Entrevistas

Entrevista – Salgo de casa sabiendo que podría no volver: policía

0
Lo más difícil de ser policía es que la gente siga pensando que todos somos corruptos, manifiesta el oficial de Operaciones B, Dante Amaya Álvarez. 

Alberto Arcega

«Mi esposa y mis hijos están muy orgullosos de mí, pero también se sienten preocupados; desafortunadamente el índice delincuencial está creciendo mucho y lo que me dicen es que si esto es lo que me gusta que me cuide mucho y que haga mi trabajo lo mejor posible».

Reflexivo, con voz serena pero firme, habló así Dante Amaya Álvarez, oficial de Operaciones B, de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado, quien recientemente fue reconocido por su labor.

Señaló que en la actualidad, ante la ola de inseguridad que se registra, no sólo en la entidad sino en el país, y por la presencia de grupos delictivos, la profesión del policía significa estar entre el infierno y el cielo.

La labor de un efectivo es compleja hoy, ya que además del peligro que enfrentan día a día, la sociedad piensa que son corruptos, «pero existimos muchos que no somos así, buscamos darle a la sociedad un ambiente de paz y tranquilidad».

En entrevista con NG Noticias, reconoció que su familia y él se preocupan día tras día por el alto índice delincuencial que existe. No obstante, resaltó que el ser policía le apasiona y siempre trata de dar su mejor esfuerzo.

«Me duele que la sociedad siga pensando que todos los policías somos corruptos, cuando no es así, pues hay muchos que se están preparando para brindar a la ciudadanía paz y tranquilidad, además de trabajar de la mano con los ciudadanos para brindar mejores resultados», sostuvo.

Lo más difícil de ser policía es que la gente sigue pensando que todos somos corruptos, que todos no hacemos nuestro trabajo, pero no es así, lo que le digo a la sociedad en general es que confíen en la policía, que no todos los policías somos malos, estamos trabajando y haciendo nuestro mejor esfuerzo para que la sociedad se sienta en paz y tranquila», mencionó.

Reiteró que la inseguridad ha crecido en el Estado, pero que como efectivos se están preparando para hacer mejores cosas.

«Lo que estamos haciendo es prepararnos, porque desafortunadamente, la delincuencia va en aumento, se van preparando y están haciendo mejores cosas, entonces lo que tenemos que hacer es prepararnos y cuidarnos entre nosotros. Hay que tener cada día mejores estrategias para tratar de inhibir el índice delincuencial».

Amaya Álvarez cuenta con 25 años de servicio y  hace unos días recibió un reconocimiento a su labor, destacó que una de las cosas principales es que deben de recuperar la confianza con los poblanos, por lo que llevan a cabo diversas actividades, como proximidad social para tener diálogo con los poblanos.

«Estamos haciendo proximidad social con la gente, estamos haciendo chats vecinales y tratar de darles confianza necesaria, para que en el momento en que ellos requieran el apoyo, nosotros se los podamos brindar, porque sin la confianza entre sociedad y policía no se puede hacer nada», concluyó.

De acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el estado de Puebla de enero a julio de 2018, se registraron 1,137 homicidios; 645 homicidios dolosos; 412 homicidios dolosos con arma de fuego.

En tanto, hasta mayo de 2019, se contabilizan 782 homicidios; 491 homicidios dolosos; 357 homicidios dolosos con arma de fuego.

Compartir ahora

Los rituales del caos: crece delito en la ciudad en 24% en un año

Entrada anterior

Involucrará Barbosa participación de los poblanos en su gobierno

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas