Reporte NG

La encrucijada de las encuestas 

0
  • Si bien las encuestas se han utilizado como método de propaganda política, también forman parte del derecho ciudadano a la información sobre las tendencias electorales, sin embargo por uso tendencioso han sido objeto de desconfianza reconoció el especialista Rodolfo Rivera.

Arturo Cravioto
(Parte 1)
A pesar de estar comprobado que las encuestas no influyen en las preferencias electorales, los partidos políticos y los equipos de campaña han sucumbido a la tentación de manipularlas para que el electorado cambie su intención de voto hacia el candidato puntero, lo cual ha derivado en una gran desconfianza ante los sondeos de opinión, señaló el director del Buró de Estrategia y Análisis del Poder (BEAP), Rodolfo Rivera Pacheco.
Sin embargo, señaló el trabajo de las encuestadoras serias, como parte del derecho a la información que tiene la sociedad para conocer las tendencias en los distintos procesos electorales, por lo cual tanto las empresas demoscópicas, como la propia clase política, enfrentan a la  encrucijada de cambiar la tendencia de la manipulación por el trabajo informativo para el cual fueron diseñadas.
Además, agregó que esta desconfianza ha llegado al nivel del propio encuestado quien, al ser cuestionado, por distintas razones, miente al encuestador durante los sondeos de calle.
El paradigma de las encuestas 
En una conversación con NG Noticias, Rodolfo Rivera señaló la importancia de tomar con cautela las encuestas que distintos medios publican con la intensión no como la difusión de información sobre el estado de las tendencias, sino con una finalidad propagandística, lo cual ha generado distintos fenómenos derivados de la desconfianza social.
Además advirtió como una segunda lectura, que la manipulación de las encuestas pudiera avizorar la intensión de un gobierno por implementar una elección de Estado.
Confundir la medición demoscópica con herramienta de compañía es desvirtuar las encuestas, es hacer creer a la población que un candidato o un partido va arriba por muchos puntos para una de dos: creer que la gente va a votar por el puntero, lo cual está demostrado que no pasa o empezar a publicar ese tipo de tonterías para preparar a la opinión pública y a la gente para generar la percepción de que es inevitable que van a ganar y faltando poco para la elección, nos topemos con una intervención de los gobiernos, que haya elección de estado y haya compra de votos, acarreo de votantes, movilizaciones, coacción para los burócratas de que voten por determinada candidatura, lo cual ya hacen todos los partidos en el gobierno para conservar el poder con todo tipo de artimañas, legales e ilegales, morales e inmorales, y eso es lo que ha generado hartazgo”.
Aunado a ello, Rivera Pacheco condenó que el electorado, quien tiene derecho a saber cómo van las tendencias reales, “por simple derecho a la información”, no pueda enterarse por sobre regulaciones impuestas por los organismos electorales, locales y nacional, junto con la tendencia a manipularlas; por ello advirtió, “las últimas encuestas publicadas en el estado, en su mayoría, han sido publicadas más como propaganda electoral que como una difusión de las tendencias”.
Al cuestionarle sobre el paradigma que enfrentan las casas encuestadoras ante el contexto referido, Rivera Pacheco, reconoció la necesidad de revisar metodologías, pero también la finalidad de las mismas.
Ciertamente las empresas encuestadoras hemos considerado la revisión de nuestras metodologías, efectivamente ha habido variaciones en los resultados, efectivamente la gente ya aprendió a mentir en las encuestas, efectivamente hay encuestadoras que han preferido servir a intereses partidistas; todo esto es cierto, pero también es cierto que el trabajo científico del muestreo sigue estando sustentado y las empresas serias aplicamos metodologías lo más cercanas a lo científico, a la estadística, a la validez; por supuesto siempre habrá usos, siempre habrá bribones, siempre habrá gente que vende sus números, pero no podemos pagar justos por pecadores, sí hay variaciones en las encuestas, pero también es cierto que las empresas no podemos medir ciertas cosas que no se miden en las encuestas,  me refiero a fenómenos que se dan el día de la elección como los acarreos de votantes, la compra de votos, el voto golondrino y eso no se puede medir, nosotros medimos opinión pública natural, lo más científico que se pueda, poniendo filtros preguntándole a la gente de distintas maneras, reiterándole al encuestado que los datos son confidenciales, que no son para dárselos a ningún partido, incluso uno capacita a los encuestadores, pero también es cierto que la gente ya aprendió a mentir y esos son los errores que se presentan, junto con fenómenos inmedibles que ya citamos como la intervención gubernamental, la compra de voto, el acarreo y eso incide también en los resultados falsos en las encuestas; sin embargo seguimos las empresas serias con mucho trabajo; a mí me da mucha risa que nadie cree en las encuestas, son una basura los encuestadores y todos somos cuchareadores y manipuladores, pero todos los análisis que se hacen tienen base en las encuestas, todos los juicios se hacen con ellas, nadie las quiere pero todos las usan”.
¿Es un problema de personas, no de ciencia?
-Sí, efectivamente, finalmente las equivocaciones son personales, por una mala interpretación metodológica o por un mal uso de metodología, a propósito o no, puede ser voluntario o involuntario el error; también está el fenómeno de que la gente ya miente al responder y no se le puede poner un polígrafo a cada encuestado; contra eso uno no pude mucho, pero si se amplía la muestra, si se hacen más cuestionarios se genera un colchón para que el error no sea tan grande y la muestra sea un poco más válida estadísticamente, al final son mañas del encuestador, tips del encuestador para intentar llegar a la verdad lo más cerca que se pueda.
(Continuará…)
Compartir ahora

Elecciones en Puebla, con aroma a huachicol

Entrada anterior

Mexicanos en el mundo se manifiestan a favor de AMLO

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Reporte NG