Arte vida y estiloÚltimas noticias

Día Nacional del Cine Mexicano, entre la lucha por sobrevivir y el malinchismo

0

La documentalista Erika Mercado Sánchez hizo un breve recuento de la batalla que ha emprendido prácticamente toda la comunidad del séptimo arte para evitar la extinción del FIDECINE. También habló sobre la llamada Ley de Filmaciones del Estado de Puebla

Jaime López

A propósito del Día Nacional del Cine Mexicano, que tendrá lugar este 15 de agosto, este reportero entrevistó a la productora y realizadora, Erika Mercado Sánchez, una de las integrantes más activas de la industria fílmica poblana, quien reflexionó sobre los retos y avances del celuloide patrio.

Así, en primer término, la documentalista hizo un breve recuento de la batalla que ha emprendido prácticamente toda la comunidad del séptimo arte para evitar la extinción del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE), el cual ya es el único instrumento de esa naturaleza que existe en materia de financiamiento cinematográfico.

“Eso permitió que la comunidad cinematográfica organizara grupos que anteriormente no se podían juntar, y creo que nunca antes se había dado algo así”, declaró.

Recordó que al respecto ha habido versiones encontradas, diferentes cambios de postura, siendo el episodio más reciente el anuncio en una de las conferencias de prensa presidenciales de que se eliminarían todos los fondos y fideicomisos del gobierno federal, sin excepción alguna, por presuntamente ser poco transparentes y acumular una cantidad de dinero que se podría destinar a otros rubros o actividades.

Comentó que ello obligó a que se movilizaran de nuevo sus colegas, encabezados por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) y el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), con el objeto de solicitar una nueva reunión con el líder de la Cámara Baja del Congreso de la Unión, el morenista Mario Delgado, legislador que este día volvió a dar una esperanza, al asegurar que FIDECINE será uno de los pocos fondos que no serán eliminados del presupuesto de egresos.

“Las recientes noticias que teníamos en los últimos días es que nuevamente pendía de un hilo que pudiera seguir este fideicomiso restante (…) Hoy nuevamente vemos que sale una nota, en Síntesis, donde el diputado federal, Mario Delgado, dice que sin duda van a seguir desapareciendo varios fideicomisos, pero que se va a respetar el FIDECINE”, acotó.

Acerca de si es todavía más lamentable la posible desaparición del fondo mencionado porque las películas mexicanas siguen triunfando en diferentes festivales internacionales, la también vocera de Haciendo Cine en Puebla manifestó que, aunque es cierto esa buena racha en el extranjero, también lo es que no hay el reconocimiento debido de los compatriotas hacia su celuloide, es decir, muchas de las cintas del país son desconocidas o minimizadas.

Puso como ejemplo a ‘Sanctorum’, largometraje del poblano Joshua Gil, obra que ha cosechado críticas positivas y galardones en distintos festivales alrededor del mundo, pero que en los premios Ariel de este año está nominado solamente en dos categorías (mejor musicalización original y mejores efectos visuales).

“¿Qué es lo que vemos? Esta película, que esperábamos que tuviera varias nominaciones, es una de las películas que habla, justamente, de esta exploración, de estas narrativas contemporáneas que se están dando en el cine mexicano, solamente alcanzó a ser nominada, sino mal recuerdo, a composición de música original. No puedo decirte que esto sea una buena noticia o un buen análisis, porque uno se preguntaría por qué una película de este calibre, que va más allá de que el realizador sea poblano, y con esta proyección a nivel internacional, no puede ser reconocida en su propio país, e inclusive que ganó el Festival Internacional de Cine de Morelia, no pudo ser seleccionada en el Festival del Cine de la UNAM porque había tenido una proyección en Cinépolis (…) Creo que todavía faltan muchas cosas por resolver, para que películas que realmente están apuntalando al cine mexicano, puedan ser valoradas y contar con la proyección que se merecen”, manifestó.

En cuanto al panorama local, destacó el haber conseguido que la originalmente llamada Ley de Filmaciones del Estado de Puebla ahora se centre en el aspecto del fomento o estímulo, para que se produzcan y graben más películas en la entidad, aprovechando los escenarios que esta brinda. Apuntó que la aprobación de esa norma quedó en pendiente por la pandemia actual.

“Yo creo que, para Puebla, al menos desde la perspectiva de lo que está trabajando Haciendo Cine en Puebla, lo más importante es justamente lograr pulir lo más posible esta ley de fomento y que podamos, por fin, tener, después de tantos años de haberlo trabajado sin rendir frutos, una ley de fomento a la cinematografía estatal”, señaló.

Para finalizar, por lo que se refiere precisamente a la epidemia del nuevo coronavirus, a los efectos de esta en el ámbito cinematográfico, Mercado Sánchez indicó que hay consecuencias tanto positivas como negativas.

Dentro de las primeras, enunció el abordaje o experimentación de nuevos géneros o perspectivas, así como el hecho de que se han podido expresar más voces de los estados respecto a las problemáticas del gremio fílmico, gracias al uso de las tecnologías de la información.

Como parte del grupo de lo negativo, expresó que distintas producciones tuvieron que parar o de plano ser canceladas, sin que sea posible que sean filmadas en modos no tradicionales, debido a que requieren una interacción social íntima, no posible en la actual contingencia sanitaria.

“Para mí es importante decir que en Puebla tenemos a esta comunidad de Haciendo Cine en Puebla, que estamos presentes en las redes sociales como Haciendo Cine en Puebla, que esperamos que más gente esté interesada, sobre todo en tener una participación activa en todo lo que tiene que ver con el futuro del cine en nuestro estado. A veces creemos, pensamos, que la gente que está ahí trabaja para sus propios intereses, pero realmente uno trabaja para las nuevas generaciones”, concluyó.

Es oportuno mencionar que la también productora de ‘La danza del Hipocampo‘ está a la espera de rodar su ópera prima o primer largometraje, ‘Ombligo‘, cuyo objetivo es retratar la cosmogonía de las parteras tradicionales de la Huasteca hidalguense quienes reciben el don de la partería mediante los sueños, proyecto que se vio frenado por la epidemia del SARS-CoV-2.

 

Por lo que concierne a la conmemoración del Día Nacional del Cine Mexicano, vale la pena recordar que el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) informó en su más reciente Anuario Estadístico de Cine Mexicano que, durante 2019, se lograron producir 216 largometrajes, 30 más que en 2018, lo que representó un incremento del 16 por ciento. 

Respecto a la asistencia de espectadores a películas nacionales, también hubo un aumento en la cifra final, pasando de 30.5 millones de cinéfilos en 2018 a 35.2 en 2019, es decir, 15.4 por ciento más.

Sin embargo, los estados con menor asistencia fueron Nuevo León, con 8 por ciento, y Baja California, Chihuahua, Puebla, Sonora, Tamaulipas y Yucatán, con 9 por ciento cada uno.

Compartir ahora

Destacan beneficiarias de Cholula labor humanitaria del SEDIF

Entrada anterior

Sigue la mitad del estado en semáforo rojo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario