México y el mundo

Emilio Lozoya, ¿regresa como el alfil sacrificado?

0

Es uno de los integrantes del círculo más cercano a Enrique Peña Nieto; fue detenido en febrero en España y extraditado a México la madrugada de este viernes

Jesús Peña

Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, persona del primer círculo de confianza del expresidente Enrique Peña Nieto y quien destacó desde joven como economista, ha vuelto a México esposado, acusado de fraude, de recibir sobornos de Odebrecht… caído en desgracia.

Llegó a suelo mexicano a las 00:45 horas, procedente del aeropuerto de Barajas, España, tras 12 horas de viaje y 14 meses de evadir la justicia. Al final, le fueron ejecutadas dos órdenes de aprehensión.

Sin embargo, apenas pisó la cárcel cuando su débil estado de salud consiguió que fuera ingresado a un hospital para su revisión, donde las autoridades lo tienen bajo estricta vigilancia.

Lozoya Austin es acusado de lavado de dinero, asociación delictiva y cohecho por recibir 10.5 millones de dólares en sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, que habrían sido utilizados en la campaña de Enrique Peña a cambio de contratos de Pemex cuando llegara a la Presidencia de México, además de comprar a sobreprecio una planta de fertilizantes por 280 millones de dólares.

Lozoya Austin tomó la dirección general de Pemex al inicio de la administración 2012-2018, cargo que ocupó hasta febrero de 2016. Fue a finales de ese año cuando se conoció la dimensión del caso, luego que el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que la constructora brasileña admitió que pagó 788 millones de dólares en sobornos en 12 países latinoamericanos y en África.

Emilio Lozoya tiene hoy 45 años, es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con una maestría en Harvard en Desarrollo Internacional.

Su abuelo Jesús Lozoya Solís fue gobernador interino de Chihuahua (1955-1956) y su padre Emilio Lozoya Thalmen fue secretario de Energía y titular del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el sexenio del expresidente Carlos Salinas de (1988-1994).

La carrera de Emilio Lozoya fue meteórica, pues en 1999 colaboró en el Banco de México como analista responsable de la inversión de las reservas internacionales en valores y en el Banco Interamericano de Desarrollo con la Corporación Interamericana de Inversiones, un mecanismo que promueve el desarrollo económico de América Latina y el Caribe a través del sector privado.

De 2006 a 2009 fue director en jefe para América Latina del Foro Económico Mundial, que en el 2012 lo reconoció como uno de los jóvenes líderes mundiales.

Luis Videgaray fue quien lo acercó a Peña Nieto cuando era gobernador del Estado de México (2005-2011), sumándose después a la campaña presidencial y al gobierno federal.

Es por ello por lo que su detención es muy importante para el actual gobierno de Andrés López Obrador, pues significa la caída de uno de los principales operadores del último presidente de México emanado del PRI, que puede abrir el candado de una caja llena de sorpresas, que puede conducir a la aprehensión de otros exfuncionarios.

Aunque ello sólo el tiempo lo dirá, pues también el regreso de Emilio Lozoya Austin puede verse como el sacrificio del alfil, un movimiento que en ajedrez es un golpe táctico contra el enroque. Tal vez se trate de ofrecer una pieza lo suficientemente importante que haga que el resto se mantenga con vida.

Compartir ahora

Los Conjurados – Marko Cortés mete en cintura al Pan poblano

Entrada anterior

El Eneagrama 2 – Gabriel Guillermo Rodríguez

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario