Reporte NG

El sismo nos puso en el mapa, reconocen habitantes de Pilcaya

0
  • Antes del terremoto del 19 de septiembre nadie sabía de Pilcaya, después empezaron a llegar personas de otros estados y hasta de varios países, destacan damnificados.

Arturo Cravioto

Han pasado siete meses del terremoto del 19S y la reconstrucción empieza a avanzar en la junta auxiliar de San Juan Pilcaya, perteneciente al municipio de Chiautla de Tapia en la frontera de la Mixteca poblana con Morelos.

La vida comienza a regresar a la forma cotidiana que tenía antes del sismo, sin embargo algo nuevo surgió, la presencia de personas de otras partes de Puebla, de otros estados y hasta extranjeros comienza a ser parte del día a día de San Juan Pilcaya, lugar que hasta los propios poblanos desconocían de su existencia, cuando menos antes del 19S.


Ello es de entenderse, a pesar de estar a menos de 150 kilómetros de la capital del estado, Pilcaya es una población de difícil acceso, toma casi cuatro horas en carretera llegar a esta población la cual carece de transporte directo por autobús.

Quienes quieran visitarla por las líneas comerciales tienen que ir primero a la cabecera municipal y de ahí conseguir un transporte que los traslade a esta junta auxiliar, un lugar caluroso y propicio para la siembra de maíz y Jamaica.

A pesar de estar rodeado de montes áridos, Pilcaya es un lugar fértil y un pueblo pintoresco y pequeño, de vocación campesina que empieza a ponerse de pie, luego de que el sismo destruyera poco más de 300 de las casi 700 viviendas que lo integran.

Ya estamos en el mapa
A siete meses del del terremoto, Gilberto Aguilar Medina, damnificado de Pilcaya quien perdió su casa, sigue viviendo con los siete integrantes de su familia en la única habitación que quedó en pie; sin embargo, al recibir los primeros apoyos del gobierno federal, ya inició la reconstrucción de la vivienda.

Comenta ya haber recibido los primeros 40 mil pesos del total de 120 mil que el gobierno federal le otorgará para reconstruir la casa que perdió la tarde del 19 de septiembre de 2017.

Don Gilberto es un campesino de la región, dedicado a la producción de flor de Jamaica, de hecho, orgullosamente presumió una botella de Flor de la Mixteca, un licor a base de dicha planta, el cual se fermenta y embotella en Chiautla de Tapia con su cosecha.

A las afueras de la obra en proceso de su casa, para la cual ya colocó el piso y los primeros castillos, comenta que el Pueblo era prácticamente desconocido, sin embargo, después del sismo “comenzó a venir mucha gente, unos a traer cobijas y comida, otros a ayudar a remover el escombro y otros a ver cómo estaba el lugar después del sismo”.


-¿De dónde venían?
-De muchas partes, del estado, de Morenos, de otras partes del país y hasta extranjeros vinieron a entrevistarnos y otros querían conocer dónde fue el centro del temblor.

-¿De qué partes del extranjero han venido?
-De Estados Unidos y algunos de Sudamérica, hasta unos europeos vinieron a traernos cobijas y se quedaron unos días; antes nadie nos visitaba, muy pocos de afuera conocían el pueblo el terremoto hizo que nos conocieran, nos puso en el mapa”.

 

Pilcaya se levanta
A poco más de medio año de la tragedia aún el poblado muestra las cicatrices del terremoto, algunas casas, poco más de 20 han sido reconstruidas, sin embargo aún hay escombros amontonados en las calles y pilas de ladrillos nuevos y material de construcción, como varilla y bultos de cemento para iniciar los trabajos.

Sin embargo aún todavía se puede ver en la calle principal del pueblo algunas de las viviendas provisionales, hechas con lonas que instalaron las autoridades municipales y estatales para los damnificados.

En la misma situación está el edificio de la Presidencia Auxiliar la cual resultó afectada y aún no termina su reconstrucción.

Incluso la iglesia, una de las construcciones más afectadas, a pesar de haber sido apuntalada con maderos, aún permanece sin restaurar, por lo que los fieles acuden a misa en una lona instalada en el atrio, para lo cual han sido dispuestas cerca de cien sillas plegadizas de aluminio.

Al respecto, Aguilar detalló que “hasta hace unos días tumbaron la cúpula, esa sí está muy afectada y desde hace tiempo que quedaron de venir a arreglarla pero hasta ahorita no, empezaron pero ya le pararon y no sé el motivo.

-¿Cómo están los servicios públicos, hay agua, energía eléctrica?
-Sí los hay, lo único que hemos estado queriendo es la línea de comunicación, es lo que nos hace falta porque vinieron a poner unos teléfonos pero a ratos sirven y a ratos no.

-¿Han estado incomunicados?
-Exactamente, eso sí nos hace falta, la comunicación.

Incluso detalló que la señal de la telefonía celular desde antes del sismo ha sido intermitente en la junta auxiliar, “a veces hay, luego no, por eso queremos que nos pongan los teléfonos allá en la presidencia”.

En cuanto a los caminos al pueblo, detalla que a pesar de los baches que hay en gran parte del trayecto de Chiautla de Tapia a Pilcaya, se puede transitar en ellos.

Cabe destacar que a la mitad del camino entre la cabecera municipal y Pilcaya hay algunos letreros puestos por el gobierno federal los cuales, con el slogan “Mover a México”, dan fe de que “este tramo carretero fue modernizado por el Gobierno de la República”, sin embargo la carretera presenta muchas fracturas, baches y tramos erosionados por la lluvia por lo que hace difícil el transitar de forma adecuada y a una velocidad constante, sobre todo a la altura de un paraje que la población refiere como “barranca onda”.

Compartir ahora

Estas fueron las propuestas del primer debate a la jefatura de la CDMX

Entrada anterior

Impulsará Maritza Marín mejora del tianguis ganadero de Zozutla,

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Reporte NG