Nuestras plumasultima

El tiempo avanza y los resultados escasean

1

La columna de la regidora Carolina Morales

Lentitud, inexperiencia, desconocimiento, improvisación, falta de resultados; agregue usted el calificativo que mejor describa los más de cuatro meses y medio que la Presidenta Claudia Rivera lleva gobernando la capital.

El tiempo avanza rápidamente y como integrante del Ayuntamiento, veo con mucha preocupación que los errores en el ejercicio del gobierno municipal continúan.

A estas alturas, gobiernos anteriores como el de Blanca Alcalá, Eduardo Rivera y Tony Gali, ya habían realizado una serie de acciones en beneficio de las y los poblanos. Aquí señalo sólo algunos ejemplos:

Eduardo Rivera en los primeros días de su administración:
Anunció el Programa de Pavimentación de Mil Calles, arrancando con 70 expedientes de las primeras 200 calles, en colonias de la periferia y las Juntas Auxiliares.
Puso en marcha el Programa de Comunidad Segura.
Decomisó autopartes en un operativo en conjunto con el gobierno del Estado.
Se concretaron acuerdos con vendedores ambulantes del centro histórico.
Implementó el programa Familia Fortaleza Poblana.
Creó el Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN).
Modificó la estructura administrativa para hacerla más eficiente.

Por su parte, José Antonio Gali:
Puso en marcha el Programa de Crédito a la Palabra de la Mujer.
Realizó tres ferias de empleo.
Otorgó apoyos al campo por 5 millones de pesos en convenio con el Estado.
Inauguró obras de infraestructura como la modernización del Boulevard Norte; la 31 oriente-poniente; la 25 oriente-poniente; la 11 sur hasta la 135 poniente; Circuito Juan Pablo II. Todo con una inversión de más de 300 millones de pesos.
Rehabilitó más de 56 mil metros cuadrados de pavimento y se taparon 40 mil baches.
Inauguró junto con el gobierno del Estado el Centro Integral de Prevención y Participación Ciudadana en Bosques de San Sebastián.

Entre lo más destacado que ha hecho la presenta administración, puedo señalar:
Cambio del logo del gobierno municipal.
La concesión del servicio de alumbrado público.
Campañas de adopción de mascotas.
Viaje a Viena para promover a Puebla como Ciudad Patrimonio.

Desgraciadamente sobresalen los errores como el exceso de ambulantes en el Centro Histórico, calles sucias y en mal estado, baches por toda la ciudad, parques y camellones abandonados, elecciones fallidas en ocho de 17 plebiscitos en Juntas Auxiliares, incremento en los índices delictivos.

Esto último es, sin duda, lo más grave. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el INEGI en la primera quincena de diciembre de 2018 y publicada el 16 de enero de 2019, entre las ciudades con mayor porcentaje de percepción de inseguridad se encuentran: Reynosa: 96 por ciento , Chilpancingo de los Bravo: 93.8 y Puebla con 93.4. https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2019/ensu/ensu2019_01.pdf
A pesar de que Claudia Rivera puede caer bien y generar simpatías entre ciertos sectores de la ciudadanía, no basta con la simpatía para que las cosas funcionen. La realidad es que no se ha dimensionado la importancia y el papel que desempeña, así como la responsabilidad que adquirió el 15 de octubre de 2018.

Ya no es creíble el argumento de que gobiernos anteriores dejaron un cochinero o que las políticas aplicadas fueron un fracaso. Ya van más de 130 días de gobierno en donde la responsabilidad administrativa y de gobernabilidad ya recaen directamente en ella, y hasta este momento no hay claridad en las acciones.

Gobernar la ciudad no es tarea fácil pero hacerlo de manera improvisada, es irresponsable. Ya no es tiempo para seguir experimentando.

Como regidores de oposición hemos sido críticos, pero también hemos sido responsables, respestuosos de su autoridad y propositivos, desde el primer día comenzamos a trabajar cada uno desde su comisión buscando aportar nuestra experiencia y trabajo para que a Puebla le vaya bien.

Tengo la esperanza querido lector, de que nuestra Presidenta Municipal realice una autoevaluación crítica y haga los cambios necesarios para que nuestra ciudad recupere su brillo. Rectificar no es sinónimo de debilidad, al contrario, debe ser una señal de corrección en las políticas emprendidas.

Nosotros no dejaremos de propiciar el diálogo, de generar las acciones para que desde lo que nos corresponde hacer, seamos una voz de la ciudadanía en el Cabildo.

Compartir ahora

Carlos Martínez sería la propuesta más viable del PRD para la candidatura

Entrada anterior

Los Rituales del caos: ¿Buscan quitar de la presidencia a Claudia Rivera?

Siguiente entrada

También te puede interesar

1 Comentario

  1. […] El tiempo avanza y los resultados escasean […]

Deja un comentario