Nuestras plumasÚltimas noticias

Las prioridades – Oswaldo Jiménez

0

En todo el mundo la atención de todos los gobernantes en todos los niveles, está concentrada en la atención de la pandemia del coronavirus. No podría ser diferente, cualquier persona con la responsabilidad de gobernar, debe atender a su población. No es un tema ideológico, es un asunto de carácter humanitario. El virus está matando gente.

Esta urgencia mundial de atender la parte médica, social y económica, no está presente en el gobierno de México y particularmente en el del estado Puebla y de manera más puntual en el del municipio de Puebla.

Resulta que el gobernador Barbosa y la presidenta municipal Claudia Rivera, eligieron justo este momento entre todos los momentos posibles pasados y por venir para entrar en una absurda, estúpida, e infructuosa disputa política.

Decidieron ponerse a jugar a las fuercitas y a ver quien puede más, a ver quien tiene mejores relaciones y mejores abogados para ver quien carajos manda en la policía municipal.

Crisis como la que estamos viviendo ponen a prueba a los gobiernos, no sólo en su capacidad de respuesta, sino en su calidad moral y su compromiso con las personas que son el centro, objeto y fin de la actividad pública.

En las crisis, la coordinación, colaboración y solidaridad han sido un distintivo de la sociedad mexicana basta recordar la histórica participación de los mexicanos en terremotos de 1985 y 2017.

Esta solidaridad y coordinación entre autoridades debe estar de hecho cuando hay una contingencia de esta magnitud, no se tendría ni que preguntar si alguien está o no de acuerdo, simplemente se debe dar, pues la urgencia de salvar vidas no acepta disputa, grilla o ambición alguna. Se está con las personas o no.

La pequeñez, la soberbia, la mezquindad y el protagonismo de Barbosa y Rivera han sustituido a los valores que más exaltan a los mexicanos.

No importan la pandemia, ni quienes mueran a causa de ella; no importa la atención en los hospitales ni el abasto de insumos para enfrentar la situación, no importan la economía, la gente que se quedará sin empleo, los negocios que van a quebrar. No importa ofrecer un plan emergente para atender los efectos de la pandemia. Para Barbosa y para Claudia lo que importa es quien chingaos tiene la razón… Esas son sus prioridades.

Oswaldo Jiménez
Coordinador de Diputados del PAN en el Congreso del Estado de Puebla.

Compartir ahora

México avanza a la segunda fase – Humberto Aguilar Coronado

Entrada anterior

Ya son 38 casos de coronavirus en Puebla, 2 sin antecedentes de contagio

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario