Entrevistas

Letty, la maestra poblana que creó un Avatar para la educación a distancia

0

Para Letty, los docentes deben estar a la vanguardia, sobre todo si se desempeñan en zonas rurales

Mayra Flores

La historia de la maestra Leticia Mora es la de miles de maestros de zonas rurales en México que enfrentan dificultades para dar clases, sin embargo, la pandemia del Covid – 19 la impulsó a buscar alternativas para dar sus clases a distancia y así surgió el avatar por el cual ha sido conocida, incluso a nivel internacional.

En entrevista con NG noticias, la maestra Lety, como le dicen de cariño, narró que previo a que comenzaran los Consejos Técnicos Escolares buscó alternativas para interactuar con sus alumnos de primer grado de la primaria Josefa Ortiz de Domínguez, ya que le preocupaba no conocerlos y en consecuencia no poder identificar sus necesidades de aprendizaje.

Fue así que encontró dos aplicaciones, Zepeto y KineMaster, que le ayudaron a crear un Avatar con el que hace vídeos cortos con las clases para sus alumnos.

Los padres de familia me dicen que esta bien, incluso una niña vino a mi casa con su mamá y ella me decía que la trajo porque la pequeña estaba emocionada por conocerme en persona, ya que en la primer semana de clases solo conocía a la muñequita de los videos”.

En Mazatepec hay pocas familias que cuentan con computadora y aunque la mayoría tiene celular, el servicio de internet es deficiente.

Los padres de familia se ven obligados abuscar un lugar con buena recepción para descargar los vídeos que elabora la docente, es por ello que tienen una duración máxima de cinco minutos.

Explicó que de sus 23 alumnos hay dos que no cuentan con celular en casa, por lo que los padres de familia acuden a su domicilio con una USB para recibir los vídeos y reproducirlos en un DVD o televisión.

Siento que es una manera de poder complementar la clase a distancia, no solo enviar el cuadernillo y las actividades y háganlo o léanlo ustedes, siento que así enviamos un trabajo pero un poquito a medias, porque hay papas que no cuentan con educación primaria y aunque quieran ayudarles a sus hijos pues no tienen esa oportunidad”.

Lety compartió que sus tres hijos son su inspiración para idear nuevos métodos de enseñanza y a la vez se han convertido en los mejores jueces de sus ideas, ya que son estudiantes de preescolar, primaria y secundaria.

De hecho planea continuar con sus clases en 3D, que están disponibles a través de su canal de YouTube, aún cuando el semáforo de alerta sanitaria cambie a verde y permita el reinicio de actividades presenciales, pues esta consciente de que sus alumnos acudirán a las aulas en condiciones distintas.

Me pongo a pensar que si vamos a regresar no vamos a regresar con todo mi grupo, la mitad del grupo iría unos días y el resto otros (…) Si cuando estamos frente a los niños en el aula se nos complica y no nos alcanza el tiempo, pues ahorita creo que va a ser más tedioso todavía”.

Enfatizó que su objetivo es cubrir todos los contenidos del ciclo escolar y los vídeos le ayudarán a reforzar ciertos temas con los alumnos por las tardes, para así complementar las clases presenciales.

 

La maestra confió en que su idea se aproveche para mejorar el desempeño escolar en medio de la contingencia sanitaria, no solo en Puebla o el país, sino en otras partes del mundo, ya que docentes de Argentina, Colombia, Perú, República Dominicana y Ecuador ya le han solicitado asesoría.

Lety señaló que aunque la labor del maestro rural es difícil, la búsqueda de nuevas alternativas digitales puede ser la diferencia entre un ciclo escolar complicado y un buen rendimiento académico, por lo que recomendó a sus colegas mantenerse a la vanguardia.

Compartió con esta casa editorial que en el inicio de su carrera como docente fue asignada a una escuela en Zongozotla, por lo que debía caminar dos horas para llegar a su salón de clases, misma dificultad que enfrentó durante su paso por una institución de Cuetzalan, a la que se dirigía a pie aún estando embarazada.

Señaló que considera esas experiencias como “bonitas” a pesar de los riesgos que en su momento implicaron, sin embargo, desde hace tres años su cambio de adscripción le permitió regresar a vivir a su tierra natal, Mazatepec.

Le preguntamos si en algún momento pensó en abandonar su carrera como docente por las complicaciones que ha enfrentado en las zonas rurales y firmemente respondió “No, a mi me gusta lo que hago, para eso estudie. Mi papá siempre me decía, esta es tu herencia, lo que te voy a dejar, tu estudio y tu trabajo”.

Compartir ahora

Estrategias electorales Pandémicas… – Rodolfo Rivera Pacheco 

Entrada anterior

Vaivenes camoteros – Pepe Hanan

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario

Más en Entrevistas