Nuestras plumasÚltimas noticias

Gobiernos de Morena: En 2020 o funcionan o se van – Rodolfo Rivera Pacheco

0

Al Pie de la Letra, la columna de Juan Rodolfo Rivera Pacheco

Regresando de un período decembrino que se convirtió en el fin de año en que perdí a mi madre, agradezco a los 4 que a veces me leen por su atención a estas líneas. Es mi primera colaboración del año, por lo que es imperativo el análisis de lo que va a pasar a lo largo de los próximos doce meses.

Y no es muy difícil de resumir: 2020 es el año definitivo para que los gobiernos emanados de Morena funcionen, den resultados y la gente observe verdaderos cambios para su beneficio, o de lo contrario, pueden irse despidiendo de ganar las próximas elecciones intermedias, cuando renovaremos Congreso federal, local y Alcaldías (en Puebla, aunque también Gubernaturas en varios Estados).

Morena ganó de la manera más contundente en 2018. Su líder y símbolo hizo que los candidatos a todos los demás cargos ganaran también (claro que en Puebla ganó Miguel Barbosa en 2018, pero todos presenciamos un monumental fraude, del que muchos no quieren saber, pero aquí estaré yo siempre para recordárselos). Nunca en la historia contemporánea (de elecciones libres y auditadas efectivamente por organismos electorales respetables) un candidato presidencial había ganado en una forma tan clara.

Lo hemos dicho hasta la saciedad: La gente ya NO quiso seguir con gobiernos de del PAN y mucho menos del PRI. Nos habían hartado por dos cosas fundamentalmente: Corrupción e inseguridad por la proliferación de grupos criminales, coludidos, ahora lo comprobamos (Genaro García Luna fue aprehendido en Estados Unidos, ni siquiera aquí), con los propios aparatos policiales del país.

Los mexicanos querían un cambio. Y lo vieron en Andrés Manuel López Obrador. La gente olvidó su pasado priísta. Su pasado como perredista. Su pasado como gobernante del D.F. y con funcionarios corruptos como Bejarano, Ímaz y demás fauna.

López Obrador supo colocarse en el subconsciente colectivo mexicano como el único que podía cambiar las cosas. Como la esperanza de México. La gente se entregó a él y su partido ganó por todos lados con porcentajes de más de 50% de votos. Ni sumando los votos de todos los demás candidatos presidenciales le hubieran ganado al tabasqueño.

Repito, eso hizo ganar a todos los demás candidatos en la mayoría de Distritos del país y en las principales capitales y algunas Gubernaturas en contienda.

Esto es lo que “engalló” a los miembros de MORENA, que en un año y medio creyeron que podían hacer lo que quisieran, porque la gente adoraba a su líder.

Y cometieron el error de todo partido en el poder y con un líder carismático a la cabeza: Confiarse y no terminar de dar resultados para que la gente compruebe que efectivamente ha habido el cambio esperado.

A nivel federal, a un año de gobierno efectivo, el Presidente ha sido muy dicharachero y elocuente… pero con pocos resultados visibles. Ha argumentado una y otra vez que le dejaron el país hecho un desastre. Y eso puede ser cierto… pero la gente no puede esperar más. Quiere ver resultados. Quiere que su situación familiar mejore. Punto.

Los gobiernos municipales (en nuestro Estado las principales ciudades y municipios) de Morena tampoco han sido tan efectivos como la gente hubiera querido. La mayoría de Presidentes (as) Municipales jamás habían ocupado un cargo público y su curva de aprendizaje ha sido demasiado costosa.

Al fin de Morena , se han pasado más preocupados en no cometer errores administrativos que los puedan indiciar como corruptos, que en realizar obras públicas y mejorar los servicios que tanto estaban esperando los ciudadanos. Resultado: La gente hoy se queja ya demasiado de sus gestiones en la gran mayoría de casos. No querían ser vistos como corruptos, pero ahora la gente los ve como corruptos y también ineficaces. Binomio mortal.

El Gobierno el Estado amerita otro análisis. La verdad es que apenas lleva 5 meses efectivos de ejercicio y todo 2019 tuvo que trabajar con un presupuesto que ya habían agotado los del Gobierno interino y tuvo que ajustarse todo a esa realidad. 2019 fue, en los hechos, perdido para el gobierno de Miguel Barbosa.

Apenas ahora en enero empezaremos a ver realmente ejercicio de gobierno con presupuesto propio… pero no tan abundante como se esperaba, pues la crisis de liquidez del país también es una realidad que le tocó ahora padecer al gobierno de Morena en Puebla.

O sea: en 2019 no hubo lana porque toda se la acabaron los del interinato y en 2020 no hay tanta como se hubiera querido, para echar adelante obras importantes y mejorar los terribles servicios que dejó el morenovallismo en su afán de hacer obras electoreras inútiles.
Resumen para 2020:

Un Gobierno federal que no ha hecho nada trascendental en un año y que ya sufre un desgaste evidente por la falta de resultados, además de que la inseguridad no acaba y la situación económica mundial no ayuda para que la microeconomía de los mexicanos mejore.

Un Gobierno estatal que apenas va a empezar a trabajar como tal y que también sufre un desgaste natural por haber ganado en medio de una polémica electoral que sigue polarizando a los poblanos.

Y unos gobiernos municipales que no pueden con el paquete por incapacidad, desconocimiento gubernamental, que intentan implementar ocurrencias y que no pueden hacer algo efectivo contra la inseguridad, que ya ha rebasado cualquier tope posible.

Resultado: 2020 es el tiempo límite para que la mayoría de la gente no se arrepienta de haber sufragado por MORENA y sus gobiernos.

Y aún con todo… MORENA sigue teniendo buen posicionamiento en preferencias. Las encuestas serias así nos lo indican. La mayoría de la gente está a la espera de que el gobierno de AMLO funcione y de resultados visibles. Igual en el Estado, que aunque reprueben a sus Alcaldes, nos dicen que volverían a votar por MORENA, pero con otros protagonistas.

Y es que también es un hecho: El PAN, y sobre todo el PRI, siguen estando desprestigiados ante la mayoría de la sociedad. Con todo y la ineficacia de los gobiernos de MORENA y toda la guerra mediática y de redes sociales contra AMLO y sus gobernantes locales… NO es cierto que el PAN (mucho menos el PRI) hoy arrasaría en las elecciones.

El PAN tendría que lanzar a verdaderos mega-candidatos estrellas para que hagan frente al voto fiel a Morena, que aún los supera. El PRI se deberá conformar con ir en alianzas (creo que no con el PAN, es la línea nacional) para sobrevivir y quizás esperar mejores tiempos.

En serio, con TODO lo dicho… si hoy hubiera elecciones, MORENA volvería a ganar.

El problema es que hoy NO son las elecciones y tampoco va a ir en las boletas Andrés Manuel López Obrador. Pequeño detalle.

Y el PAN efectivamente puede captar el descontento clasemediero contra Morena … pero NO son la mayoría en este país de jodidos, que estarán felices cuando les lleguen los apoyos del gobierno federal (becas, INSABI, apoyos a tercera edad, madres solteras, desempleados, etc. etc.).
Morena la tiene difícil en 2021. Pero el PAN y el PRI más.

Creo que en 2021 habrá unas elecciones muy competidas. Aunque todo depende de lo que pase en este 2020.

Morena: O funcionan o se van. Y lo peor no es eso… sino que aquellos van a venir con la espada desenvainada para vengarse de todos los ataques y habrá denuncias y contradenuncias en un ciclo sin fin, que puede acabar con nuestra frágil democracia y hasta llegar a juicios políticos y por primera vez ver en la cárcel a un (os) expresidente (s).

En fin. Aún con todo: Feliz 2020.

Aquí vamos otra vez.

[email protected]
[email protected]
twitter: @rodolforiverap
facebook: Juan Rodolfo Rivera Pacheco
www.beapmexico.org

Compartir ahora

En junio inicia funciones primera Universidad de la Salud

Entrada anterior

Acusan a Comuna de golpear a mujeres de la tercera edad

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario