Arte vida y estiloÚltimas noticias

Lo mejor del cine mexicano 2019 para disfrutar en la ‘Nueva Normalidad’

0

Esta casa editorial hizo una lista de una decena y media de filmes nacionales para aguantar la reapertura de los complejos cinematográficos del país.

Jaime López

Con motivo de que los cines del país seguirán sin funcionar en el arranque de la ‘Nueva Normalidad’ y de que la oferta audiovisual 2020 se vio interrumpida en su primer trimestre, resulta oportuno enlistar las 15 mejores películas mexicanas del año pasado; algunas de estas pueden disfrutarse esta temporada en diferentes plataformas digitales.

15.- “Luciérnagas”.

¿Cómo brillar en una cultura o país ajenos a ti? Esta pregunta engloba la esencia de la nueva película de la iraní Bani Khoshnoudi, estrenada a finales del año pasado. Teniendo como protagonistas a Arash Marandi, Luis Alberti y Edwarda Gurrola, éste filme destaca por su sobria fotografía, así como por su elegante retrato sobre la soledad y el limbo emocional que padecen los transmigrantes.

14.- “El peluquero romántico”.

Orquestada por Iván Ávila Dueñas, la cinta en turno es una propuesta atípica para los estándares del celuloide comercial, pues recupera parte de la memoria audiovisual de la época de oro y se desmarca de las comedias simplonas o los argumentos sobre la jodidez tricolor.

Sus mayores virtudes son la actuación de su protagonista, Antonio Salinas, así como su dirección de arte y constantes disrupciones visuales.

13.- “Moronga”.

Ganadora del Primer Festival de Cine de San Andrés Cholula, la primera película de ficción de John Dickie, logra sumergir al espectador en un collage de imágenes contrastantes, que pasa de los coloridos ambientes festivos de los connacionales, al universo oscuro que habita la mente del protagonista.

Asimismo, este filme brilla por sus apuntes críticos hacia el machismo y abuso de poder en México, así como por la doble moral de los sectores religiosos que se han afianzado en algunas latitudes del territorio nacional.

12.- “Niña sola”.

Con una narrativa inspirada en el cine de Tatiana Huezo, “Niña sola” es un duro testimonio sobre la violencia de género y los feminicidios en nuestro país, que sirve de catarsis para su protagonista, y que indaga en las consecuencias de las relaciones tóxicas o los comportamientos abusivos de los hombres en las relaciones de pareja.

11.- “Disparos”.

La fotografía y la cultura como herramientas para cambiar la realidad de los sectores marginados. De esto se trata “Disparos”, cuyo argumento está centrado en Jair, un joven que aparentemente logró escapar de la espiral de violencia de su barrio gracias al fotoperiodismo.

Para quienes estudian comunicación o son reporteros, este filme causará un efecto especial, pues hay una secuencia que resonará en aquellos y aquellas profesionistas comprometidos con registrar la verdad.

10.- -“Asfixia”.

La nueva propuesta cinematográfica de Kenya Márquez, no solamente visibiliza y dignifica uno de los grupos más estigmatizados en la cotidianidad y los medios de comunicación, los albinos, sino también muestra lo que algunas personas son capaces de hacer con tal de conseguir un poco de afecto. Sobresalen las actuaciones de Mónica del Carmen, Johana Fragoso, Enrique Arreola y la niña Azul Magaña Muñiz.

9.- “La camarista”.

Cuestionada por algunos espectadores con motivo de su tiempo narrativo, la primera cinta de Lila Avilés no solo es una carta de amor para la clase trabajadora encargada de hacer brillar los lujosos hoteles que existen en el país, si no también es una radiografía sobre la soledad y el cruel sistema laboral instaurado en México, que privilegia la lambisconería por encima de los méritos propios.

Eso sí, la ganadora del Ariel a la mejor ópera prima de 2019 adquiere un mejor ritmo cuando aparece ‘Minitoy’, interpretada magistralmente por Teresa Sánchez.

8.- “Polvo”.

Quizá puede considerarse el mejor estreno comercial de 2019, pues retrata oportunamente la manera en la que el tejido social de una comunidad se modifica tras la irrupción del narcotráfico.

Guardando las proporciones con la cinta colombiana, “Pájaros de verano”, la ópera prima de José María Yazpik es dueña de grandiosos diálogos, en los que se puede identificar cómo cambia el ser humano al tener mayor poder adquisitivo. Respecto a las actuaciones de su elenco, es importante resaltar las de José Manuel Poncelis (‘Sueño en otro idioma’) y Adrián Vázquez.

7.- “Esto no es Berlín”.

La escena inicial del nuevo filme de Hari Sama es magnética y sirve como un adelanto del tono con el que será abordado el viaje iniciático de un joven de 17 años, que se ve inmerso en un club nocturno enfocado en la contracultura musical de los años ochenta.

Ojo a los performances exhibidos a lo largo de la trama, pues resultan críticos, innovadores y epidérmicos.

6.- “La daga en el corazón”.

Esta coproducción franco-mexicana dirigida por Yann González es una ‘joyita’ en diversos sentidos, pues por una parte devela la doble moral de algunos espectadores, quienes se salen de la sala asustados u ofendidos por su alto contenido sexual, y por otra, rinde un homenaje al cine de explotación y la industria porno de los años setenta.

Asimismo, su fotografía y diseño de arte son de primer nivel, mientras que Noé Hernández muestra otro rango actoral, digno de aplausos.

5.- “Yo no soy guapo”.

El primer metraje de largo aliento de Joyce García enaltece la música sonidera, pues la considera un elemento que otorga identidad a los barrios de la Ciudad de México. Asimismo, la directora incluye en su relato una reflexión sobre la equidad de género y la diversidad sexual. Dicha reflexión la plasma a través de una concatenación de imágenes dinámica y amena.

4.- “Niebla de culpa”.

Esta película destaca por sus analogías visuales, así como por su tratamiento objetivo respecto a la problemática social del analfabetismo. Además, pone el dedo en la llaga de la indiferencia de quienes lo ignoran o lo evaden.

Por otra parte, es importante reconocer la extraordinaria labor de la protagonista, Alma Moreno, sumamente reconocida en el mundo del doblaje, quien falleció el año pasado. Sin hacer el cuento largo, se merece una postulación al Ariel.

3.- “Distancias cortas”.

Estrenada a principios del año pasado, la propuesta en cuestión es una oda a la amistad entre varones, que no requiere de expresiones vulgares propias del universo masculino para conmover o entretener a la audiencia.  Sencilla, epidérmica y con un combo de actuaciones dignas de aplausos.

2.- “Cómprame un revólver”.

El cine como un medio para reflexionar sobre las problemáticas que padece el país, generar un diálogo que sensibilice a la población tricolor, contar una historia que cala los huesos y el alma, y demostrar que el entretenimiento no está peleado con la función social.

De ese modo, se puede definir la nueva película de Julio Hernández Cordón, que es una oda a la paternidad, así como un retrato de la infancia trastocada por el crimen organizado y las víctimas del narcotráfico.

1.- “Los días más oscuras de nosotras”.

El primer largometraje orquestado por Astrid Rondero es una propuesta punzante, sensible y magnética sobre las relaciones de poder y el hetero patriarcado. Además, su protagonista, Sophie Alexander, se tiene la mejor interpretación de su carrera, transmitiendo mucho con pocos diálogos o en sus momentos de silencio. Ojo con el mar y una perrita que aparecen en la historia, pues son un par de analogías o factores importantes para la trama.

 

Compartir ahora

Termina Jornada de Sana Distancia con cerca de 10 mil muertes por COVID-19

Entrada anterior

Gobierno Estatal niega hospitalización del gobernador de Puebla.

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario