Llegó el Momento

0
64

La columna de Rocío García Olmedo

Después de cinco meses de encabezar el gobierno de transición en su calidad de presidente electo y dieciocho años en campañas políticas, ahora sí llegó el momento. El 1 de diciembre inició el período de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Como seguramente muchas y muchos mexicanos y poblanos, seguimos con atención su discurso de toma de protesta ante el Congreso de la Unión que duró una hora con veinte minutos.

Como lo marca el artículo 87 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), el presidente dio lectura y protestó guardar y hacer guardar la CPEUM y las leyes que de ella emanen y desempeñarse leal y patrióticamente en el cargo de Presidente de la República que el pueblo le ha conferido, agregando aquí: de manera democrática, para continuar con lo que señala el artículo Constitucional “mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande.”

¿Por qué agregar “de manera democrática”?

Tal vez en referencia al hecho de que como lo ha dicho en todos los foros, muchas “decisiones” serán consultadas al pueblo; sin embargo para muchos analistas y estudiosos, hacer “consultas” como las que hemos constatado en los últimos cinco meses -durante su período de transición- no significa necesariamente que vayamos en la ruta de un régimen democrático, y coincido.

Su discurso me remitió a algunos otros que me tocó escuchar en décadas anteriores, incluso más allá, él mismo, fue retomando varias etapas de nuestra historia, en las que por cierto el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el gobierno, ha sido parte fundamental.

Reiteró sus promesas de campaña, declaró un “punto final” a la corrupción, pero también, ofreció no perseguir a los responsables y al mismo tiempo señaló, que serán los ciudadanos los que decidirán en una consulta qué hacer con estos personajes corruptos “la ciudadanía tendrá la última palabra en estos asuntos.”

También declaró lo que podría traducirse en una “guerra frontal” en contra del neoliberalismo: “la política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país”, y convocó a “hacer todo lo que podamos para abolir el régimen neoliberal”

Bien se ha comentado, existe “sin duda una genuina esperanza y gran optimismo que mucha gente tiene sinceramente respecto a su gobierno” (Espino Luis Antonio, Letras Libres, 01/12/2018)

Muchas expectativas ante lo que será sin duda una nueva forma de gobierno.

Andrés Manuel López Obrador hoy, ya no requiere hacerse de declaratorias de “presidente legítimo”. Ya no necesita convocar a plantones o marchas. Ya no tendrá que “mandar al diablo” a las Instituciones ya que son elementos insustituibles de toda democracia.

Ahora es el Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y ahora sí le llegó el momento de gobernar.

Por el bien de la nación, deseo que le vaya bien al Presidente durante su mandato.

[email protected]

@rgolmedo

Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.blogspot.com

 

Deja un comentario