Nuestras plumasÚltimas noticias

En campaña y… no veo distanciamiento – Rodolfo Rivera Pacheco

0

Al Pie de la Letra

Este sábado se verificó la visita número 11 a Puebla por parte del Presidente López Obrador en lo que lleva de gestión (poco más de año y medio, NO dos como muchos dicen). Muchas, para ser un Estado en el que su Gobernador supuestamente está distanciado con el Presidente y al que sus malquerientes no se cansan de pregonar que “no quiere”.

La verdad es que ningún Presidente de la República había venido tantas veces a Puebla en tan poco tiempo. Ni Felipe Calderón ni Enrique Peña Nieto, con su amado cómplice Rafael Moreno Valle.

Hay varias razones por las que Andrés Manuel López Obrador ha venido ya más de una decena de ocasiones a Puebla.

La primera porque había que respaldar al entonces aún candidato Barbosa y su impugnación al fraude electoral que llevó a la Gubernatura a Martha Érika Alonso y dirigido por Rafael Moreno Valle y sus huestes de bribones (hoy alguno ya en la cárcel, pero muchos aún deambulando por Puebla). Las siguientes justamente para manifestar su apoyo al hoy Gobernador, en un año convulso y después de un Gobierno interino.

Pero todas las siguientes han sido para venir a inaugurar obras, programas o servicios del Gobierno Federal en acuerdo con el Gobierno Estatal.

La verdad es que yo no he podido ver el terrible distanciamiento que muchos medios y columnistas opositores al Gobernador Miguel Barbosa han detectado desde el inicio de su gestión, por parte del Presidente AMLO. Hasta videos difundieron profusamente de la última visita de López Obrador a Puebla (finales de junio de este año) cuando “no saludó” al Gobernador… cuando venían de desayunar juntos.

Y la visita de este sábado fue muy clara en las expresiones de apoyo del Presidente al Gobernador Barbosa. Dijo que ha estado trabajando mucho en unión con el Gobierno federal y hasta soltó la especie de que le da gusto “verlo bien de salud” (no se sabe por qué dijo eso de que “le dijeron que estaba mal”, pues el Gobernador no ha dejado de aparecer en público en sus ruedas de prensa matinales por la pandemia ni UN solo día).

El Gobernador por su parte volvió a manifestarle su apoyo y sincronía en los trabajos que se lleven a cabo. No hubo una sola palabra de reproche por la disminución presupuestal para 2021. Incluso un día antes, el Gobernador fu el ÚNICO en el país que manifestó su apoyo al Presidente, contra la Carta que 650 supuestos “intelectuales” le publicaron porque atenta “contra la libertad de expresión”.

Si eso es estar distanciado, pues entonces no quiero ver a los que no lo están del Presidente.

López Obrador, desde luego, también viene mucho a Puebla por simples cuentas de rédito electoral. Anda en campaña, pues.

Puebla siempre le ha dado una magnífica cantidad de votos en los procesos electorales y en 2021 serán fundamentales para poder conservar la mayoría en el Congreso de la Unión (lo más importante –quizás lo único- que le importa al Presidente AMLO). Podrá perder o hasta negociar triunfos de la oposición en Gubernaturas, Alcaldías y Congresos locales, pero jamás perder la mayoría que posee en la Cámara de Diputados. Perder eso significa perder la gobernabilidad del país y que le paren TODAS sus iniciativas y puntadas. Cualquier cosa, menos eso.

El pretexto es lo de menos. Esta vez fue la revisión de la reconstrucción de inmuebles destruidos por el sismo de 2017. Pero por la misma razón pudo haber ido a Oaxaca, a Michoacán, a Chiapas o hasta hacer recorridos por la Ciudad de México.

Pero escoge Puebla, donde hay una cantidad de votantes indispensable para lograr victorias en 2021 y también donde hay un Gobernador que, pese a quien le pese, es amigo y aliado. Al igual, por cierto, que la Presidente Municipal de la capital, Claudia Rivera, para quien el Presidente también tuvo palabras de apoyo y conexión (en Atlixco también estuvo presente el Alcalde panista Guillermo Velázquez, pero es evidente que eso fue por compromiso protocolario).

En fin. Reitero: No veo por ningún lado el “distanciamiento” de López Obrador con Barbosa. Veo más bien complicidad para lograr buenos resultados en 2021. Lo demás son visiones fragmentadas de la realidad por parte de los críticos de ambos.

Por cierto. Sigo viendo que MORENA (en Puebla y otros Estados) NO está tan mal como pregonan los opositores (políticos y mediáticos) del Presidente y del Gobernador. La gente quizás no apruebe a sus Alcaldes. Quizás no sepa lo que están haciendo sus Diputados locales y menos Federales. Quizás no quiera reelección de sus autoridades. Quizás no apruebe la gestión del Gobierno del Estado…

Pero cuando le preguntamos a los ciudadanos por cuál partido votarían si hoy fueran las elecciones, nos siguen respondiendo mayoritariamente que por MORENA. Están locos. Son incongruentes. No entienden de política. Lo que quieran y mucho más. Pero hoy MORENA sigue estando arriba como partido en la mayoría de sitios.

Aunque eso… Eso es otra historia.

De la que espero contarles más detalles pronto.

Juan Rodolfo Rivera Pacheco
Juan Rodolfo Rivera Pacheco
Political Consultant CEO BEAP, S.C.
Compartir ahora

Todos pueden – Pepe Hanan

Entrada anterior

Opaca y con pocos resultados, la investigación anticorrupción en Puebla capital

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario