Elecciones 2019

El Morenovallismo cede

0

En plena elección para designar a Marko Cortés como dirigente del PAN a nivel nacional, el morenovallismo cedió.

Manuel Flores

Luego de que Héctor Larios dejó de lado a Rafael Moreno Valle en la fórmula por la renovación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Acción Nacional, el grupo afín al ex gobernador acudió de a uno a la casilla ubicada en el Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec para votar; posiblemente por el anayista, Marko Cortés como nuevo líder panista.

Entre los primeros panistas de renombre en acudir a la votación de mero trámite fue el ex dirigente y quien dio entrada al morenovallismo, Rafael Micalco Méndez y el hoy senador de la república; el con primero con un puesto seguro en el CEN, mientras el segundo, esperanzado en conseguir la coordinación de la bancada en la Cámara Alta, uno atrás del otro, pero cada uno con sus seguidores.

Antes de que se hubiera formado Moreno Valle, ya tenía una negociación perdida, y si el primer panista de esta nueva era cedió qué se podían esperar los otros 23 mil militantes, o al menos los más cercanos al ex gobernador.

Conforme pasaban los minutos empezaron a acudir más panistas de cepa, tales como los hoy diputados Oswaldo Jiménez, Marcelo García, Mónica Rodríguez y su marido, el dirigente y ex yunquista Pablo Rodríguez Regordosa, así como Jorge Aguilar Chedraui.

Lejos quedó aquel yunquismo que tradicionalmente acudía a los procesos internos del PAN, pues perdido entre los militantes se observó a un Juan Carlos Espina.

Pero solo una cosa los unió en ese momento, un personaje mejor conocido como “Pepillo” les pidió dinero a ambos, pues este martes es su cumpleaños. Morenovalle cedió, se llevó una mano a la bolsa del frente, otra a la trasera; pero finalmente encontró un billete de 200 pesos para darle al sujeto en cuestión.

«Pepillo» su camino siguió para buscar más panistas de cepa para conseguir su regalo de cumpleaños.

Entre mediodía y las 16 horas, la votación panista en el CENCH fue como un proceso intermedio; sin incidencias que reportar. No obstante, la magia del morenovallismo llevó a Martha Erika Alonso de Tabasco a Puebla capital para que 10 minutos antes de que hubiera cerrado la casilla, emitiera su voto.

A paso rápido Alonso Hidalgo bajó de su Suburban blanca para ir a la urna a votar, el cabello como suele ser el del grupo político se encontraba en perfectas condiciones; sin embargo, la hoy gobernadora electa no cedió como lo hizo el senador, pues «Pepillo» ya había hecho de las suyas doblando al morenovallismo madrugador que acudió a su obligación partidista.

Compartir ahora

Llama Barbosa a unidad en Morena, ante fallo del TEPJF

Entrada anterior

Panistas poblanos participan en el futuro del PAN nacional

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario