Entrevistas

No soy misógino, soy víctima de desprestigio: Héctor Alonso

0

Actualiza – 5/12/19, 8:30am, agrega segunda parte de la entrevista

Asegura que se cuelgan de su imagen, por eso mandó “al diablo” a su bancada; señala que Biestro es un cobarde; también, que lo han querido chantajear editando sus declaraciones

(segunda parte)

Jesús Peña

El diputado Héctor Alonso Granados, expulsado de la bancada de Morena, y quien renunció recientemente al partido, aseguró que no odia a las mujeres, sino que es víctima de una campaña en su contra y, además, víctima de intento de chantaje.

En entrevista con Los Conjurados, programa de NG Noticias, aseguró: “”” “No soy misógino. Yo tengo como prueba, las grabaciones de las sesiones del Congreso. En ninguna me he dirigido de manera directa a una diputada”.

Incluso aseguró que si le comprueban con videos de las sesiones del congreso del Estado que ha ofendido a alguna de sus compañeras está dispuesto a ofrecer disculpas, pero aclaró que se trata de una campaña de desprestigio, especialmente por parte de la diputada Nora Merino, quien lo “agarra como pretexto para darse a conocer”, debido a sus 42 años de trayectoria política.

Puso como ejemplo la discusión de un tema en el que la priísta Rocío García logró legislar el quitar los anuncios publicitarios con mujeres en traje de baño, donde, a su juicio, se cosifica a la mujer, en ese momento dijo: “No debemos caer en posiciones de hipocresía ni de mojigatería”.

El diputado abundó que en estricto apego al significado de las palabras, en ningún momento atacó a ninguna diputada, aunque se lo tomaron como algo personal. Por ello, aclaró que dentro de sus participaciones sí maneja la ironía y las bromas, porque la política no puede ser aburrida.

Respecto a uno de sus últimos roces, cuando se dirigió a una diputada con la expresión “¿de a cómo las naranjas?”, justició que eso lo dijo porque esa persona se puso en el plan de alguien que está en el mercado, incluso reflexionó que si quiere ser tratada como una dama, entonces lo deben tratar como caballero.

“¿O no hay igualdad de género? Yo estoy leyendo mi discurso y están interrumpiendo. Aguantas una, pero a la siguiente dije “otra foca aplaudidora de Biestro”. Yo no me arrepiento de lo que digo. Yo a nadie he insultado”, apuntó Alonso Granados.

Aseguró que las mentiras caen solas, como lo dicho por la diputada Nora Merino, quien aseguró que lo ha invitado a cursos sobre violencia política de género, lo cual aseguró que es falso.

“No me preocupan estos chismes. Yo he sobrevivido a muchas cosas, soy empresario desde hace 31 años, los 750 trabajadores de mi empresa saben que soy gente de una pieza, que no les he faltado al respeto, que no tengo casos de corrupción. Hay muchos que no están en mi posición, ya fueron presidentes municipales, tienen cola que le pisen. No he tenido cargos de manejo de dinero, no me pueden acusar de corrupción, me conduzco con verdad, hago obras, escuelas, caminos, puentes… he sido electo cuatro veces (diputado y por partidos diferentes”, precisó.

El legislador incluso señaló que fue víctima de un intento de chantaje, pues durante una entrevista con Julio Leopoldo de Lara le pidió 20 mil pesos para no sacarla, pues había editado sus declaraciones.

“Yo le había contado fuera del aire lo que una madre le decía a su hija y en la entrevista me dijo que lo repitiera, pero me cortan la parte en donde digo que el sexo es cosa de dos, que el hombre muchas veces se va a Estados Unidos y deja ahí a la mujer”, dijo.

Entonces -aseguró- dejaron sólo la parte donde dice la frase “Hay que pensar antes de abrir las piernas y dejarte embarazar”. Sin embargo, aseveró que rechazó hacer el pago y entonces vino la crítica pública.

Héctor Alonso también explicó que apoya el movimiento antiaborto porque ya hay causales que determinan cuándo una mujer puede tener acceso legal y gratuito, pero que la despenalización total sería apoyar el “libertinaje sexual”, pues han método anticonceptivos para antes, durante y después del sexo, por lo que no se puede “estar matando criaturas”.

“Las muchachas que fueron a protestar, que rayaron y se desnudaron, quieren aborto gratis, pero el gobierno se sostiene con impuestos de todos, con eso se paga médico, enfermeras, medicamentos y comidas, tres días de hospitalización; eso no los paga el Espíritu Santo”, señaló.

De esta forma, aclaró que Morena no lo expulsó, incluso Yeidckol Polevnsky le dio su respaldo, y le aclaró que el aborto no es parte de la agenda del partido, pero que fue Gabriel Biestro quien lo expulsó de la bancada.

“Por eso mi posición en la última sesión fue mandarlos al diablo y me salí de Morena. Yo no puedo trabajar con gente tendenciosa, mentirosa, impreparada y perversa, me refiero a Biestro y sus tres diputadas”, apuntó.

Incluso, aseguró que Biestro Medinilla no es poblano, sino un “parásito”. Incluso recordó que cuando se tomaron simbólicamente las oficinas de Agua de Puebla para Todos fueron él y José Juan Espinosa, lo que originó que Rafael Moreno Valle los denunciara y persiguiera, pero Gabriel Biestro no fue porque “los cobardes no van, él avienta por delante a las mujeres para que me ataquen, él así es y ya lo conocerán”.

Agregó que el también presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, no ha dado cuentas del presupuesto de un año del Congreso del Estado, por 70 millones de pesos que no aparece.

Por último, Alonso Granados advirtió que hoy no hay división de Poderes en Puebla: “Yo no soy empleado de (el gobernador Miguel) Barbosa, no soy su gato, soy un diputado y el gobernador debe respetar al Congreso, pero un grupito de 16 (legisladores) se le pone de rodillas y le besan el pie”.

Cuatro partidos me invitan a ser su candidato: Héctor Alonso

(primera parte) 

El diputado Héctor Alonso Granados aseguró que tiene invitaciones de hasta cuatro partidos políticos para ser su candidato en 2021, luego que la semana pasada anunció su renunciar como militante de Morena, tras diversos altercados con militantes de la coalición Juntos Haremos Historia.

“Pregúntenle a Rocío García Olmedo, quien me invitó generosamente al PRI; Javier Casique también y Jorge Morales Alducin me buscó en persona porque quieren una entrevista los del Comité (Directivo Estatal). De Movimiento Ciudadano también, donde tengo buenos amigos, y del Partido del Trabajo, pero sería volver a la misma coalición”, dijo.

Agregó que hasta del mismo PAN tiene ofertas, lo cual se debe a que ha hecho amistades durante las coaliciones que se formaron con Nueva Alianza, el PRD y MC, en las cuales aprendió a quitarse estereotipos y trabajar a favor de la gente, de sus necesidades directas, como obra pública y seguridad.

“No sé si me vean en 2021, porque uno tiene en contra la voluntad del líder del Estado, porque lo cuestiono. Yo cuestiono muchas cosas de Miguel Barbosa, como cambiarle el color a las patrullas, es una barrabasada, hay una norma internacional, todo para darle los colores de Morena, ¿cuánto nos va a costar nada más en papelería de Salud, Bienestar…? Nos quiere subir las tarjetas de circulación y el cambio de placas, y quien no pague los multarán con 8 mil pesos”, dijo.

Incluso agregó que otro obstáculo es el diputado Gabriel Biestro, coordinador de la bancada de Morena, de quien -señaló- que llegó a vivir hace cuatro años a Puebla y hasta el legislador José Juan Espinosa confesó que falsearon datos para que le dieran su credencial de elector.

“Este señor nació en el DF, luego vivió en Guadalajara y luego en Xalapa. Él quiere ser presidente municipal (de Puebla) y es la ficha que va a mover el gobernador. En mí ve el peligro de competencia de un auténtico poblano, que ha nacido aquí y estudiado en el CENHCH”, apuntó.

Cuestionado sobre si tiene interés en ser alcalde de la capital, Alonso Granados aseguró que “algún día”, pero que no para la elección de 2021, debido a “tanta suciedad que sería suicida meterse”.

En ese sentido, dijo que la ruptura no es con Morena, sino con Gabriel Biestro y su grupo de porristas, todo derivado de una declaración en la cual expresó que sería “peligroso” que Barbosa fuera gobernador, porque su salud ya está mermada, incluso se duerme en entrevistas, algo que le pasó durante el informe de la alcaldesa Claudia Rivera.

“Yo siempre he tenido un carácter y una norma fuerte. Fui el primero en salirme del PRI en 2006, nadie se había atrevido a decirle a Marín que estaba que equivocado, le dije ‘hiciste diputada a tu hermana y a tu hermano, convertiste al PRI en un McDonalds, en una franquicia que se vende al mejor postor’, además sus cuates siempre iban a los mejores puestos”, recordó.

Incluso señaló que él sabía de los manejos de Javier García (exsecretario de Obras Públicas), ante quien exhibió una pancarta en el Congreso local a favor de un gobierno de nueva generación, pero no de una nueva generación de políticos ricos.

Por ello, Héctor Alonso citó un proverbio: “Hay que esperar lo inesperado”, en referencia a que se sigue preparando para ser presidente municipal, pero tal vez para 2024, cuando tenga 65 años.

“Hoy tengo 61 años y me siento pleno. Ya nació mi primera nieta y voy a ser abuelo por segunda ocasión. Tengo tres hijos maravillosos. No me muero por otro cargo, quiero disfrutar lo que tengo, quiero viajar. Soy dueño de mi alma y capitán de mi destino”, declaró.

Compartir ahora

Liberan a trabajadores de CFE en Tecomatlán

Entrada anterior

Entrevista – No hay cortesía política del edil de Atlixco: Lupita Muciño.

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas