calderón y Margarita Zavala hayan abandonado al PAN y formen su partido político, porque México debe tener instituciones consolidadas y aunque muchas veces no nos gusten las decisiones que se toman al interior, la gente se debe quedar para abonar al cambio y consolidación.

Hoy necesitamos un PAN unido más que nunca, porque pese a las diferencias, al final, nunca van a ser las diferencias internas mayores que las que tenemos con Morena o con la llamada cuarta transformación. Los panistas compartimos mayores puntos en común, creemos en trabajar para que la ciudadanía esté y viva mejor. Hoy más que nunca, por hacer patria, por tener un mejor estado y país, como oposición debemos recuperar el Congreso del Estado y de la Unión.

México Libre van a atomizar la composición que tanto se necesita. Vicente Fox Quesada ganó la alternancia. Hoy vivimos con una aplastante mayoría contra la que no se puede hacer nada en el Senado, aunque sí en la Cámara de Diputados. En los Congresos locales necesitamos una voz, no para la anécdota sino para que también insten al Ejecutivo a que se siente a dialogar. No ayuda a la ciudadanía tener un Poder Ejecutivo tan fuerte y un Congreso del Estado tan sumiso.

¿Cómo ves a Puebla?

Estoy convencida de que podemos tener una mejor ciudad y estado, ya lo vivimos. El PAN debe aliarse con toda la oposición, con los todos los que no están de acuerdo con la forma de gobierno de Miguel Barbosa y Claudia Rivera, porque el proyecto en común es Puebla.

Estábamos acostumbrados a tener todos los días banderazos de inicio de obras por parte de los alcaldes y gobernadores, no solo del PAN, también del PRI, tener gestión de gobierno, pero hoy no hay nada.

Es increíble cómo estamos tolerando esta situación de abandono en Puebla, de las instituciones, los hospitales, los servicios públicos. Ayer me tocó ir a dar apoyo a personas de mi distrito y es increíble lo sucia que está la ciudad… ¡Ni lo elemental se puede cumplir!

Los poblanos no nos podemos acostumbrar a vivir así, cuando teníamos autoridades que respondían y estaban pendiente de crítica, para trabajar y dar soluciones. Hoy vemos a un gobernador y una alcaldesa que no responden a la ciudadanía. No nos podemos acostumbrar a vivir como la mujer golpeada, a malvivir, tenemos que dar la batalla y hacer la diferencia en 2021, para que el PAN escuche a la sociedad, empresas, instituciones privadas, universidades, al ciudadano de a pie que quiere que tapen su bache, que reparen su luminaria, que quiere un hospital donde lo atiendan. Necesitamos en 2021 tengamos una presidencia municipal más ejecutiva, que responda a demandas ciudadanas.

¿Qué opinas de la gente que ya no cree en el sistema político?

La democracia es el mejor sistema de gobierno y paradójicamente no está bien evaluada en México, América y el mundo.

Desafortunadamente la valoramos con tintes autoritarios o cuando se ve amenazada, mientras tanto creemos que vivir en apatía y no votar mantiene las cosas iguales, pero podemos estar mucho peor. La única manera de vivir mejor es pedir cuentas, participando.

Me toca escuchar -muchas veces con razón- la apatía, el desánimo, la desesperación y el letargo, pero yo siempre digo: es como la vida… te puedes enojar con tu pareja, con alguien que te atendió mal, con la vida, pero luego te acuestas, te levantas y vuelves a empezar, creer y trabajar.

La apatía no nos va a llevar a buen puerto. Lo que tenemos que hacer es quedarnos y luchar. Si queremos esta ciudad y este país, debemos quedarnos para ser parte de la solución y no del problema.

Yo no quiero ver a un poblano en 2021 que no salga a votar. Debe ser lo más temprano que haga ese día, que pida cuentas con su voto. Este discurso federal del presidente Andrés Manuel López Obrador de dinamitar las instituciones nos está llevando a eso, a que la gente al final no crea en nada y nos puede llevar a un autoritarismo del cual sería difícil salir.

Así le pasó a Venezuela, que llevan 20 años con gobiernos populistas. Los venezolanos viven hoy en condición de extrema pobreza. Yo espero no llegar a ese punto, para que la gente se involucre y empiece a exigir, salga a votar y exigir cuentas.

¿Qué esperas de 2021?

Voy a trabajar en el PAN, en la posición que mi partido me indique. Me veo trabajando en la campaña para abonar designado para la alcaldía, para las diputaciones, sobre todo locales, porque me interesa mucho la cercanía con la gente.

Me emociona trabajar en campaña, como cuando apoyé a Martha Érika Alonso y fue una extraordinaria experiencia, al lado de una extraordinaria mujer. Fue una tristeza lo que pasó, que aún estamos padeciendo, porque el trágico accidente no está totalmente esclarecido.

Me veo, desde hoy, en lo que a mí me toque. Me veo trabajando al lado de quienes se la están pasando mal, que no tienen empleo, como una mujer de La Resurrección que ya no puede salir a vender sus productos y aunque hoy no tengo posición o puesto, no puedo ser ajena a lo que la gente necesita ahora y debo apoyar. Yo trabajaré en la campaña por convicción, porque necesitamos tener alternancia y oposición que cuente en el Congreso del Estado.

Compartir ahora

Asegura Comuna capitalina que ha disminuido 60 % instalación de tianguis

Entrada anterior

Aumentaron casi en 70 % las enfermedades atendidas en Puebla capital

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas