Nuestras plumas

Los Conjurados

0

Los pactos entre Calderón y Moreno Valle

Erika Rivero Almazán

La fuente es cercana a Margarita Zavala, y la historia tan inesperada y deliciosa, que era imposible no contarla.

El hombre alto de cabello oscuro y edad mediana no dio señales de sorpresa cuando le pregunté, con todo respeto, por qué el discurso de Margarita era tan malo.

No defendió a su jefa, tampoco justificó la parsimonia de su voz, ni el contenido descafeinado de su mensaje. Nada. Al contrario, asintió con la cabeza.

—Sí, es muy malo… es malo porque todo esto de la gira de ‘la miss’ es una farsa.

El silencio fue tan elocuente y oportuno que el hombre, uno de los principales responsables de la imagen de la aspirante a la presidencia de la República, siguió hablando sin dejar de mirar a su jefa.

—Todo está planeado. Yo diría que perfectamente planeado.

Fue entonces que los entuertos del PAN y las confrontaciones de los tres principales involucrados en la disputa por la candidatura a la presidencia, empezaron a cobrar sentido. 

1.       La competencia al interior del PAN por la candidatura no existe.

2.       El expresidente Felipe Calderón y su grupo pactaron con el gobernador de Puebla para que se convierta en el candidato a la presidencia de la República.

3.       Por tanto, las aspiraciones de Margarita Zavala no son auténticas pero el movimiento de la prensa y las encuestas sirven como pantalla y recrear un ambiente de competencia abierta y hasta agresiva entre los aspirantes.

4.       Lo anterior porque recordemos quién fue Felipe Calderón para Rafael Moreno Valle: fue Calderón quien le dio la llave para que accediera por la puerta grande en su ingreso a Acción Nacional y quien avaló su candidatura al Senado, con el apoyo de la maestra Elba Esther Gordillo. Desde allá y entonces, el juego de complicidades ha sido estratégico entre los grupos, el cual se reforzó cuando Rafael Moreno Valle ganó la gubernatura, con el apoyo, por supuesto, de Felipe Calderón.

5.       La orden del INE para que el gobernador de Puebla suspendiera su publicidad en medios por considerar que promovía su imagen personal fue más bien un garlito en última instancia que benefició la imagen de Moreno Valle: lo muestra como una víctima de una ley mordaza, a quien se le coartó la libertad de expresión.

6.       Mientras afuera las encuestas ubican a Moreno Valle en una tercera posición dentro del PAN y encumbran a Margarita, al interior del país, los morenovallistas trabajan en silencio ganando espacios en las representaciones de los Comités Estatales, Municipales y entre los consejeros políticos de ése partido. No de ahora, sino desde hace 6 años.

7.       Y eso incluye en la inclusión al padrón de la militancia. Es decir, lo que pasó en Puebla, en donde el universo panista se incrementó de 17 mil a más de 35 mil panistas, se está replicando en todos los estados, principalmente en 5 que son los más importantes para ganar una elección: Distrito Federal, Estado de México, Guadalajara, Nuevo León y, por supuesto, Puebla.

8.       Moreno Valle entendió la forma de ganar una elección interna en el PAN, al seguir los mismos pasos que en su momento hiciera Felipe Calderón cuando en septiembre del 2005 se enfrentó al exsecretario de Gobernación, Santiago Creel y al exsecretario del medio ambiente, Alberto Cárdenas.

9.       Calderón, allá y entonces arrasó con casi el 48 por ciento de los votos por una razón: entendió que es más difícil ganar adentro (del PAN) que afuera, y por tanto, el primer paso es aceitar perfectamente la estructura. Eso es lo que hizo Moreno Valle desde hace 6 años en el PAN.

10.   Pero al mismo tiempo, Moreno Valle también está trabajando con otros partidos independientemente de Acción Nacional. Tal es el caso del PRD y Nueva Alianza, a nivel nacional, para seguir trabajando lo que sería el segundo paso, una vez que ‘amarre’ la candidatura a la presidencia.

11.   Otra de las cosas que en su momento entendió Felipe Calderón y que está emulando el gobernador poblano con el mismo tino es que una candidatura se gana con dinero. Y para esto, Moreno Valle ha logrado sumar varias alianzas. 

12.   De esta forma, el PAN dejó de ser un partido regido por dogmas y familias custodias. Es decir, esto es un tema de mover estructuras, influencia y poder. Y eso cuesta.

13.   Claro que Ricardo Anaya quiere la candidatura, pero también sabe que aún no le alcanza. Se ha manejado en varios medios la versión de una supuesta ‘traición’ de Anaya contra Moreno Valle, ya que fue el gobernador poblano quien empoderó a Anaya para conquistar la presidencia nacional del PAN. No hay tal traición. Los acuerdos entre Anaya y Moreno Valle son sólidos y perduran. De tal suerte que la posición ‘crítica’ de Anaya es un simulacro.

14.   De ahí, no es descabellado que en los acuerdos también se estén planteando varios escenarios a nivel local y que Eduardo Rivera Pérez, el principal precursor de Margarita Zavala en Puebla, no sólo salga de la congeladora en la que lo tiene sometido el morenovallismo, sino que se convierta en una figura viable para integrarla en la boleta del 2018, y en una posición importante.

[email protected]

Compartir ahora

Ya no hay ‘neopanistas’ o ‘yunquistas’: el PAN se transformó para siempre: Riestra

Entrada anterior

Ford no abrirá planta en México: Donald Trump

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Deja un comentario