Política

En Puebla, Morena parece un partido ‘desmayado’, afirma Gabriel Biestro

0

Critica a Mario Bracamonte por no fijar postura sobre ningún tema; sobre Eduardo Carreño y su campaña de desprestigio, dijo que debería renunciar por vergüenza; Héctor Alonso es “cartucho quemado”

Jesús Peña

El diputado Gabriel Biestro Medinilla consideró que Morena, que en Puebla dirige Mario Bracamonte González, ha perdido el contacto con la gente y no ha cobijado las decisiones de la Cuarta Transformación.

“Necesitamos un partido fuerte que respalde el presidente, no he visto que Morena salga a defenderlo, ni al gobernador o fije postura sobre todos los temas, que son muchos. Parece un partido desmayado, pese a ser un partido vivo y su fortaleza se la da la gente”, dijo en entrevista.

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política indicó que Bracamonte González como representante político del Movimiento Regeneración Nacional debería estar cobijando las políticas de la cuarta transformación frente al activismo de otros institutos políticos.

“A Morena no lo vemos por ningún lado. Es una crítica con todo el derecho de hacerlo (…) Los militantes preguntan por Culiacán, Evo Morales, por la tarifa al transporte público, porque Morena no ha salido a dar una luz. Es una cuestión de acercarse más a la gente”, apuntó.

También lamentó la campaña de desprestigio que estaría encabezando Eduardo Carreño Ortiz, secretario de Organización de Morena, contra él y Éric Cotoñeto, a través de supuestas asambleas informativas por municipios, e indicó que la Comisión Nacional de Honor y Justicia será la encargada de resolver.

“Pues es un papel muy triste. No entiende cuál es el fin de estar en Morena, que lo ha dicho el propio Andrés Manuel López Obrador: no es el poder por el poder, ni puesto por el puesto (…) Más que gastar el tiempo en giras y desprestigiar, lo que se tiene que hacer es ponerse a trabajar”, señaló.
Biestro Medinilla dijo que actualmente el partido está en evolución, con una contienda interna intensa, por lo que los comités estatales se deben portar con autoridad e imparcialidad, pero si no pueden deben renunciar “por vergüenza”.

Incluso recordó que los estatutos prohíben los ataques entre militantes, por lo que se puede proceder en contra, incluso la Comisión Nacional de Honor y Justicia (CNHJ) puede actuar por oficio.

Indicó que la contienda interna por la que atraviesa el partido es un momento delicado, pero que el Congreso Nacional del próximo domingo ayudará a tener una dirección.

Sobre el caso del diputado Héctor Alonso Granados, quien, pese a ser militante de Morena votó en contra de la consulta popular y la revocación de mandato, reconoció que fue uno de esos ‘colados’ al partido que llegaron sin conocer estatutos o declaración de principios, buscando sólo una candidatura.

“Lamentablemente el partido, la política nacional, fue abrir las puertas y se nos colaron estos cartuchos quemados, de esta gente tan desprestigiada que nada más llegó a la mesa puesta y exigir que les sirvieran rápido y allí están las consecuencias”, declaró.

Aunque reconoció que ello fue parte del riesgo que corrió Morena en 2018 para ganar la presidencia de México, gubernaturas y Congresos locales, pero reiteró que es momento de activar el sistema inmunológico para “expulsar a estos cuerpos dañinos, a estos parásitos”.

“Si no les gusta lo que hace Morena podrían ir buscar otros horizontes en otros partidos, se están formando muchos. Así como vinieron a tocar la puerta a Morena y antes tocaron como en cuatro o cinco partidos buscando cobijo, pues ahora pueden seguir su camino”, exhortó.

Sin embargo, aclaró que la CNHJ debe ya tomar cartas en el asunto, contra Alonso Granados y contra quienes violenten los estatutos. Además, el Consejo Nacional debe ser más exigente en la selección de abanderados para 2021.

“Es una petición de varios militantes del país. Unos hablan de un año de afiliación, de un examen de conocimientos básicos de Morena y lo que defiende, pero es el Consejo Nacional quien decidirá si pone esos candidatos, luego modificaría estatutos, que el INE tiene que aprobar y después serían tangibles. Ahorita no se podría llevar a cabo por el proceso interno”, apuntó.

Gabriel Biestro aclaró que ello no significa cerrarles la puerta a los ciudadanos, sino a los “oportunistas y sinvergüenzas”.

Compartir ahora

Puebla será sede de función de box de campeonato

Entrada anterior

BUAP mantiene el compromiso de brindar educación con valor, justicia y equidad

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Política